Pasar al contenido principal

Lilium Jet: ¿así volaremos todos en el futuro?

La verdad es que el concepto mola infinito.

El coche volador es un sueño y no son pocos los casos que hemos conocido hasta ahora: el coche volador de Airbus llegará este mismo año. Ahora bien, hay otras propuestas muy interesantes. Esta se llama Lilium Jet y se trata del avión personal del futuro según una pequeña empresa alemana. Podrá despegar y aterrizar en vertical, no contaminará ni un gramo y tendrá un rango realmente interesante. ¿Debería ser así el transporte del futuro?

Te interesa: Impulse II, el avión solar que quiere dar la vuelta al mundo

Estoy seguro que muchos de vosotros habéis imaginado alguna vez un futuro parecido a las imágenes que puedes ver en la saga Star Wars. Vehículos voladores urbanos, pequeñas naves espaciales capaces de transportar a la gente rápidamente y con mucha eficacia. El Lilium Jet es el concepto que más se parece a esto y la verdad es que el aparato en cuestión promete: en el vídeo de arriba puedes ver las primeras pruebas dinámicas de este prototipo espectacular.

Sin duda, una de las características más chulas de este avión personal es el despegue vertical, al más puro estilo del Harrier que utiliza la Armada Española. El conjunto motriz utiliza 36 motores eléctricos colocados sobre el ala y en un apoyo en la parte frontal y que se encargan de mover al avión. Estos motores eléctricos están ubicados en flaps móviles que permiten girar el flujo de aire y hacer que el avión se mueva hacia delante.

 

 

El Lilium Jet está pensado para alcanzar una velocidad máxima de 300 km/h, mientras que la autonomía de las baterías encargadas de dar vida a los motores son capaces de aguantar unos 300 km: sin duda, con este avión no podrás hacer rutas continentales. Sin duda, la autonomía es el flanco más débil de este proyecto, aunque la marca ya ha afirmado que el avión no se caerá al suelo cuando se quede sin batería: en ese momento entrará en acción unas cédulas de energía que proporcionarán la potencia suficiente para poder aterrizar con total seguridad.

El objetivo de Lilium Jet es fabricar ejemplares de cinco plazas pensados para ser utilizados en entornos urbanos. Una especie de alternativa moderna y ‘cool’ a los helicópteros más lujosos y tradicionales. Veremos si la cosa funciona o si es todavía demasiado pronto para que nuestras ciudades se conviertan en La Ciudad de las Nubes de Star Wars. 

Lecturas recomendadas