Pasar al contenido principal

Las 5 multas más caras que te pueden poner

Guardia Civil de Tráfico
¿Haciendo las maletas? ¡Mucho ojo porque estas multas te pueden arruinar las vacaciones!

Vale, puede que la subida del precio del diésel y cosas como esas hagan esto de conducir algo más caro de lo normal, pero ojo porque las multas más caras también podrían hacer que la eficiencia de los coches nuevos se vaya al traste por un descuido o por una actitud poco ejemplar. ¡La DGT ya se frota las manos! No se lo pongamos tan fácil. ¡No te arruines! Toma nota y evita cualquiera de estas multas este verano.

Inhibidor de radar

 

No hace falta tener uno de los coches más rápidos de la historia para que un radar mal colocado (o muy escondido como pueden estar los nuevos radares Velolaser) te pegue un buen hachazo a tu cuenta corriente o a tu carné por puntos. La solución es conducir respetando los límites para evitar multas de velocidad: sí, sabemos que no es ni medio normal que los límites de velocidad en las vías rápidas no hayan cambiado desde la época del Seat 600, pero atención porque colocar un inhibidor de radar en tu vehículo te puede salir caro. Muy caro. Tremendamente caro. 6.000 euros de multa. ¡Y ojo, porque no hay descuento por pronto pago! Además, sufrirás también una reducción de seis puntos en el carné de conducir. ¡Es la multa más cara de España sobre cuatro ruedas!

Identificación del infractor

Una sanción grave o muy grave no está, por norma general, entre las multas más caras que te pueden poner. No obstante, esta sanción se puede duplicar o triplicar en caso de que el titular del vehículo no identifique a la persona que ha realizado la infracción. Si la multa es leve, el importe por no identificar al infractor será el doble de la multa original. Eso sí, si la multa es muy grave, la sanción será el triple de la multa original. Por ejemplo, si te ponen una multa muy grave por exceso de velocidad, de 600 euros, y no identificas a la persona a los mandos en ese momento, sancionarán al titular del vehículo con 1.800 euros, el triple de 600 euros. No perderás puntos, eso es cierto, pero tu cuenta corriente temblará de lo lindo.

Circular sin seguro

No es ninguna sorpresa: nadie puede circular sin seguro. Por tu bien. Por el de todos. Salir de vacaciones si saber cómo cargar el aire acondicionado, es grave, pero todavía lo es más circular sin seguro. Si en un control rutinario, la DGT o cualquier otra fuerza del orden te paran y se demuestra que no cuentas con seguro obligatorio, deberás pagar 1.500 euros de multa y el coche quedará completamente inmovilizado durante, al menos, un mes. Es, sin duda, la multa más tonta de las que puedes ver aquí, ya que por cuatro duros puedes elegir el seguro temporal que mejor se adapte a tus necesidades de movilidad. ¡Importante! Si el coche está estacionado también debe tener seguro: la multa en este caso será de 800 euros.

Conducir drogado

Conducir en un perfecto estado general es importante para reducir el riesgo de accidente. El consumo de drogas, especialmente drogas blandas como el Cannabis, puede parecer inofensivo al volante y estoy convencido que mucha gente no asocia a estas sustancias el mismo peligro que el ir completamente borracho. Pero que no se confundan: el riesgo está encima de la mesa y es inaceptable. La DGT lo tiene muy claro y ojo porque conducir bajo los efectos de las drogas te saldrá muy caro: 1.000 euros de multa y una sanción de seis puntos en tu carné de conducir. No importa el tipo de droga, tenlo presente.

Conducir bajo los efectos del alcohol

Que en pleno siglo XXI, la gente siga bebiendo alcohol antes de conducir me parece alucinante. Todos sabemos los riesgos asociados y todos conocemos las alternativas para no tener que conducir después de beber bebidas alcohólicas. Las multas en esta materia son muy claras: si superas el doble de la tasa máxima de alcoholemia permitida al volante, deberás pagar 1.000 euros de multa y desaparecerán seis puntos de tu carné de conducir. Pero ojo, porque no es la única condición para pagar semejante fortuna: si eres reincidente, aunque no superes el doble de la tasa de alcohol permitido, también deberás pagar 1.000 euros de multa, aunque en este caso los puntos en el carné se corresponderán con la sanción correspondiente, es decir: 4 o 6 puntos. 

Te recuerdo que el límite actual de alcohol en aire espirado en cualquier conductor es de 0,25 mg/l. Es decir, si has bebido y superas los 0,50 mg/l deberás abonar 1.000 euros de multa y seis puntos del carné. Te recuerdo que los conductores profesionales o los conductores noveles (aquí los mejores coches para aprender a conducir) tienen un límite más bajo, de 0,15 mg/l, lo que significa que superar los 0,30 mg/l supondría la máxima sanción en ambos casos. En cualquier caso, la solución es bien sencilla: ¡si conduces, no bebas! También debes tener en cuenta que, de superar los 0,60 mg/l en aire o 1,2 mg/l en sangre, la sanción pasará a considerarse como un delito contra la seguridad vial y terminarás sentado ante un juez. 

Si te has quedado con ganas de más, mira estos vídeos: 

VÍDEO: Pegasus caza a este camión haciendo un rebufo totalmente ilegal

VÍDEO: estas son las 5 drogas que busca la Guardia Civil en los controles 

Y además

Nuestros mejores vídeos