Disfruta de los cinco mejores momentos de la Fórmula 1

Ayrton Senna.

Te dejamos cinco pinceladas de grandes momentos de grandes premios de la Fórmula 1 a lo largo de la historia. 

Muchos han sido los momentos que la Fórmula 1 ha dejado para la historia. En el disco duro de los grandes premios quedan imágenes, vivencias e instantes que todos los aficionados a este deporte siempre tendrán presentes. En este artículo te dejamos cinco grandes recuerdos que perdurarán con el paso de los años por su trascendencia y por sus protagonistas.

1. GP de Mónaco 1988, vuelta de la pole de Senna

Senna, en el GP de Mónaco de 1988. (Fotografía: Motorsport Images/LAT)
Senna, en el GP de Mónaco de 1988. (Fotografía: Motorsport Images/LAT)

"Se acercó a la clasificación como si fuera una experiencia religiosa", dijo el director del equipo de McLaren, Jo Ramírez. Con sólo tres carreras desde su fichaje por McLaren, su determinación de superar a Prost elevó el compromiso de Senna a un nivel casi espiritual, y Monte Carlo fue el lugar donde todo cristalizó. 

Terminó 1,427 segundos por delante de Prost (la diferencia con el tercer clasificado, Gerhard Berger, fue de 2,68 segundos). "Estaba en una dimensión diferente, el circuito para mí era un túnel. Me di cuenta de que estaba más allá de mi comprensión consciente. Estaba muy por encima del límite, pero aún podía encontrar más. Esa fue la máximo para mí, no hay lugar para nada más". 

La forma de conducir de Senna en la carrera fue igualmente majestuosa, hasta la vuelta 67, cuando se deslizó hacia las barreras de Portier y se estrelló, dándole a Prost la victoria. Humano después de todo, entonces.

2. GP de Alemania 1957, Fangio obra el milagro

Fangio, en el GP de Alemania en 1957. (Fotografía: Motorsport Images/LAT)
Fangio, en el GP de Alemania en 1957. (Fotografía: Motorsport Images/LAT)

La mejor conducción del hombre considerado como el mejor piloto de F1 de todos los tiempos, en posiblemente, el circuito más complicado de todos. Al volante del inmortal Maserati 250F, Fangio se enfrentaba a los Lancia-Ferrari D50 de Mike Hawthorn y Peter Collins. 

El director del equipo, Nello Ugolini, propuso usar menos combustible y neumáticos más blandos, un automóvil más liviano que se adapta mejor a la superficie abrasiva de Nürburgring, y luego hacer una sola parada en boxes. Fangio lideraba, pero cuando su parada en la vuelta 12 se arruinó, se encontró en el tercer lugar, a más de 30 segundos de distancia. 

Lo que siguió fue un viaje de carácter sobrehumano: cuando el jefe de mecánicos Guerino Bertocchi le dio la señal de 'totalmente afuera', Fangio estableció una sucesión de nuevos récords de vuelta rápida mientras se tambaleaba en los Ferrari. A pesar de que su asiento se soltó, ganó el GP, la última victoria de las 24 que ganó en su meteórica carrera en la F1.

" Nunca he sido un corredor espectacular, pero hice cosas que nunca hice en mi vida, conduciendo de un lado a otro del circuito, utilizando las revoluciones máximas. Y así fue como los atrapé y gané la carrera, gané por tres segundos", dijo años después.

3. GP de Gran Bretaña de 2008, primer triunfo de Lewis Hamilton

Primer triunfo de Lewis Hamilton

Aunque casi había ganado el título en su temporada de novato, fue esta aparición frente a su público lo que realmente nos hizo notar que teníamos un talento único en nuestras manos. Después de haber clasificado cuarto, Lewis Hamilton tenía trabajo por hacer, pero tuvo un gran comienzo y superó rápidamente a su compañero de equipo, Heikki Kovalainen (¿te acuerdas?). 

Sin embargo, se trataba de ver los dones sublimes de Hamilton brillar en una lluvia complicada, cuando prácticamente todos los demás conductores luchaban por mantener su coche en la isla. "Cuando era niño, recuerdo que aquí siempre estaba mojado en las carreras", señaló más tarde, "Fue una gran experiencia para mostrar mis puntos fuertes. Me encantó esa carrera, fue muy divertida".

4. GP de Canadá 2011, la loca victoria de Jenson Button

Jenson Button, en el GP de Canadá de 2011

Otra carrera empapada por la lluvia, con múltiplescoches de seguridad y una desafortunada colisión entre los compañeros de equipo de McLaren, Jenson Button y Lewis Hamilton. De hecho, JB fue penalizado por recuperar demasiado tiempo con un coche de seguridad y se encontró en el puesto 15 en el reinicio. 

Entonces se abrieron los cielos y la carrera se suspendió en la vuelta 26 durante dos horas. Cuando finalmente se puso en marcha de nuevo, hubo aún más trauma para Button: tocó el Ferrari de Fernando Alonso, pinchó y se reincorporó a la pista en el último lugar. 

Sus habilidades y su economía detrás del volante, además de un cambio oportuno a los slicks, lo vieron pasar a Mark Webber y Michael Schumacher, para cazar al tipo que había liderado prácticamente todo: Sebastian Vettel.

Cuando el alemán cometió un error en la última vuelta, Jenson obtuvo una de las victorias de GP más improbables de todos los tiempos. 

"Simplemente demuestra que nunca debes rendirte en este deporte. Todo salió mal hasta que gané la carrera. Chocar contra tu compañero de equipo: nunca quieres hacer eso. Y choqué con Fernando también. Pinchar, casi me dieron una vuelta, fui el último dos veces. Y de repente estás cruzando la línea de meta y piensas... ¡esto podría pasar!", dijo Button.

5. GP de Francia de 1979, Arnoux - Villeneuve

Gran Premio de Francia de 1979

Por extraño que parezca, esta fue la primera victoria de un automóvil turboalimentado en la F1. Pero casi nadie recuerda a Jean-Pierre Jabouille ganando en la 'tetera amarilla' de Renault. No, se trataba de Rene Arnoux luchando contra Gilles Villeneuve. 

"He visto cientos de carreras y si me preguntas cuál fue la más emocionante, sería difícil encontrar una que se destaque más que el Gran Premio de Francia de 1979", señaló el legendario comentarista de F1 Murray Walker muchos años después. 

Y él no era conocido por su subestimación. Un espectáculo deportivo tan apasionante como John McEnroe v Bjorn Borg en la final de Wimbledon de 1980 o Ali v Frazier en el Madison Square Garden en 1971. Y Arnoux y Villeneuve luchaban por el segundo  puesto.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Historia del MotorFórmula 1, carreras de coches