Ford F-150 Lightning Pikes Peak: cuando dejas solos a los ingenieros

"Seguro que es buena idea que los ingenieros se ocupen de todo", dijo alguien en el departamento de diseño de Ford. Y la aerodinámica quizá se ha ido de las manos...

Si los coches eléctricos tienen una ventaja, esa es la libertad de diseño. La menor cantidad de componentes internos en su mecánica permite desarrollar carrocerías más complejas y centrar los esfuerzos de ingeniería en la aerodinámica. Y ese es el caso de la Ford F-150 Lightning que la marca ha construido para correr en Pikes Peak.

Estos son los compactos deportivos eléctricos de la nueva era

Aunque probablemente los ingenieros encargados de este campo encerraron en un cuarto con llave al departamento de diseño y se hicieron con todos los poderes estéticos de esta pick-up completamente renovada. Ya no es un todoterreno, sino un hiperdeportivo.

Un poco más de carga aerodinámica, por favor

Ford F-150 Lightning Pikes Peak

¿Faros? Ya lo dijo Rayo McQueen en la película Cars de Disney Pixar: no hacen falta en los circuitos. Y en Pikes Peak será de día, así que mejor sustituirlos por... Tomas de aire. ¿Al frente? Un enorme splitter lleno de aletas laterales, al estilo de la IndyCar o la Fórmula 1.

¿Sobre el capó? Más salidas de aire, y en las aletas también. Taloneras con túneles de viento, cabina aligerada... Y un gran alerón en la parte trasera. Bueno, que sea enorme y vaya acompañado de endplates que se unen a la carrocería y un colosal difusor.

Y ya tendríamos a esta bestia llena de agujeros de ventilación y flaps por todas partes que genera 2.721 kg de carga aerodinámica a 241 km/h. Con más de 1.400 CV de potencia, tracción integral, frenos carbonocerámicos y neumáticos Pirelli P Zero sobre llantas de magnesio. Un digno sucesor de la Ford SuperVan 4.2 que consiguió un tiempo de 8:47.682 en la famosa colina.

Ford F-150 Lightning Pikes Peak

El récord parece fácil de batir. Hay más potencia, mejor agarre y más estilo. Si no despega en alguna curva y acaba volando, claro. Probablemente, es una de las preparaciones más increíblemente absurdas de la historia de la prueba estadounidense. Y nos encanta.

Pikes Peak International Hull Climb tendrá lugar el 23 junio de 2024 en la que será su 102ª edición. Un trazado que escala una gran montaña a lo largo de 19,98 kilómetros y 156 curvas. Todo ello para acabar a una altura de 4.302 metros. Las subidas de rally cronometradas llevadas al extremo. De hecho, se perfila como una de las carreras más peligrosas del mundo.

Coches clásicos, muchos superdeportivos... Y por supuesto, prototipos desarrollados por amantes del motor y marcas que persiguen dejar escrito su nombre en la historia. Desde hace años, con una gran presencia de coches eléctricos increíbles que han llevado el rendimiento a un nuevo techo en este tipo de eventos. ¿Conseguirá Ford otra victoria?

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: coches deportivos eléctricosHiperdeportivos, prototipos, pick-up, Superdeportivos, Pikes Peak,