¿Te has preguntado qué superdeportivo llevaría una estrella del porno? Descúbrelo

Seguramente tú tampoco conozcas a Marieke Fox, pero seguro que a partir de ahora la recordarás como la del GT-R brutal.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

¿Cómo te imaginas el coche de una actriz porno? Dejo la pregunta en el aire porque la verdad es que yo me lo imagino más bien discreto, para no llamar la atención fuera de su trabajo. Pero parece que me equivocaba, al menos si vemos el coche de Mareike Fox, una estrella del porno que no duda en pasearse por Mónaco a los mandos de un espectacular Nissan GT-R preparado por Prior Design. El coche es llamativo y cuando te enteras quién va al volante, todavía lo es más.

Te interesa: los coches baratos de los famosos de Hollywood

Y hay algo que parece evidente: Mareike Fox no tiene ningún problema en ser vista y que todo el mundo sepa quién es. Su Nissan GT-R Prior Design PD750 es todo lo contrario a la discreción: el kit de ensanche es absolutamente brutal y se inspira en las creaciones de Liberty Walk y en la estética que presentan algunos coches de competición, con un labio delantero espectacular, una suspensión rebajada y un gran alerón en la parte trasera.

 

 

Estaría bien conocer algunos detalles extra de este coche, como por ejemplo la potencia final o otros detalles que la actriz porno ha elegido personalmente. Probablemente, uno de estos elementos personalizados sean la cantidad de pegatinas y lemas que podemos leer alrededor del coche: “no nudes please” “how deep?” o “go go Power Rangers”. No me centraré en opinar sobre esto, simplemente que cada uno saque sus propias conclusiones.

Sin duda, estamos acostumbrados a conocer coches de famosos, como los coches de Rafa Nadal, los coches de Fernando Alonso o los deportivos de Cristiano Ronaldo. No obstante, no es tan habitual conocer los coches de una estrella del porno, sin duda, una industria que genera una cantidad ingente de dinero y que no es de extrañar que permita llevar trenes de vida realmente holgados a sus protagonistas. ¡Este es un buen ejemplo!

Lecturas recomendadas