Pasar al contenido principal

El coche feo de la semana: Tata Tigor

Afortunadamente no llegará a España. ¡Menos mal!

Entre los coches feos del Salón de Ginebra 2017 había uno que golpeaba mi vista cada vez que pasaba por delante y que me hacía entristecer. Todo lo contrario a un Ferrari LaFerrari o un Porsche 918 Spyder, coches que te hacen felices con su mera presencia. Descubrí su nombre: Tata Tigor. Más tarde descubrí que se presentaba en Ginebra para ser un coche global. Entraron los temblores.

Y es que este compacto es realmente poco agraciado a la vista. Las proporciones son tremebundas y te aseguro que en foto se ve algo mejor que en vivo. Tiene muchos problemas y otros coches feos de la semana como el Ford Ecosport o el SsangYong Actyon Sport se podrían considerar bellezones a su lado, ni te cuento un Lancia Thema

 

5 coches que el mundo ha olvidad. ¿Injustamente?

 

El problema, como te decía, son sus proporciones. Es muy estrecho, demasiado alto y con unas ruedas enanas. Quiere ser un tres volúmenes, pero el maletero parece que ha sido objeto de un accidente por colisión con el Ford F-150 de Ken Block. Es pequeño y muy alto, te deja como a medias: es pero en realidad no lo es. Entonces: ¿es un compacto de dos volúmenes? Pues  más bien, pero con una luneta trasera con una pronunciada caída.

Hay cosas que no están tan mal. como por ejemplo el frontal: si tuviera unas proporciones más normales, más ancho y más bajo, no se vería mal del todo, pero así todo está afectado. ¿Por qué debe ser así? Quizás se me escape algo. ¿Para tener buena visibilidad y buena capacidad de maniobra en las estrechas calles de Nueva Delhi? El interior, en cambio, no está mal: hay plástico de dudosa calidad a raudales, pero propio de un coche low cost como este: al menos parece que la habitabilidad no es del todo mala.

 

 

Eso sí, si hay algo que termina de ser absolutamente loco y que me hace pensar que hay algunos ingenieros que no piensan es la terminación del maletero. Vale que un tercer volumen tan inexistente, con una caída de la luneta tan pronunciada, es algo que estéticamente no cuadra pero al menos puede tener su motivo: un gran portón del maletero para facilitar la carga. ¡Pero NO! El coche es cuatro puertas y la pobre gente que tenga que comprar este coche tendrá que acertar para meter la carga por minúsculo agujero en la parte trasera del coche. ¡Lamentable!

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear