Los 7 Porsche más feos de la historia

Hay pocos Porsche feos, pero alguno que otro hay. Estos son los 7 Porsche que no querrías tener en el garaje.

Hay que reconocerlo: entre los 7 Porsche más feos de la historia hay varias versiones modificadas por preparadores. Y es que encontrar Porsche de serie feos es algo complicado: la marca de Stuttgart sabe hacer las cosas con mimo y cabeza, aunque tuvo épocas que no eran tan doradas como la actual. Estos son los Porsche más feos:

 

Porsche 911 ‘Flachbau’ o Flantnose’

Poner un Porsche 911 entre los Porsche más feos no ha sido fácil, pero si hay que elegir uno, parece bastante claro que deben ser los Porsche 930 ‘flachbau’ o 'flantnose'. Se trata de una versión especial del ‘nueveonce’ con el frontal modificado: los clásicos faros redondos que tan bien lucen en el 930 se sustituyen por unos faros retráctiles muy típicos de los 80 que, sinceramente, no le quedan nada bien.

 

Porsche 914 US Spec

Te interesa: estos son los 7 Fórmula 1 más feos de la historia

El Porsche 914 está considerado como uno de los Porsche más feos que hay: líneas demasiado cuadradas, muy básico en general. No obstante, si encima le sumas los añadidos de la versión destinada al mercado americano, con paragolpes más grandes, faros extra y más plástico, el resultado da un poco de miedo. Sin duda, uno de los Porsche más feos que jamás han salido de la fábrica.

 

Porsche 924 US Spec

Un caso similar al del 914: el Porsche 924 fue un deportivo importante para la marca: con un pequeño motor de 125 CV, por potencia y deportividad no destacaba, pero sí supuso un éxito comercial para la marca, con una producción de más de 138.000 ejemplares. Esto hizo que se pudiese desarrollar la gama 911 e ir mejorando poco a poco sus finanzas, pero no se puede decir que su diseño sea una auténtica belleza: cuadradote, bastante feo y, como en el caso del 914, la versión americana incluía nuevos paragolpes que lo hacían todavía más feo. 

 

Porsche Cayenne V6

El primer Cayenne cayó como un jarro de agua fría para los puristas de la marca: ¿un Porsche 4x4? ¿Qué broma era esa? Sin duda, ha sido el mayor revulsivo para las ventas de la marca y el causante del éxito financiero que disfruta a día de hoy. No obstante, la versión básica del primer Porsche Cayenne se puede contar como uno de los Porsche más feos de la historia, sin duda.

 

Gemballa Mistral

Como es difícil encontrar Porsche feos, no puedo dejar esta lista sin algunas de las preparaciones más horrorosas realizadas por marcas importantes sobre los Porsche. Empiezo con un Gemballa, uno de los preparadores más activos de la firma de Stuttgart. El Gemballa Mistral está basado en el Porsche Panamera y las modificaciones son muy importantes. ¿Lo peor? Esa trasera con cuatro faros redondos y cuatro escapes no hay por donde cogerla.

 

Mansory Chopster

 

¿Cómo iba a faltar un Mansory en esta lista? El Mansory Chopster es la versión más salvaje y una de las mas caras sobre el Porsche Cayenne, pero también una de las más feas. El primer Mansory Chopster (que en su día se llamaba Rinspeed Chopser) era hasta bonito, de lo raro y curioso que era. Este, basado en el restyling del Cayenne, no hay por dónde pillarlo. ¿Has visto ese frontal? ¿Y qué me dices del interior? Una auténtica locura.

 

Porsche 911 Status Design

Termino la lista de los Porsche más feos con un auténtico sacrilegio: un Porsche 911 de la generación 996 que se podría considerar como un ‘frankestein’. El frontal está tomado de la generación 997, mientras que en la trasera un nuevo paragolpes horripilante acoge cuatro salidas de escape que parecen salidas del tuning más casposo. Un preparador ruso que debería pedir perdón por destrozar así un ‘nueveonce’. ¿Quieres horrorizarte más aún? Busca el Cayenne Status Design…

En definitiva, encontrar Porsche feos no es fácil, pero existen. Está claro que para gustos colores, en la galería podrás ver todas las fotos y decidir si estás de acuerdo conmigo o no.

 

Lecturas recomendadas