Pasar al contenido principal

Aston Martin Valkyrie AMR Pro: ¡de tu garaje a las 24 horas de Le Mans!

¡Qué maldita y maravillosa barbaridad!

El Aston Martin Valkyrie AMR Pro ha llegado sin hacer ruido: aunque ya sabíamos que habría una versión carreras-cliente del hiperdeportivo más loco, con permiso del Mercedes-AMG Project One, hoy te puedo contar nuevos detalles jugosos e interesantes: por ejemplo, solamente se van a fabricar 25 ejemplares de esta bestia nacida de la colaboración entre Aston Martin, Red Bull Advanced Technologies y AF Racing. Todas están vendidas. Oh, vaya.

Te interesa: Aston Martin Vulcan AMR Pro, ¡rizando el rizo!

Este hijo de Adrian Newey no será entregado a sus clientes hasta el año 2020 y cuando lo haga llegará con un nuevo kit aerodinámico que pretende incrementar el downforce a base de nuevos aletines y alerones tanto en la parte delantera como en la trasera: cada cliente podrá configurar el set up del vehículo según sus gustos o necesidades. También contarán con llantas más pequeñas, de 18 pulgadas, para facilitar el cambio de neumáticos, que serán los mismos que se utilizan en la categoría LMP1 de Le Mans.

 

Vídeo: estos son los mejores Aston Martin de la historia

 

¡La fiesta sigue! El motor V12 atmosférico Cosworth de 6.5 litros aumentará su potencia y par gracias a una recalibración de la centralita y del sistema de emisiones de la versión de calle. Todavía no sabemos cuál será su potencia final, pero sí te puedo asegurar que el recuperador de energía Rimac no sufrirá cambios, aunque sus sistemas de control serán reprogramados.

Sí amigos, todavía hay más: también hemos conocido que el Aston Martin Valkyrie AMR Pro montará los frenos cerámicos de carbono inspirados en los que utilizan en la Fórmula 1, pensados para un uso intensivo en el circuito. Este elemento junto a otros, como por ejemplo un uso más intensivo de la fibra de carbono o la eliminación de equipamiento innecesario, se espera que el peso disminuya, aunque todavía queda por ver en cuántos kilos: el escape AMR Pro también será más ligero y promete ser un auténtico revienta tímpanos.

 

 

Todavía queda tiempo para conocer todas las características del Aston Martin Valkyrie de competición, pero todo parece que tendrá capacidades dinámicas absolutamente descomunales: capaz de aguantar 3,3 G de fuerza lateral y 3,5 G de fuerza de frenada. También se espera que alcance una velocidad máxima de unos 400 km/h: desde Aston Martin y Red Bull aseguran que esta versión de competición podrá plantar cara a los prototipos de Le Mans o incluso a más de un Fórmula 1, algo impensable hace dos días en un coche derivado de un modelo de calle.

No queda ninguna duda: el Aston Martin Valkyrie AMR Pro será uno de los deportivos más alucinantes de la próxima década. Marcará un antes y un después y hará que coches como el Ferrari FXX-K Evo o el McLaren P1 GTR queden completamente superados. Veremos cómo responden sus rivales, especialmente interesante será comprobar si finalmente habrá una versión de circuito del Mercedes-AMG Project One. ¿Quieres unas pocas palomitas para hacer la espera más amena?


 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear