Pasar al contenido principal

Prueba Ferrari 488 Pista: ¡creado para estallar de emoción!

¿El mejor Ferrari de todos los tiempos?

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
deportivo lujo altas prestaciones fiorano circuito camuflado

Pues probablemente, sí. Al menos si lo que buscas es precisión y diversión pura al volante. El nuevo Ferrari 488 Pista es un alarde técnico: en el link puedes conocer las 9 claves que lo hacen tan especial. Hoy te puedo hablar de mis primeras sensaciones al volante en la primera prueba del Ferrari 488 Pista, sí, como puedes ver en las fotos, el coche todavía estaba camuflado pero eso no quita ni un ápice de su fuerza bruta y de su capacidad para poner los pelos de punta. 

No voy a excederme en mostrarte las novedades técnicas que aporta el nuevo hijo de Maranello (insisto, los puedes repasar en el anterior link) y que es uno de los Ferrari más rápido de Fiorano, de los de calle, claro, salvando al Ferrari F12tdf y a su majestad, el Ferrari LaFerrari: pese a costar tres millones de euros más, apenas es 1,8 segundos más rápido. Sí amigos, cuando digo que es uno de los mejores Ferrari de la historia seguro que no te sorprende: siempre las berlinetta V8 radicales son lo mejor de lo mejor de la marca hablando de sensaciones.

 

 

Con su carrocería camuflada, en una fresca mañana en el tempo de la velocidad que es Fiorano, hace que sea difícil comprobar mejor todos los detalles estéticos de esta joya. Algo que llama la atención es la ausencia de grandes aberraciones aerodinámicas: no hay alerones ni cosas raras, es un diseño fluido, con ese punto de elegancia y estilo que Ferrari jamás abandona. Bien. No espero más para comenzar la prueba del Ferrari 488 Pista: salto al interior y un backet tapizado en alcántara me recibe con una calurosa bienvenido. Me ato los arneses de cuatro puntos, compruebo que no hay radio y que todo está recubierto de fibra de carbono: todo en orden. Es momento te presionar el botón de arranque. ¡Empieza la fiesta!

 

Prueba Ferrari 488 Pista: la primera berlinetta radical sobrealimentada

El Ferrari 488 Pista de esta prueba es un coche importante para Ferrari, ya que es la primera berlinetta radical y salvaje con un motor sobrealimentado. En este tipo de coches las sensaciones lo son todo y después del Ferrari 458 Speciale, el listón está en la estratosfera. Su motor V8 de 4.5 litros, atmosférico, era una auténtica delicia, una maravilla. ¿Puede un motor sobrealimentado imitar esas sensaciones? Sí, Ferrari puede. Los motores turbo se han perfeccionado mucho en los últimos años eliminando el desagradable lag y no necesito muchos minutos a sus mandos para comprobar que Ferrari lleva ese detalle a un nuevo nivel: ¡se comporta casi como un propulsor atmosférico pero con la contundencia brutal de un motor sobrealimentado! A partir de las 3.000 vueltas, la aceleración es progresiva pero demencial. ¡Qué bestia!

 

 

Otra de las cosas que me sorprende en la prueba del Ferrari 488 Pista es su nobleza, su manera de hacer las cosas: te recuerdo que tiene 50 CV más que el Ferrari 488 GTB del que deriva y pesa 90 kg menos, pero lo mejor es su chasis, su puesta a punto: todo está creado para hacerte sentir como un piloto de la escudería, aunque en realidad las mejores vueltas rápida de tu vida hayan sido en la Play Station 4. La electrónica incorporada es más inteligente que nunca, como por ejemplo el sistema que te ayuda a derrapar pudiendo frenar cada rueda de manera individual y de modificar el torrente de par para que se convierta en un juego de niños.

En circuito, este coche es tremendo. La suspensión es dura, el nuevo servofreno tiene un tacto fantástico, casi de carreras, mientras que la dirección también se siente más tensa, más directa. El motor empuja con rabia y cada revolución se transmite al nuevo sistema de escape con gloria: es imposible no dibujar una sonrisa de oreja a oreja. Para descubrir de lo que es capaz esta bestia decido ponerme en el asiento del copiloto y dejar los mandos a Raffaele de Simone, jefe de pruebas de Ferrari (sí, el tipo con el mejor trabajo del mundo). 

Con él a los mandos, alucino como un niño al comprobar su aceleración, su nivel de tracción, la capacidad de frenada y de lo que es capaz de hacer este Ferrari 488 Pista. No hay inercias, todo pasa muy rápido y todo pasa con una precisión de cirujano. No tengo ninguna duda que será el coche nuevo a batir en una pista, al fin y al cabo, con ese nombre, viniendo de Maranello, no sé qué esperabas.

 

Prueba Ferrari 488 Pista: emociones también fuera del circuito

¿Y qué tal fuera del circuito? Al fin y al cabo, este es un coche pensado para gozar en la pista pero para hacerlo también en una preciosa carretera de montaña. Y para llegar hasta esa carretera de montaña debes viajar un rato en autopista y otro rato en una maltrecha carretera comarcal. ¿Sobrevive también aquí? Una de las cosas que más me ha gustado de la prueba del Ferrari 488 Pista es su personalidad: no quiere gustar a todo el mundo, quiere ser divertido y eficaz siempre, aunque debas renunciar a la comodidad. Siempre se siente especial, siempre se siente brutalmente eficaz. 

 

 

La amortiguación es más rígida que en un GTB, así como los elementos que ya te he comentado: es más dramático. Pero todo funciona realmente bien gracias a un motor delicioso que se siente perfecto en cualquier circunstancia. A la hora de dosificar la potencia, este motor lo hace mejor que el V8 atmosférico, ya que tiene más par en la banda baja de revoluciones. Pese a que la dirección es también algo más dura, no molesta en un uso ‘normal’ fuera del circuito: es más, en una vía rápida como en un circuito, ese punto extra de dureza incluso le viene bien, gana en precisión y en relajación, todo lo relajado que puedes viajar sobre una suspensión pensada para ser el más rápido en Fiorano.

La prueba del Ferrari 488 Pista llega a su fin sin que pueda babear de su preciosa carrocería sin camuflaje pero tengo claro que Ferrari ha puesto en esta bestia toda la carne en el asador: el Lamborghini Huracán Performante y el McLaren 720S habían supuesto todo un jaque al Ferrari 488 y la respuesta no puede ser más contundente, más gloriosa. Un golpe sobre la mesa que lleva el dramatismo y la adrenalina de llevar un Ferrari ‘pata negra’ a un nivel menos exigente, sin que eso le haga perder ni un ápice de emoción y de sensaciones a chorro. ¡El nuevo mejor Ferrari ya está aquí para asustar a toda la competencia y poner las cosas en su sitio!

 

Lecturas recomendadas