Pasar al contenido principal

10 curvas míticas de la Fórmula 1 actual: Parte I

Territorio reservado para los valientes y virtuosos de la velocidad

Imagen de perfil de Javier Prieto
Best F1 corners

A lo largo de dos capítulos repasaremos las 10 curvas más míticas de la F1, giros que por su dificultad y espectacularidad forman parte de la leyenda de la especialidad. Prepárate para disfrutar con esos sectores donde solo los mejores pilotos mantienen el pie a tope en el acelerador. Aquí están cinco de los territorios donde los dioses de la Velocidad tienen su Olimpo.  

 

Monza: La Parabolica

Sin duda alguna La Parabolica, situada en el Autodromo Nazionale di Monza, es una de las curvas más míticas de la F1. A esta sección, que dibuja un radio creciente -se va abriendo progresivamente-, se entra por el interior frenando y se sale acelerando por el exterior hasta alcanzar los 285 km/h, aproximadamente. ¡Qué locura! Los monoplazas deben dibujar una trazada perfecta y milimétrica antes de ser arrojados a la recta de meta. De lo contrario, los bólidos estarán comprando un billete para la tragedia. Así sucedió en el GP de Italia 1970 con la muerte de Jochen Rindt, el único campeón póstumo de la F1. La Parabolica no perdona ningún error y ha sido escenario de innumerables salidas de pista.

 

 

Ímola: Tamburello

La curva de Tamburello, que significa pandereta en piamontés, se hizo tristemente famosa por la muerte de Ayrton Senna en 1994. Por desgracia, su complejidad y alta velocidad, ya habían provocado con anterioridad otros accidentes muy graves. Así, en 1989 Gerhard Berger se salió en ese punto y chocó violentamente contra el muro. Las imágenes de su Ferrari en llamas tras el impacto permanecen en la retina de los aficionados.

 

 

Por fortuna, el austriaco resultó ileso. Precisamente, tras ese golpe, Senna y Berger visitaron la zona conscientes del peligro. Querían modificar el trazado, alejando el fatídico muro. Sin embargo, se dieron cuenta que sería imposible por un río que discurría por la zona. También Nelson Piquet  en 1987 y Ricardo Patrese en 1992 sufrieron la maldición de Tamburello. En la actualidad, un banco de arena trata de evitar que los coches terminen contra la protección de cemento.

  

 

Montreal: Muro de los Campeones

El viraje derecha-izquierda número 13 del Circuito Gilles Villeneuve (Montreal), una enlazada que hace retorcerse a los monoplazas, desemboca en el famoso Muro de los Campeones. La chicane de derecha a izquierda que 'escupe' a los bólidos contra dicha protección se hizo famosa en el GP de Canadá 1999. En aquella cita tres Campeones del Mundo, Damon Hill (1996), Michael Schumacher (1994, 1995, 2000, 2001, 2002, 2003 y 2004) y Jaques Villeneuve (1997) se chocaron contra él. El último de ellos en dejar su firma fue Sebastian Vettel en 2011.

 

 

Interlagos: Las 'S' de Senna

Por tradición y su ubicación en Interlagos (Brasil), las 'S' de Senna forman parte de las curvas más míticas de la F1. Presentes en el trazado carioca desde su regreso al Mundial en 1990, discurren por una pendiente descendiente. Dicha enlazada, primero a izquierdas y después a derechas, pone a prueba el talento de los corredores. Considerado el mejor punto de adelantamientos del Circuito José Pace, ha sido escenario de increíbles maniobras. ¿Quién no se acuerda de la firmada por Juan Pablo Montoya a Michael Schumacher en el GP de Brasil 2001? 

 

 

Silverstone: Maggotts-Becketts-Chapel

Si hablamos de giros sinuosos y únicos en forma de S, posiblemente la palma se la llevan las Maggotts-Becketts-Chapel en el asfalto de Silverstone (Gran Bretaña). Este tramo, con un violento giro izquierda-derecha-izquierda de altísima velocidad, requiere una gran carga aerodinámica de las máquinas y talento de sus pilotos.

 

 

Fíjate en el estrechamiento progresivo que se produce en ese serpenteante sector antes de llegar a la recta del Hangar. Los cambios de dirección que allí se producen son de los más rápidos del Mundial y todo un espectáculo. Su exigencia técnica la convierte en una de las curvas más míticas de la F1 y preferidas de los pilotos de la especialidad. 

Si te ha molado esta primera entrega de las 10 curvas más míticas de la F1, muuuy pronto tendrás la segunda. Mientras llega, echa un ojo a la galería que te hemos preparado debajo de estas líneas.

 

 

Lecturas recomendadas