Pasar al contenido principal

Los talleres tienen los días contados con los coches eléctricos

Adaptarse... ¿o morir?

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Taller

Malas noticias para el sector de los talleres ya que podrían tener los días contados con la llegada de los coches eléctricos. Por tanto, parece que las nuevas formas de movilidad afectarán a todos, de una manera u otra.

Se estima, según datos de la consultora MSI presentados en el Observatorio de Posventa Oficial de Faconauto, que la facturación de reparaciones mecánicas y de mantenimiento podría caer hasta un 70% con este tipo de vehículos.

No te pierdas: ¿Por qué no debes temer a los coches eléctricos?

Precisamente, esta misma semana conocíamos un caso que anticipaba que esto podría ser una realidad en cierta forma, pues un problema en el Tesla Model 3, que no frena, será solucionado a través de un software informático y sin necesidad de pasar por taller. Algo que era impensable hace no tantos años...

Así se ajusta el precio de la gasolina

Los coches sin conductor también afectarán a los talleres, y en el mismo porcentaje que los eléctricos, ya que se espera que choquen menos y, por tanto, haya menos reparaciones en chapa y pintura. Mira el lado bueno, igual no tienes que afrontar las nueve averías de pesadilla para tu coche.

 

 

Ahora bien, en este caso, la ganancia por reparaciones mecánicas aumentará un 40%. Estos datos hacen referencia a 2030, cuando se estima que un 35% de las entregas sean coches eléctricos, que podría quedarse en un 15% por el retraso en la mejora de las baterías. 

Por entonces, se estima (tirando al alza) que un 20% sean coches autónomos, aunque siendo conservadores esa cifra podría quedar en un 10%. Por tanto, en cifras generales y en el peor de los casos, la facturación de los talleres podría ser un 1,2% inferior.

 

Y además