Investigadores estadounidenses logran un electrolito que promete baterías capaces de cargarse en 10 minutos

baterías de coche eléctrico

Gustavo López Sirvent

El grupo de científicos de la ORNL de Tennessee han conseguido, además, que este electrolito de alta capacidad consiga una vida útil de la batería de 1.500 ciclos. La base está en el uso de nuevas formulaciones de sales de litio con disolventes de carbonato para generar un electrolito que optimiza el flujo de electrones.

La ciencia vuelve a la carga en aras de mejorar las baterías de iones de litio, que buscan incrementar su rendimiento y su capacidad de recarga. Los electrolitos (ácido sulfúrico diluido que actúa como conductor para transportar los iones eléctricos entre la placa positiva y la negativa cuando se la batería se carga o se descarga) parecen tener la clave a este avance. 

Nos tenemos que trasladar a Estados Unidos, donde un grupo de investigadores del ORNL (Oak Ridge National Laboratory de Tennessee) ha conseguido fabricar un nuevo electrolito para baterías de iones de litio que permite cargas al 80% en 10 minutos, así como una vida útil de 1.500 ciclos. Parece casi imposible de creer, pero lo han logrado.

Según los propios científicos la base de esta creación se fundamenta en el uso de nuevas formulaciones de sales de litio con disolventes de carbonato para generar un electrolito que optimiza el flujo de electrones. Asimismo, provoca que resista el calor generado por la corriente durante las sesiones de carga ultra-rápida.

Este electrolito tiene como elementos químicos como la bis(fluorosulfonil)imida de litio (LiFSI), el hexafluorofosfato de litio (LiPF6) y carbonatos en celdas de bolsa de 2 Ah. Con una tasa de carga de 6C, el compuesto tuvo una elevada estabilidad electroquímica. Aun así, se sigue sin conocer el coste que podría tener si se llevara a una producción masiva.

Este mismo equipo de investigación ya informó hace meses de un nuevo método de prensado para fabricar baterías de electrolito sólido más estables y con un rendimiento mejor. Este tratamiento eliminaba casi por completo las pequeñas bolsas de aire que aparecen en un material procesado tradicionalmente y bloquean el flujo de iones, provocando que la batería se cargue el doble de rápido.

Este electrolito de alta capacidad consiste en calentar la prensa tras esparcir el electrolito sobre ella, dejando que después se enfríe bajo presión, lo que da como resultado un material casi 1.000 veces más conductor. 

"Es el mismo material, solo se cambia la forma de fabricarlo, y se mejora el rendimiento de la batería eléctrica en varios frentes", afirmó el pasado mes de junio Marm Dixit, investigador principal del ORNL. 

Esta innovación inicia una nueva forma de producir electrolitos a escala industrial, proporcionando un mayor control sobre su estructura interna. En las últimas semanas, Toyota ya ha confirmado que apostará por el electrolito sólido, que es una tecnología que buscará el desarrollo de coches eléctricos con más autonomía y reducir mucho más los tiempos de carga. 

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: bateríarecarga batería,