Pasar al contenido principal

Ferrari FXX-K EVO: el nuevo rey de los circuitos

Se beneficia de la experiencia de Ferrari en competición en todas las categorías: F1, GT3, GTE y Challenge.

Imagen de perfil de Kike Ruiz

El Ferrari FXX-K EVO no ha podido elegir mejor escenario para ser desvelado. Y es que, para este tipo de cosas, Ferrari lo borda. Estoy en el Circuito de Mugello, Italia. Aquí, y antes de que los mejores pilotos de la 488 Challenge de las sedes de Europa, America y Asia Pacífico se partan la cara' en la pista, la marca del Cavallino ha presentado su última criatura para el exclusivo Programa XX de las Corse Clienti. Una preciosidad; una brutalidad. Entro en faena...

 

Corse Clienti

 

Diseñadores e ingenieros han tenido que trabajar codo con codo para mejorar lo que parecía imposible y poner en la pista un coche que solo en el circuito de Mugello le saca 1,4 segundos al anterior. ¿La clave? La aerodinámica. Solo en el eje trasero y gracias a las nuevas soluciones, el nuevo FXX-K EVO es capaz de generar hasta 640 kilos de carga vertical a 200 km/h, 830 a máxima velocidad. ¿De verdad? ¿No es broma? ¿Os imagináis acercandoos a una curva a más de 200 y no tener que levantar el pie porque el coche va como por raíles? La principal novedad se la lleva el alerón trasero compuesto de dos planos que se asocia a la aerodinámica activa que ya montaba el anterior Ferrari FXX-K. El aire se canaliza hasta aquí a través de una aleta de tiburón (parecida a la que llevan ahora los Fórmula 1) con distintos aletines horizontales. La otra zona donde más se ha trabajado desde el punto de vista aerodinámico ha sido el difusor, con aberturas más amplias, que permiten un mejor caudal del aire por todo el fondo plano (que, por cierto, también ha sido rediseñado).

 

Vídeo: Sebastian Vettel se lo pasa en grande con un FXX-K

 

 

Por eso, Flavio Manzoni, director de diseño no se achanta a la hora de decir que la mayor ventaja del Ferrari FXX-K EVO con respecto al anterior modelo se da en los circuitos con curvas de alta velocidad como Mugello. En circuitos más revirados y con curvas de baja y media velocidad, las distancias entre ambos coches se acortan. 

Y es que, mecánica y estructuralmente, uno y otro son casi iguales, aunque con pequeñas modificaciones para, por una parte, reducir el peso (20 kilos menos gracias al uso extensivo de fibra de carbono) y por la otra poder extraer el máximo a la nueva aerodinámica. Así, el último integrante de la familia XX sigue teniendo la misma plataforma, frenos, suspensiones (ligeramente adaptadas) y, sobre todo, el mismo motor con la misma potencia, un brutal sistema híbrido de propulsión con 1.050 CV que se basa en un motor de combustión de doce cilindros atmosférico de 6,2 litros que va apoyado por un sistema KERS capaz de general 190 CV extra.

 

Corse Clienti

 

A plena potencia se generan unos increíbles 900 Nm de par que se derivan por completo al tren trasero a través de la ultrarrápida caja automática de siete velocidades F1 Dual-Clutch. Con semejante energía, te podrás imaginar que el trabajo que tienen los neumáticos (unos Pirelli P Zero Slicks con sensores instalados de medida 285 delante y 345 detrás) es brutal. Y también los frenos: unos discos de carbono de 398 mm delante y de 380 detrás. 

 

 

Por cierto, para que los clientes tengan una mejor integral con el coche y puedan configurar los distintos parámetros de forma rápida, el volante es nuevo y se ha simplificado al máximo, inspirándose en la categoría de los GT.

 

¿Quién conduce coches como el Ferrari FXX-K EVO?

El Ferrari FXX-K EVO, así como el resto de coches del programa XX (Ferrari FXX, Ferrari 599XX y Ferrari FXX-K) son modelos que solo están destinados a circuito. Sus privilegiados propietarios son auténticos entusiastas de la marca del Cavallino y por eso no les importa pagar grandes sumas de dinero para llevar a cabo su mayor afición. Y es que, seamos sinceros: tienes que tener una cuenta muy abultada en el banco para poder entrar a formar parte de la gran familia de los programas Corse Clienti y de XX en particular (aunque la guinda se la lleva la F1 Clienti). 

 

Corse Clienti

 

Para que te hagas una idea, el FXX-K tiene un precio de 2,2 millones de euros y la participación en un fin de semana puede rondar los 50.000 euros (en una cita como las Finales Mundiales la cifra se duplica). Del precio del FXX-K EVO todavía no sabemos nada, aunque sí del kit aerodinámico que podrán implementar todos los clientes de un FXX-K para convertirlo en un FXX-K EVO sin tener que comprar el coche completo: 242.000 euros.  

Así que, la próxima vez que oigas hablar de las Corse Clienti ya sabes que es hablar de coches de circuito, cuyos pilotos son clientes de la marca de Maranello que han llevado su sueño a sus últimas consecuencias: envidia y de la buena.

 

 

Lecturas recomendadas