Pasar al contenido principal

Probablemente no conocías estos modelos de Audi

Audi A7 L Sedán

Escogemos los tres que más nos han llamado la atención

Audi tiene una historia curiosa: su fundador fue August Horch, quien había montado en 1899 una marca con su apellido. Al tiempo salió de ella y por motivos legales evidentes no pudo registrarla con su nombre.

Tras varias vicisitudes se sacó de la chistera el nombre de Audi, que en latín significa lo mismo que Horch en alemán: "escucha". Cosas de la vida, en 1932 Audi se unió con su exempresa Horch, así como con DKW y Wanderer para formar Auto Unión.

Supongo que ya te sabes que los cuatro aros actuales provienen de ahí: en Auto Unión cada marca estaba representada por uno, y cuando el conglomerado se convirtió en Audi en la década de los 60 (después de que Volkswagen se hiciera con la mayoría de las acciones de Auto Union y de NSU) se mantuvo como símbolo de sus coches... hasta hoy.

En fin: si has aguantado este repaso rápido a la historia de Audi que no habías pedido y probablemente tampoco necesitabas, vamos con estos Audi poco conocidos...

Audi 50 (1974)

Aunque al final acabó siendo de Volkswagen

Antes de su aparición en 1974, el Audi 50 comenzó su vida como un proyecto de NSU (que también había comprado Volkswagen), que pretendía abrirse camino en el segmento de los modelos urbanos. 

La fusión de todas las marcas del grupo en una sola hizo que el utilitario pasara a ser parte de la "nueva Audi", por lo que el modelo nació con los cuatro aros en la calandra.

Este modelo tuvo una vida comercial corta: se vendió entre 1974 y 1978, momento en el que la cúpula de Ingolstadt decidió que no era para ellos, por lo que el Audi 50 acabó sus días como Volkswagen Polo, un movimiento más que acertado si lo miras con ojos de 2021.

Audi Quartz Coupé de Pininfarina (1981)

Audi Quartz Coupé Pininfarina 1981

Este precioso coupé es la muestra, una vez más, de que el centro de diseño de Pininfarina podía existir en los años 70, pero en realidad sus diseñadores vivían en el siglo XXI.

El Audi Quartz Concept es un coupé mostrado en el Salón de Ginebra de 1981 que utilizaba la base del Audi Quattro aparecido en 1980 (acortado 300 mm) y montaba el mítico cinco cilindros de 200 CV. Salió del lápiz del diseñador Enrico Fumia bajo la supervisión de Leonardo Fioravanti.

El coche en cuestión fue un experimento con materiales avanzados: carrocería de aluminio y Kevlar, policarbonato en la luneta posterior, polipropileno en las puertas...

Tras el salón, regalaron el coche a la revista suiza Auto Revue, que cumplia 75 años. En las pruebas que le hicieron certificaron unas prestaciones similares al modelo en el que se basaba: 219 km/h y 7,1 segundos en el 0 a 100.

Para rematar este coche, un detalle curioso: fíjate en el frontal y dime de 0 a 10 cuánto te recuerda el frontal al Alfa Romeo GTV. ¿Y si te digo que Fumia fue el responsable del diseño del modelo aparecido en los 90?

Audi A7L (2021)

Audi A7 L

Venga, vamos con un coche actual para que no te vayas corriendo. Seguro que la ver la imagen del A7 sedán tienes una mezcla de sensaciones. Acostumbrados a la bonita silueta fastback, se ve extraño con un tercer volumen. Pero de algún modo funciona.

El Audi A7 berlina se fabrica en Shangái junto a SAIC Motor y solo se va a vender en China. Se trata de un sedán grande: mide nada menos que 5.076 mm de largo, lo que le sitúa a medio camino entre el Audi A7 'nuestro' (4.969 mm) y el Audi A8 (5.172 mm).

Pero quizá lo más llamativo es su gran batalla: la distancia entre ejes de este modelo es de 3.026 mm, casi la misma que el buque insignia de Ingosltadt.

En cuanto a las motorizaciones, están planeadas dos: en un primer momento se venderá únicamente el 3.0 TSI, un V6 turbo con 335 CV y 550 Nm, aunque próximamente también saldrá a la venta un 2.0 TSI de 230 CV.

Etiquetas:

coches clásicos

Y además

Buscador de coches