Pasar al contenido principal

24 curiosidades de Toyota en las 24 horas de Le Mans

24 horas, 24 datos. Es lógico.

Imagen de perfil de Noemí Alonso

La historia de Toyota en las 24 horas de Le Mans está plagada de anécdotas, curiosidades, gestas. En esta carrera mítica, todo puede pasar. Te recomiendo, de hecho, que algún año te presentes allí con una tienda de campaña (también vale un coche grande para ¿dormir?), unos amigos y toda tu sabiduría de petrolhead sobre la prueba más alucinante que vas a ver nunca en un circuito. Si no, jamás podrás llamarte fan de los deportes de motor. Estás avisado.

No te pierdas ni una vuelta: éstos son los horarios de las 24 horas de Le Mans. Y en este link sabrás dónde ver las 24 horas de Le Mans 2017. De nada

Para que vayas abriendo boca, te hemos preparado un especial con todo lo que debes saber sobre las 24 horas de Le Mans (y ojo a los enlaces junto a estas líneas). No nos olvidamos de lo que han hecho marcas como Porsche en esta carrera. Pero ahora toca ocuparnos de Toyota. Y lo que nos cuentan es…

1. La idea de una prueba de resistencia fue de Georges Durand, fundador del club que la organizaría. En 1922, solicitó a Charles Faroux y Emile Coquile que diseñaran el evento y propusieron una carrera de 8 horas, 4 de ellas, de noche. Fue Jean-Marie Lelievre, integrante del club, quien hizo una pregunta muy petrolhead… “¿Por qué no 24?”. Un aplauso para este señor.

2. La primera vez que estuvo Toyota en las 24 horas de Le Mans corría el año 1985. Desde entonces, ha participado en 18 ediciones, con 44 coches en distintas categorías. Ha sido segunda cinco veces.

9 hitos de las 24 Horas de Le Mans que (casi) seguro te molarán.

3. Las 24 horas de Le Mans se celebraron por primera vez en 1923. En esa época, la fórmula Grand Prix ya era popular, pero esta prueba se creó como una alternativa en la que la victoria no dependiera sólo de la velocidad, sino también de la fiabilidad de los coches y del aguante de los pilotos.

4. El 85C-L fue el primer Toyota en Le Mans; tenía un motor de cuatro cilindros turbo de 2,1 litros. Se alinearon dos vehículos, de los equipos Tom Motorsport y Dome Motorsport. El primero, con Nakajima/Sekiya/Hoshino, terminó en la 12ª plaza. El segundo fue el coche más rápido de la carrera, con el mejor tiempo en los entrenamientos y una velocidad punta de 301 km/h.

5. La vuelta más rápida en la primera edición del evento se realizó a 107,3 km/h (John Huff y Frank Clement, cuartos clasificados). Un año más tarde, se llevaron la victoria.

6. Toyota estuvo presente por primera vez en una temporada completa del Campeonato del Mundo de Resistencia en 1989. En Le Mans alineó tres 89C-V, con propulsores V8 (hasta entonces, habían sido de cuatro cilindros en línea) biturbo de 3,2 litros.

7. ¿Sabes lo que es ‘la triple corona’? Significa ganar las 24 horas de Le Mans, el GP de Mónaco y las 500 millas de Indianápolis; sólo lo ha conseguido Graham Hill. Anthony J. Foyt ha sido el único que ha vencido en dos de estos eventos el mismo año (las 24 horas y las 500 millas de 1967), mientras que Juan Pablo Montoya es el único piloto en activo con primeros puestos en dos de las tres pruebas.

8. La distancia que recorrió Porsche, ganadora en 2016, fue más del doble de la realizada en 1923. Ese año, André Lagache y Rene Leonard completaron 2.209 km en las 24 horas de carrera. En 2016, el Toyota TS050 Hybrid de Sarrazin/Conway/Cobayashi rodó durante 5.193 kilómetros… ¡y se quedaron a tres vueltas de los vencedores!

9. Hasta 1990, parte del trazado lo formaba una especie de recta que inicialmente pertenecía a la carretera nacional N138, entre Mulsanne y Arnage; incluía una amplia curva conocida como Indianápolis. Pero ese año se instalaron dos chicanes para limitar la velocidad máxima en ese punto.

10. En 1989, antes de las mencionadas chicanes, el Toyota 89C-V de Lees/Dumfries/Watson alcanzó un ritmo máximo de 367 km/h. No han vuelto a marcarse puntas tan altas.

11. En las 24 horas de Le Mans de 1950, Eddie Hall tenía un piloto de reserva, Tom Clarke, pero su intención era correr sin tener que pedirle ayuda. Dio 236 vueltas (más de 3.200 km), cruzó la meta en la octava plaza y, hasta la fecha, es el único participante que ha conducido durante toda la carrera. Aunque Clarke también aparece en la clasificación…

12. La primera vez que Toyota subió al podio en Le Mans fue en 1992. Había dos coches distintos para cinco equipos: tres 92C-V y dos recién estrenados TS010. Uno de estos últimos, el de Sekiya/Raphanel/Acheson, terminó en segunda posición.

Los pilotos de F1 que han ganado las 24 Horas de Le Mans.

13. Dos años más tarde entró en vigor el reglamento para LMP1; los Toyota 94C-V ganaron en esta nueva categoría (hicieron doblete, de hecho) y terminaron en la segunda y cuarta posición absoluta.

14. Tom Kristensen, ‘Mr. Le Mans’, es el piloto con más victorias en este evento mítico: nada menos que nueve. La primera llegó en 1997, año de su debut en la prueba, donde acudió para reemplazar al lesionado Davy Jones.

15. Para la categoría GT1, Toyota desarrolló en 1988 el GT-One. Con el fin de homologarlo, debía existir una versión de calle con un precio de un millón de dólares, según el reglamento. Esa norma desapareció finalmente, pero la marca nipona fabricó dos unidades de producción. Una de ellas se empleó en un crash-test.

¿Por qué la carrera de Le Mans dura 24 horas seguidas?

16. El circuito de las 24 horas de Le Mans ha cambiado en 13 ocasiones, por lo que existen 13 récords de distancia y velocidad. El más largo se utilizó hasta 1928, con 17,262 km. Desde 2007, la longitud es de 13,629 km.

17. El GT-One (con nombre interno TS020) participó dentro de la nueva categoría LMGTP en 1999; obtuvo la victoria de clase y la segunda plaza absoluta.

18. Tradicionalmente, los pilotos corrían hacia sus coches en la salida de la carrera (exacto, la famosa ‘salida lanzada’), pero era peligroso, ya que arrancaban sin colocarse correctamente el arnés. Como protesta, Jacky Ickx, en 1969, fue andando hacia su vehículo, en vez de trotar como loco. Ganó la prueba y, al año siguiente, el inicio fue como lo conocemos hoy en día.

19. Toyota regresó a Le Mans en 2012 y lo hizo a lo grande, con el TS030 Hybrid, encuadrado entre los LMP1. Se convirtió en el primer automóvil híbrido de gasolina que participaba en el Campeonato del Mundo de Resistencia.

20. Dan Gurney y A.J. Foyt ganaron la edición de 1967. Cuando el champán le fue entregado a Gurney, regó con él a Jo Siffert (vencedor de clase), a fotógrafos, pilotos y a los jefes de equipo presentes. Siffert imitó a su colega y así crearon una tradición que perdura hoy en día. Gurney conserva esa botella.

21. El sistema híbrido del TS030 podía generar temporalmente una potencia de hasta 300 CV gracias a la energía cinética recuperada en las frenadas. Así, era capaz de rebajar el tiempo por vuelta dos segundos respecto a las simulaciones que se hicieron sin la combinación de motores térmico y eléctrico.

22. Jean Rondeau es el único piloto que ha triunfado en este evento (1980) con un coche que lleva su nombre (Rondeau M379B). También es único ganador de Le Mans que ha nacido en esa localidad gala.

23. Los dos TS030 híbridos abandonaron en su debut en esta carrera, en 2012. Pero después, Wurz/Lapierre quedaron segundos en Silverstone y primeros en Sao Paulo, Fuji y Shanghái.

24. Toyota logró un segundo puesto en 2013 y un tercero en 2014 con su coche híbrido. Ese mismo año, obtuvo la victoria en el Mundial de Resistencia.

Lecturas recomendadas