Pasar al contenido principal

Un peatón es condenado por la muerte de un motorista

La seguridad vial es cosa de todos

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Peatón acusado muerte motorista

Cuántas veces habremos leído y escuchado que el sentido común es el menos común de los sentidos... lo triste es que esto se puede aplicar a la seguridad vial. Ejemplos tan simples como conducir atendiendo a la circulación, olvidándonos de teléfonos móviles, navegadores y otros dispositivos que nos hacen quitar la mirada de la calzada y que pueden acabar en un accidente. Pero también somos muchos los que vemos que, el riesgo en carretera, no está solo en el vehículo sino en la actitud del entorno, un peatón negligente es tan peligroso como un conductor temerario y una situación así ha sido la que ha llevado a un juez a condenar a un peatón por la muerte de un conductor.

Así son los cinco conductores más temerarios al volante

Los hechos se remontan a 2013, en el distrito portugués de Oporto, cuando un motorista falleció tras sufrir un accidente causado por un trabajador que recogía señales de tráfico de la calzada y que cruzó por ella cuando y por donde no debía hacerlo. Y esto es lo que ha sentenciado el magistrado que ha declarado en el auto que el acusado es responsable de haber actuado si tomar ninguna medida de atención o precaución, de forma negligente e imprudente, ignorando cualquier actividad y, por lo tanto, persona que circulara por la vía.

No te pierdas: Cómo ver MotoGP online

La actitud de desatención y desprecio del acusado saliendo sin ningún tipo de precaución provocó una brusca maniobra del conductor del ciclomotor que, para esquivarlo, realizó un giro que hizo que chocara contra un muro, lo cual provocó el fallecimiento.

Ahora, en una segunda sentencia que corrobora la primera, el peatón ha sido condenado a un año de prisión y a pagar 190.000 euros de compensación a la familia de la víctima por homicidio de negligencia.

 

El alcohol y las drogas en las muertes de peatones

Volviendo a España, los peatones están en el foco de atención de la DGT, más tras hacerse público a primeros de año su informe anual con los datos de 2016 donde, respecto de la siniestralidad general, se recogía que un total de 53 peatones fallecidos habrían muerto con dosis en sangre de alcohol, drogas o sustancia psicotrópicas, en datos estadísticos es un sorprendente 32% de los peatones que perecieron en 2016, o lo que es casi lo mismo, 1 de cada tres peatones muertos estaban bajo los efectos de sustancias que afectan a las habilidades y capacidades intelectuales y motrices.

¿Andar por la calzada es una de las multas más caras? Te lo contamos

La reflexión es doble, por un lado, hay que seguir trabajando en cuanto a la seguridad vial global: tanto conductores como peatones deben asumir su responsabilidad para con los demás, no sirve de nada centrar los esfuerzos en formar, sensibilizar e, incluso, sancionar a los que están tras el volante durante campañas especiales de control de drogas, y, la segunda es que lo anterior no sirve de nada si el que cruza o invade la calzada es un peatón con una falta de empatía y cordura que pone en riesgo su vida y la de los demás.

Fuente: El País

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear