Pasar al contenido principal

Toyota Auris Hybrid o Seat Léon TGI. ¿Cuál comprar?

Dos combustibles para entender el ahorro y el respeto por el medio ambiente.

compactos hibrido enchufe electrico gas natural

¿Pensando en aprovechar la tecnología actual para ahorrar en su próximo coche nuevo? Y no me refiero a ahorrar a la hora de comprarlo, sino a la hora de aprovechar el ahorro de combustible. La electricidad parece protagonista, con algunos coches híbridos y coches eléctricos que prometen ser realmente eficaces para según qué necesidades: el Nissan Leaf o el Renault Zoe pueden ser los mejores coches para ciudad. Ahora bien, ¿la electricidad es la única opción? No: el Seat León TGI apuesta por el Gas Natural Comprimido, conocido como GNC, que puede constituirse como una alternativa de ahorro de combustible muy interesante e injustamente desconocida. ¿Es mejor un híbrido o el gas natural comprimido? ¿Es mejor un Toyota Auris Hybrid o un Seat León TGI?

 

Toyota Auris Hybrid o Seat León TGI: diseño

Estéticamente no pueden ser coches más diferentes: el Toyota Auris es el típico compacto japonés con aristas y cruces de líneas imposibles. La trasera es bastante extraña y en general, su aspecto es moderno y bastante sofisticado. El Seat León es mucho más conservador y con un toque más deportivo y dinámico, más latino. No obstante, lo malo es que la versión TGI no se puede elegir con los acabados más altos de gama, como por ejemplo el FR. Si buscas un coche más conservador, el Seat es tu opción, si buscas algo nuevo, el Toyota es más interesante.

 

Toyota Auris 2018

 

Toyota Auris Hybrid o Seat León TGI: interior

Lo mismo que te decía antes: el Toyota luce un interior sobrio y típico de Japón, con una gran pantalla y unos acabados donde predominan los plásticos duros y una calidad general bastante decente. El Seat León TGI luce unos acabados más cuidados, con plásticos más blandos, aunque está por ver qué tal soportarán el paso del tiempo. Su gran pantalla de ocho pulgadas proviene directamente del Grupo Volkswagen y luce unos buenos gráficos y resulta muy intuitivo y eficaz a la hora de utilizarla. En cuanto a habitabilidad, pocos cambios: el Seat León gana por poco, al contar con una batalla algo más larga y una carrocería más tradicional, se consigue un mayor desahogo especialmente en las plazas traseras.

¿Conoces los detalles del nuevo Golf que llegará en 2019?

En ambos casos el maletero pierde capacidad respecto a sus hermanos de gama con propulsores convencionales, especialmente en el caso del León: sus depósitos de gas dejan el maletero con apenas 275 litros de capacidad. El japonés ofrece 360 litros. En cualquier caso, si quieres mucho maletero, siempre puedes optar por la versión familiar del León, que en el caso de esta versión con gas ofrece 482 litros ampliables hasta 1.365 litros con la segunda fila de asientos abatidos.

 

Toyota Auris Hybrid o Seat León TGI: comportamiento

Aquí hay cambios importantes y buena parte del placer de conducción viene derivado de las transmisiones elegidas por cada modelo. El Toyota Auris Hybrid cuenta con una transmisión de variador continuo CVT, mientras que el Seat León TGI puede montar un cambio manual de seis velocidades o un cambio automático de doble embrague DSG, también de seis marchas. Esto hace que el comportamiento del Auris esté orientado claramente hacia la tranquilidad y el sosiego. Es un coche que busca la comodidad y la eficiencia de combustible: no es un coche brillante en curvas ni quiere serlo. En cambio, tras la prueba del Seat León tengo claro que es uno de los mejores compactos a nivel dinámico, con un gran paso por curva, dos transmisiones clásicas que sacan todo el jugo de la mecánica y una puesta a punto claramente más prestacional: pese a contar con 26 CV más, el Toyota no es capaz de ser más rápido que el Seat. Además, el comportamiento del modelo español no varía dependiendo del carburante utilizado, funciona exactamente igual con gasolina que con gas.

 

 

Toyota Auris Hybrid o Seat León TGI: motor

Aquí las diferencias empiezan a ser monumentales: el Toyota apuesta por la electricidad mientras que el Seat apuesta por el Gas Natural Comprimido. Ambos modelos tienen como objeto mejorar la eficiencia y reducir el impacto ambiental, consiguiendo en ambos casos las pegatinas ‘ECO’ para poder circular por el centro de las grandes ciudades en caso de periodos de alta contaminación. El Toyota monta un pequeño motor de gasolina de cuatro cilindros y 1,8 litros con 99 CV que se asocia a un motor eléctrico de 82 CV y 207 Nm de par. En conjunto, ofrecen 136 CV y un consumo medio homologado de 3,5 litros.

El Seat León TGI apuesta por un motor de cuatro cilindros de 1.4 litros con una potencia final de 110 CV y 200 Nm de par. Este motor cuenta con la particularidad de que puede funcionar con dos tipos de combustible: la gasolina y el gas natural Comprimido, también conocido como GNC. El coche siempre utiliza el gas cuando está disponible, recurriendo a la gasolina únicamente cuando el depósito de gas está vacío. ¿Que ventajas tiene esto? El consumo medio de gas es de unos 4,4 kg de gas por cada 100 km, mientras que el depósito suma 15 kg de capacidad: podrás circular algo más de 300 km con una sola carga de gas. La principal ventaja de esta tecnología es que el precio del gas es notablemente inferior a la de la gasolina, con un precio que va de los 60 céntimos hasta los 90 céntimos, según el establecimiento. El coste por kilómetro con gas puede ser prácticamente la mitad que utilizando la gasolina como combustible. 

 

Seat León TGI gas
Seat León TGI gas

 

Toyota Auris Hybrid o Seat León TGI: ventajas de cada opción

Te interesa: todos los detalles del nuevo Toyota Auris

Aquí normalmente hablamos del equipamiento, pero como te puedes imaginar, en estos modelos el equipamiento es bastante parecido, por lo que prefiero hablarte de las ventajas de cada opción, entrando a analizarlo más en profundidad: ¿cuál es más eficiente? ¿híbrido o gas natural comprimido? Imagina que hacemos un viaje de 200 km mezclando vías urbanas y vías rápidas. El Toyota Auris Hybrid anuncia un consumo medio de 3,4 litros, pero hay que contar que a alta velocidad el motor eléctrico apoya poco, por lo que es fácil esperar que el consumo medio ronde los cinco litros a los 100 km. El Seat León TGI tiene un consumo medio real de unos cuatro kg por cada 100 km, menor en vías rápidas y algo superior en ciudad. Incluso aunque fuera de cinco kg por cada 100 km, el menor precio del gas, en algunos casos a mitad de precio respecto a la gasolina, hace que el Seat León TGI pueda ser una opción mucho más económica que la de un coche híbrido incapaz de funcionar en modo 100% eléctrico, como es el caso del Toyota.

 

Toyota Auris Hybrid o Seat León TGI: precio

Parece claro que el Seat León TGI es más eficiente a la hora de calcular el coste de cada kilómetro circulado, siempre que nuestro depósito cuente con el suficiente gas natural comprimido. Ahora bien, ¿cuál es el más barato? Pues sí, aquí el León TGI también gana: su precio base es de 18.460 euros, con el equipamiento básico y sin descuentos extras aplicados en el concesionario. Por su parte, el Toyota Auris Hybrid parte en los 23.920 euros, aunque este mes está vigente una promoción que deja su precio final en los 19.650 euros, ahora bien, mejor equipado que el León. En cualquier caso, parece que el Seat puede ser una opción ligeramente más eficiente a nivel económico que el Toyota: otra cosa sería si hablamos de un híbrido enchufable con una cierta autonomía 100% eléctrica, como el caso del Volkswagen Golf GTE.

Toda la gama y precios del Seat León

Lecturas recomendadas