Pasar al contenido principal

Mercedes Black Series: los caballeros oscuros de Mercedes

Mercedes C63 AMG Black Series
Su estética, su motor, sus capacidades…

Aunque el primer AMG que llegó en colaboración directa con Mercedes fue el Mercedes C 36 AMG en 1993, no fue hasta más de una década después cuando llegarían los Mercedes Black Series, una saga de auténticas “bestias negras” preparadas para el circuito. Con el paso del tiempo han llegado hasta seis modelos bajo el apellido Black Series, una familia que tocan la cima de la deportividad.

No te pierdas: Mercedes-AMG GT Black Series: una criatura salvaje asalta la carretera

Según la propia marca, los Mercedes Black Series se diferencian por un buen número de circunstancias. Son unidades limitadas, cuentan con un chasis que ha sido modificados y reforzado, disfrutan de un ancho de vías mayor y han incrementado su potencia respecto al AMG. Pero hay más. Son exclusivos y raros de ver, han sufrido variaciones en los componentes aerodinámicos, abunda el uso de fibra de carbono y su peso ha sufrido una reducción drástica.

Y así es, los Black Series son coches exóticos, muy difíciles de ver. Pero son mucho más que todo eso. Hablamos de coches con un espíritu radical, creados para moverse como peces en el agua en circuito, pero a la vez poder rodar con confort en una carretera de montaña. Desde el primero al último han plasmado la identidad de la marca fundida con la de la división deportiva llevada a la máxima expresión. Sin duda una de las mejores familias que conocemos en la industria.

El primero que llegó al mercado fue el Mercedes-Benz SLK 55 AMG Black Series, un coche que contaba con un motor V8 de 406 CV. Tras este llegaría el Mercedes-Benz CLK 63 AMG Black Series con una potencia superior a los 500 CV. El Mercedes-Benz SL 65 AMG Black Series se colocaría después como el rey de Mercedes al contar con un motor V12 de 671 caballos de potencia. Tan exótico era que le apodaron “unicornio”.

mercedes black series

Uno de los más interesantes llegaría con el Mercedes Clase W205, siendo el Mercedes-Benz C63 AMG Coupé Black Series un coche muy especial. Fue el más vendido de la saga Black Series, pues se esperaban vender unas 650 unidades al inicio, aunque el éxito fue tal que se contabilizan más de 800 unidades. Superaba los 510 caballos de potencia.

Los Mercedes SLS AMG Coupé Black Series y Mercedes-AMG GT Black Series nos dejaron con la boca abierta, con 622 y 730 caballos de potencia respectivamente. Y es que en ellos todo era poderosamente llamativo. Su estética, su motor, sus capacidades…

Etiquetas:

Motor

Buscador de coches

Y además