Pasar al contenido principal

Prueba: Kia Ceed Tourer 1.6 CRDI GT-LINE 115CV

Es familiar. Es molón.

Imagen de perfil de Luis Guisado
Kia Ceed Tourer 2019

La prueba del Kia Ceed Tourer con el motor 1.6 CRDI de 115 CV no va a ir de trayectos aburridos, ni de capacidad de carga. No. Se trata probablemente de unos de los familiares más interesantes que hay hoy por hoy en el mercado.

No te pierdas: los coches nuevos de 2019

De hecho, para mi gusto solo pondría por delante al Seat León, y eso que es un modelo que está de salida (aquí tienes más información del nuevo Seat León 2020). Como puedes imaginar, aquí entran en juego elementos subjetivos, como su imagen. Pero vamos por partes.

Inicio la prueba del Ceed Tourer con una sensación de dejá vu: hace nada estuve conduciendo el Kia Proceed 1.4 T-GDI (prueba). Por eso lo que veo me resulta familiar. El interior sigue estando igual de bien resuelto y me encuentro cómodo al volante por postura y por diseño de los asientos. Además, todo lo que veo me parece que está bien resuelto.

Por ejemplo, en la consola central hay botones para ciertas funciones, lo que siempre me saca una lágrima de felicidad porque sigo sin comprender qué sentido tiene ahorrarse pulsadores físicos si luego hay que buscarlos con la mirada a través de diferentes pantallas de menús durante unos segundos preciosos que no estás prestando atención a la carretera.

Más allá de eso, la pantalla central, con la misma disposición y diseño que los Hyundai, tiene manejo táctil, pero es fácil, sencillo e intuitivo.

Cuando inicio la prueba del Kia Ceed Tourer la principal diferencia que noto con respecto al Kia Proceed es que la luneta posterior es más grande y por lo tanto la visibilidad es mejor. También ocurre lo mismo con el acceso al maletero, un efecto colateral: al tener una forma más cuadrada y convencional, el acceso el mejor. Pero una vez abierto el portón, la forma básica es idéntica.

Prueba KIA Ceed Tourer 1.6 CRDi 136 CV

En marcha con el Ceed Tourer 1.6 CRDI 115

No se puede decir que esta prueba del Kia Ceed Tourer CRDI de 115 CV sea la de un deportivo a pesar de contar con el acabado GT-Line. Pero sí que es la de un coche equilibrado al máximo. Seguramente no llegará al dinamismo del León o a la comodidad del Peugeot 308 familiar, pero se encuentra en un punto intermedio (con un poco más de acento en la deportividad). La suspensión es firme, sí, pero filtra bien los baches grandes, aunque los pequeños repercuten al interior debido al bajo perfil de los neumáticos (225/45 R17). Nada grave.

El mejor coche híbrido puede estar en esta lista

En autopista ruedas a 120 km/h un pelín por encima de las 2.000 vueltas en sexta con un silencio aceptable. De hecho se oye más el aire que el rumor del motor, que también hay que decir que sí; está ahí y se nota.

La parte divertida de la prueba del Ceed Tourer llega en un tramo de carretera revirada. La primera parte de buen asfalto encuentro un coche noble, que pisa bien y vira plano. Aquí descubro una dirección un poco inconsistente: quizá un poco más de peso le daría mayor precisión, aunque supongo que no es el espíritu del coche.

Tampoco lo es atacar con ganas una parte de curvas cerradas y peor asfalto. Los rebotes los lleva algo peor y los frenos enseguida avisan de que baje el ritmo, porque no estoy en un deportivo.

Prueba KIA Ceed Tourer 1.6 CRDi 136 CV

Sí que mantiene el tipo el cambio: es moderadamente rápido y preciso, por lo que no te da pereza subir, reducir o hacer el punta-tacón, algo a lo que contribuye un motor que sube de vueltas con inmediatez y alegría.

En este sentido, creo que un botón Sport como sí tienen otros modelos estaría genial para añadir un poco más de inmediatez a la conducción. Supongo que un grupo de ingenieros con gran visión han pensado que no tiene sentido en este tipo de coche, pero yo, qué queréis que os diga, lo echo de menos.

El día a día en un Ceed Tourer

Pero más allá de grandes viajes, que los hará con solvencia, el día lo va a facilitar gracias a una buena visibilidad circular y al acceso a las plazas delanteras y traseras bastante bueno (las puertas abren con buen ángulo). Además, todos los asientos principales tienen espacio para las piernas y el que peor sale parado, como siempre es el del centro de atrás.

En cuanto al equipamiento, el Ceed Tourer GT Line viene con una lista cerrada en la que solo puedes añadir la pintura metalizada por 500 euros. Todo lo demás está incluido, lo que es alucinante. 

Equipamiento del Kia Ceed Tourer GT Line

  • Faros de led
  • Acceso y arranque sin llave
  • Mantenimiento de carril
  • Techo solar panorámico
  • Navegador conectado
  • Sensor de ángulo muerto
  • Climatizador bizona
  • Control de crucero

Para terminar esta prueba del Kia Ceed Tourer, me toca hablar del precio. Según tarifa ronda los 28.000 euros, lo que se podría decir que es elevado, pero luego a la hora de bucear un poco te encuentras con que tiene un descuento de unos 5.000 euros, por lo que se queda en poco más de 23.000, lo que es una cifra de lo más interesante y muy por debajo de algún rival equivalente como el Volkswagen Golf. Ofrece mucho por ese precio.

PUBLIRREPORTAJE

Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.

Y además