Pasar al contenido principal

Seat Exeo, ¿qué fue de la berlina española?

¿Qué fue del Seat Exeo, la berlina española? Entre 2008 y 2013, la firma española tuvo una berlina de segmento D, pero, ¿qué pasó después con el modelo?

Imagen de perfil de Aarón Pérez
Seat Exeo 2012

La discontinuidad de Seat con la que debería ser su berlina representativa se ha dado a lo largo de los años en numerosas ocasiones. Hasta el año 2005, el Seat Toledo ocupaba este lugar en la alineación. Ese mismo año se lanza la tercera generación del Toledo, la cual se reinventa como un monovolumen y queda huérfano el lugar de la berlina hasta 2008, cuando la marca son sede en Martorell lanzó su reemplazo generacional. Pero, ¿qué fue del Seat Exeo, la berlina española?

No te pierdas: El SUV coupé de Seat llega en 2020

Fue en el Salón de París de 2008 cuando Seat presentó el Exeo en carrocería sedán y el Exeo ST en carrocería familiar, aunque no fue hasta el año 2009 cuando oficialmente se puso a la venta. Se trata de una berlina de segmento D basada en los Audi A4 B6 y B7 que fue sometido a un completo restyling en el año 2011 y finalmente acababa poniendo el punto final a su producción en el año 2013.

Seat Exeo, de éxito comercial a falta de interés

El Seat Exeo inicia su andadura comercial en el año 2009 con un total de 22.981 unidades matriculadas en todo el mundo, mientras que un año más tarde, en 2010, se alcanzaría el punto más álgido en las ventas con un año récord de 23.108 unidades. Sin embargo, los tres años posteriores, pese a que fue sometido a un restyling y todo, presentó un total declive que acabó con tan solo 6.500 unidades matriculadas en el año 2013 y el cese absoluto de su producción.

Conocido inicialmente como Proyecto Limousine, el Exeo finalmente fue un sedán con 4.665 mm de longitud (4.665 mm el familiar), 1.770 mm de anchura y 1.430 mm de altura (1.455 mm el familiar), así como una distancia entre ejes que compartía con el A4 de 2.640 mm. Cuando fue oficialmente revelada su denominación, Exeo, que deriva de la palabra latina ‘exire’, cuyo significado es evadirse, salir o ir más allá, fue el primer modelo Seat en mucho tiempo que no cumplía con un topónimo.

La gama de motores del Seat Exeo estaba compuesta por seis motores de gasolina, un 1.6 de 102 CV, un 1.8 turbo de 150 CV, un 1.8 TSI de 120 y 160 CV, y un 2.0 TFSI de 200 CV que más tarde fue actualizado a 210 CV. En cuanto a los diésel, el 2.0 TDI fue el protagonista, con potencias de 120, 143 y 170 CV. Cambios manuales de seis relaciones y automáticas de siete canalizaban la potencia al tren delantero en exclusiva, mientras que los precios partían de los 21.840 euros en el sedán y de 23.215 euros en el familiar.

¿Qué pasó con el Seat Exeo?

¿Qué pasó entonces con el Seat Exeo? ¿Por qué después de cinco años de producción no tuvo un reemplazo o segunda generación? Una serie de cuestiones socioeconómicas fueron las responsables del declive y total extinción de la berlina española. En primer lugar, el Exeo fue lanzado en los años en los que la recesión económica más fuerte azotó a los mercados, lo que contribuyó a un declive generalizado en las ventas de cualquier modelo.

Sin embargo, el añadido para que el Exeo no pudiera sobrevivir finalmente fue el hecho de que el mercado estaba experimentando un cambio de rumbo provocado por los SUV. El Nissan Qashqai, considerado el precursor de este cambio de rumbo, llegó un año antes que el Exeo, en 2007, y en 2010 ya disfrutaba de un gran ritmo de ventas, lo que propició que otros muchos fabricantes se animaran a lanzar sus propios todocamino.

Si bien es cierto que hasta el año 2016 el primer SUV de la firma española no vio la luz, el Seat Ateca, los esfuerzos del fabricante se centraron en preparar su propia ofensiva de modelos crossover para un ferviente mercado que ya cuenta también con la presencia del Seat Arona y que, a lo largo de este año, también lo hará con el Seat Tarraco de siete plazas. 

Ahora han pasado cinco años sin berlina de Seat y parece que las nuevas tendencias harán que no tengamos un modelo similar en algún tiempo. Por suerte, el Seat Toledo fue relanzado en el año 2012 como una berlina debido al éxito poco remarcable de la tercera generación reinventada en monovolumen. Para muchos compradores, el Toledo es la berlina de Seat, aunque no compite en el mismo segmento que lo hizo el Exeo.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear