Pasar al contenido principal

Opinión: Ferrari 812 Superfast o Ferrari F40, ¿cuál es mejor?

¿Tiene sentido compararlos o es una barbaridad?

Sí, lo es, es una barbaridad, pero antes de que cierres esta pestaña a toda prisa, respira, y sigue leyendo. La cuestión aquí no es comparar ambos conceptos, sino comprobar cómo ha evolucionado el mundo del automóvil en los 30 años de vida del F40: aquí puedes leer la historia del Ferrari F40, mientras que por aquí también te dejo mi prueba del Ferrari F40. ¿Ves cómo ya ha valido la pena seguir leyendo?

Bueno, vamos a meternos en materia. Para empezar, un Ferrari 812 Superfast y un Ferrari F40 no comparten ni siquiera su concepción, su motivo de existencia. El primero es un Gran Turismo, rápido, pero lujoso, con un punto interesante de confort y de refinamiento. Ahora bien, es extremadamente potente: ¡hasta tal punto que le saca más de 300 CV! El Downsizing en este caso es a la inversa, el V12 atmosférico lo lleva el coche nuevo mientras que el V8 sobrealimentado es del coche con 30 tacos en sus espaldas, curioso cuanto menos.

 

Así es el motor del Ferrari 812 Superfast

 

El Ferrari F40 es un coche radical, sin duda se podría considerar como un carreras-cliente actual, una especie de McLaren P1 LM de hace unos años, aunque no esté basado en ningún coche de carreras. Su estructura poco difiere con la de los coches de carrera de la época, con un LMP1 de Le Mans, por ejemplo: cuenta con un chasis tubular de acero, pero la carrocería está creada con numerosos materiales ligeros como la fibra de carbono o el kevlar. Pesa 1.100 kg, aunque en orden de marcha puede rondar los 1.300 kg. El Ferrari 812 Superfast se va hasta los 1.700 kg.

El resultado de todo esto, sumado a su buena aerodinámica y su rabioso motor, es un coche explosivo, radical, salvaje, único. El objetivo era ser rápido y no importaba si se dejaba por el camino cualquier guiño hacia el confort. El Ferrari 812 Superfast muestra los 30 años de evolución pero a su vez también luce otro planteamiento: su V12 es capaz de entregar la potencia con rabia, pero de una manera mucho más dosificada que en el F40. Por supuesto corre más y corre mejor, da más sensación de seguridad y se podría decir que es mejor coche en absolutamente todo.

 

 

No obstante, el F40 tiene algo que el 812 no tiene: pureza, sensaciones, emoción. El Ferrari 812 se puede conducir de la misma manera que un Volkswagen Golf 2017. El Ferrari F40 se conduce como un coche de carreras. Sí, acelera más de un segundo más lento que el 812, pero su respuesta es mucho más salvaje y las sensaciones que se consiguen son más intensas, más ‘hardcore’. ¿Se puede comparar el F40 y el 812? La verdad es que no son coches comparables, pero mola echar un vistazo al pasado y ver cómo ha evolucionado el mundo de los superdeportivos. ¿Con cuál te quedas tú?

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear