Pasar al contenido principal

Volvo S90 o Audi A7 2018: ¿cuál es mejor alternativa al lujo tradicional?

Dos ‘Plan B’ muy apetecibles en uno de los segmentos más clásicos.

La personalidad es algo difícil de encontrar en la compra de un coche, especialmente en un país sin cultura de coches como es España. ¿Buscas un coche de lujo? Te vas a las clásicas berlinas alemanas, bien a coches como el Mercedes Clase E o bien, si buscas más lujo, a una categoría superior, dominada por los Mercedes Clase S, Audi A8 o BMW Serie 7. Sota, caballo y Rey. Pero hay mundo más allá, un mundo fantástico alternativo con opciones tan serias e interesantes como el Volvo S90 o el Audi A7 2018. Dos ‘Plan B’ que más a menudo deberían convertirse en una primera opción hablando de berlinas de representación.

Ahora bien, Volvo S90 o Audi A7 2018, ¿cuál es mejor? Pues como bien sabrás son dos modelos que lo único que comparten, de una manera objetiva y sin dar un centímetro de margen a la duda, es el tamaño: los dos miden 4,96 metros de largo. Clavados. Pero más allá de eso, las diferencias son enormes: quizás lo que más les una sea esa consideración de ser alternativas a los coches tradicionales, aunque para conseguir ser diferente utilizan vías bien diferentes.

 

Vídeo: Audi A7 2018, todos los detalles en movimiento

 

El Volvo S90 es una gran berlina de representación, no hay duda de ello: es un rival de peso para coches como el BMW Serie 5 o el propio Audi A6. Sin duda los alemanes saben hacer su trabajo, pero en Suecia han sabido crear una nueva generación de Volvo que resulta tremendamente atractiva. Su diseño hereda muchos rasgos del Volvo XC90, el primero de esta nueva familia, mientras que pequeños guiños a su pasado, como los enormes pilotos traseros, le dan un aire nostálgico que hará babear a cualquier aficionado a la marca sueca. 

El Volvo S90 apuesta por la elegancia y la sofisticación del diseño sueco. Sin alardes, discreto y con una planta muy noble y seria. Tiene toques modernos como los faros LED, pero lo que me gusta principalmente es justamente esa pureza de líneas y esa elegancia clásica de un tres volúmenes de casi cinco metros de largo. El Audi A7 Sportback 2018 es otra historia completamente diferente: sí, mide lo mismo, pero ahí terminan las similitudes. En este caso estamos hablando de un gran sedán metido en el espíritu de un coupé, con una caída trasera muy marcada y unas líneas marcadamente deportivas y mucho más contundentes que las del Volvo.

 

 

La nueva generación del Audi A7 destaca por un aspecto tremendamente moderno y sofisticado, con luces OLED capaces de imitar al mismísimo Coche Fantástico, y numerosos detalles que lo hacen único (aquí tienes la prueba Audi A7 Sportback 2018). Los grandes pasos de rueda, las llantas de más de 20 pulgadas y todo el conjunto tiene una fuerza mucho más poderosa que la del Volvo: es más deportivo, más dinámico y deja claras sus intenciones desde el minuto uno. El Volvo a su lado es como el clásico tipo aburrido con traje de pana, pero fiel a sus principios y conocedor de su potencial. Sensato y calmado. El Audi es un jugador de futbol con pantalones rotos y gorra sobre los hombros.

En el interior las diferencias se mantienen, aunque quizás no tanto como en el exterior. Ambos son interiores muy tecnológicos, con un protagonismo claro para las pantallas y la tecnología. El diseño del Volvo es limpio y refinado, apostando por la calidad, el minimalismo y un confort extraordinario apoyado por unos asientos que son de lo mejor que puedes encontrar en el mercado. El Audi, en cambio, tiene líneas más contundentes y detalles estéticos más trabajados. La calidad es brutal, marca de la casa, y elementos como el Audi Virtual Cockpit dan un toque tecnológico funcional que realmente convence.

 

Volvo S90 o Audi A7: ¿quién tiene los mejores motores?

 

El Audi A7 es un recién llegado y en su primera fase de comercialización parece que solamente estará disponible con un motor de gasolina de seis cilindros y 340 CV, asociado a la tracción integral cuatro y al cambio automático de doble embrague S-Tronic. El Volvo S90, en cambio, ofrece a sus comprados una gama mucho más amplia e interesante: desde pequeños motores diésel de 150 CV (muy cortos de potencia para su tamaño y peso) hasta opciones únicas como el Volvo S90 T8 Twin Engine, con un sistema híbrido que en conjunto produce 408 CV y le permite una autonomía eléctrica de unos 40 km. 

No obstante, la opción más similar será la del Volvo S90 T6 con un motor de cuatro cilindros y 320 CV de potencia, tracción integral y cambio automático. El Audi todavía no ha pasado por nuestras manos y no te puedo dar cifras de prestaciones, pero es de esperar que no estén demasiado lejos. Lo que sí parece claro es que en cuanto a comportamiento dinámico, uno y otro modelo también están bastante en las antípodas del segmento de representación: el Volvo apuesta claramente con el refinamiento y el confort, busca generar una experiencia de transporte muy sofisticada y para ello se apoya en una suspensión más orientada a la comodidad y unos asientos que son referentes.

El Audi en cambio tiene una voluntad más dinámica y deportiva: no hay que olvidar que en su gama ya tenemos coches como el Audi A6 o el Audi A8 2017 que verdaderamente suponen opciones más enfocadas al confort. El Audi A7 es un coche pensado para disfrutar al volante, preciso, eficaz y que con esos 340 CV puede llegar a ser tremendamente divertido en zona de curvas. Un auténtico deportivo con cuatro puertas para hacer de tus viajes una experiencia más intensa.

 

Volvo S90 o Audi A7: ¿cuál es mejor?

Creo firmemente que ambos son una alternativa fantástica al segmento del lujo, aunque con maneras muy diferentes de ofrecer esa personalidad propia. El Volvo S90 es una berlina que debería ser una referencia y una opción segura si estás buscando confort, lujo, imagen y modernidad. Es una alternativa muy real a los alemanes y no solo eso, en algunos casos puede adelantarles por la derecha. El Audi A7, en cambio, es una alternativa más deportiva y pasional, en busca de una imagen más poderosa y un comportamiento dinámico más preciso y eficaz. Poco tienen en común uno y otro y creo que los dos son grandes alternativas. Si quieres confort, el Volvo es tu coche, pero si buscas imagen y cualidades dinámicas, el Audi A7 2018 creo que va a marcar la diferencia entre este tipo de vehículos.

 

Lecturas recomendadas