Vay convierte en realidad el sueño de 'El Coche Fantástico' y presenta un vehículo autónomo

Coche autónomo de Vay

Gustavo López Sirvent

Ya ha circulado sin conductor por las carreteras de Hamburgo

El futuro ya está aquí y ha venido para quedarse. Han tenido que pasar más de 30 años para que 'El Coche Fantástico' que conducía solo y sin tener a Michael Knight al volante deje de ser ficción y se convierta en realidad. El coche autónomo empieza a escribir su propia historia, puesto que ya ha circulado por una carretera europea, en este caso, de Alemania.

La empresa alemana Vay puede adjudicarse la medalla de oro en ser la primera en poner en circulación un vehículo sin conductor ni pasajeros. Nuestros compañeros de Business Insider han publicado que esta compañía utiliza un método llamado teledriving, que consiste en dirigir telemáticamente coches desde lugares situados a kilómetros de distancia. 

Esta información, extraída del portal The Next Web, explica que los operadores conducen los vehículos con volantes, pedales y pantallas. Además, para que la experiencia sea lo más real posible, reciben los sonidos del tráfico a través de micrófonos y auriculares. El modelo en cuestión se trata de un Kia e-Niro.

Aunque pudiera parecerlo porque tiene una metodología similar, no es un videojuego, no. Es la vida en directo porque los operadores están manejando coches reales que circulan por carreteras reales y que el tráfico es real. Las redes móviles sirven de 'antena' para la transmisión de datos y si éstas se caen por la circunstancia que sea, el vehículo se detiene ipso facto. 

Las instituciones de Hamburgo concedieron a Vay un permiso de exención de circulación para poder probar esta tecnología sin riesgo a ser multados. La satisfacción es la nota predominante en la empresa que ha diseñado este coche, que ya realizado algunas pruebas de conducción por la ciudad y con rutas ya definidas de antemano. 

"Como empresa líder en teledriving, llevamos más de tres años conduciendo coches eléctricos por control remoto en vías públicas de Berlín y Hamburgo", subrayó en un comunicado Thomas von der Ohe, CEO y cofundador de Vay.

Esta firma tuvo que esperar hasta diciembre del pasado año para recibir el permiso de exención, pero una vez obtenido, ahora ya pueden conducir "con éxito" el primer coche con conducción autónoma en una vía pública del Viejo Continente.

Vay ya ha pensado el uso que le va a dar a estos automóviles. Van a trabajar como robotaxis de dos distintas formas: por un lado, como un servicio de movilidad puerta a puerta. Es decir, el usuario pide el coche y este, por control remoto, se dirigirá hasta el punto de recogida. 

Una vez allí, el conductor se pondrá al volante y conducirá hasta su destino, momento en el que el operador remoto volverá a tomar el control.

Por otro lado, se aplicaría lo que sería un servicio de taxi al uso, pero sin conductor, es decir conducir un coche a distancia mientras el usuario va acomodado en el asiento trasero.

El razonamiento que Vay le da a este teledriving es lógico y coherente, ya que da seguridad al pasajero y comodidad al conductor. Asimismo, un aspecto que ayuda a la sostenibilidad es que reduce la cantidad de vehículos particulares, con lo que habrá menos emisiones de CO2. 

Lo que se pretende con estos servicios es plantar cara a los actuales proveedores de coches compartidos y servicios de taxi. Aunque desde Hamburgo señalan más puntos a su favor: 

"Sin necesidad de buscar aparcamiento, sin emisiones, con posibilidad de reserva digital y como servicio práctico, por ejemplo, para el último kilómetro desde la estación de autobús o tren hasta la puerta de casa", expuso Anjes Tjarks, senador hamburgués de Transporte y Transición de la Movilidad.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: taxiCoche autónomo