Pasar al contenido principal

Trabajadores de Fiat: ¡declaran la guerra al fichaje de Cristiano Ronaldo!

Una operación compleja que podría afectar a las finanzas del Grupo FCA.

Actualizado
Los coches de los mejores futbolistas del mundo - Cristiano Ronaldo - Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse

Los trabajadores de Fiat han estallado ante el fichaje de Cristiano Ronaldo por parte de la Juve: es allí, en la casa de Fiat, donde la familia Agnelli maneja todavía los hilos de una de las corporaciones más importantes del país. Una familia que controla la marca y que controla la Juventus, mediante la sociedad de inversión Exor, de la que posee el 53% de las acciones. Coches y fútbol, dos de las grandes pasiones de Italia, caminan de la mano en Turín. Así es como el fichaje de Cristiano Ronaldo puede complicar la vida al Grupo FCA y a los Agnelli: ¡los trabajadores de Fiat dicen basta!

No te lo pierdas: los coches de Cristiano Ronaldo

La Juventus de Turín pertenece, en un 63,77%, al Grupo Exor. El papel de esta familia en el club turinés es importantísima: el presidente es Andrea Agnelli, cuarto presidente de la familia a lo largo de la historia. A su vez, Exor mantiene el 29,18% del Grupo FCA y tiene un papel todavía fundamental en la empresa: el presidente es John Elkann, nieto del gran Gianni Agnelli. Cuando la Juve tuvo a tiro a Cristiano Ronaldo, lo primero que hicieron los Agnelli fue echar un vistazo a las cuentas de Fiat para ver si había alguna manera de apoyar el brutal desembolso de dinero.

 

 

Trabajadores de Fiat estallan: ¡a la huelga!

Fiat, pues, será fundamental para financiar el fichaje de Cristiano Ronaldo por parte de la Juventus. Los Agnelli tirarán de los fondos del grupo para financiar parte del fichaje y de la nómina de la, hasta ahora, estrella blanca: Cristiano cobrará 30 millones de euros al año. Ahora bien, este saqueo de las arcas del Grupo FCA por parte de la familia Agnelli para pagar 30 millones de euros al año a un jugador de futbol no ha sentado nada bien a los trabajadores de Fiat.

En el Grupo FCA y, especialmente entre los trabajadores italianos del grupo, hay un gran malestar con esta decisión: tanto es así, que en la fábrica de Fiat en Melfi ya se prepara una huelga para los próximos 15, 16 y 17 de julio. Al parecer, debido a la crisis del Grupo FCA en el viejo continente, el salario de los trabajadores lleva 10 años sin cambios, perdiendo un 10,7% del poder adquisitivo por el aumento de la inflación. El fichaje de CR7 podría suponer un aumento de 200 euros al mes a todos los empleados, una petición que para los trabajadores de Fiat es mucho más justa que el brutal desembolso de dinero que realizarán por el crack luso.

 

 

En Italia no se habla de otra cosa y sin duda, Cristiano Ronaldo, llegará a Italia sin ser bien visto por una gran parte de la población del país y la mayoría de los trabajadores de Fiat, pese a que probablemente muchos de ellos apoyen al equipo 'bianconero'. Los partidos de izquierdas en el Parlamento Italiano ya han alzado la voz y aseguran que el mundo del fútbol se ha vuelto loco y que el fichaje de Cristiano Ronaldo por la Juve es un contrato amoral y éticamente cuestionable. Parece claro que no es muy elegante que, mientras los trabajadores de la empresa sufren recortes, la misma empresa financie la compra de un futbolista que puede llegar a costar 400 millones. Es cierto que el rendimiento económico, así como el beneficio que puede sacar Jeep del fichaje de Cristiano Ronaldo, pueden justificar esa inversión. Eso sí, como no rinda al nivel esperado, ojo porque pueden rodar cabezas.

El Grupo FCA cada vez tiene un papel menos importante en Italia y que se convierta en la hucha de la familia Agnelli para financiar sus caprichos futbolísticos no ha sentado nada bien entre los trabajadores de Fiat. ¿Puede el Grupo FCA convertirse en la financiera de un equipo de futbol? ¿Y si Cristiano Ronaldo no rinde al nivel esperado? Sin duda, el jugador portugués está en buena forma, como demostró en el Mundial de Rusia, pero tiene 34 años y está en la fase final de su carrera. ¿Se están pillando los dedos la familia Agnelli con este fichaje? Sin duda, si no dan en el clavo, podría darles muchos quebraderos de cabeza. Sin duda, el adiós de Cristiano hará que el parque automovilistico de Madrid pierda grandes integrantes, como su Bugatti Veyron o su Bugatti Chiron. Si finalmente el Grupo FCA le paga el sueldo, tendrá que comprar más Ferrari o Maserati. Qué esfuerzo, ¿verdad?

Lecturas recomendadas