Pasar al contenido principal

La increíble historia del Renault 21. ¡Y algunas curiosidades que no creerás!

Renault 21 Turbo
Un sedán popular a nivel mundial.

La historia del Renault 21 es una historia de éxito. A finales de los 80 las berlinas eran muy populares y especialmente las francesas vivían momentos de gloria. Renault era una marca asentada y en crecimiento, con una gama muy interesante por aquellos tiempos. Todo empezaba con el popular Renault 5 y seguía con el Renault 11, pero una berlina más grande y de calidad era más que necesaria.

El Renault 18 se lanzó en 1978 y a principios de los 80 su diseño dejó de gustar. Fue un modelo también muy popular en sus inicios y nos dejó versiones tan interesantes como el Renault Fuego. Sin embargo, la marca del rombo debía dar un salto hacia la modernidad, un salto no solo en términos de diseño, sino también de posicionamiento. Por encima quedaba el imponente Renault 25.

Renault 21, un equilibrio muy atractivo

El objetivo del Renault 21 era conseguir un coche atractivo estéticamente, de calidad y pensado para las familias. El diseño del Renault 21 corrió a cargo del gran Giorgetto Giugiaro, trabajando para Italdesign, y destacaba por una planta de tres volúmenes muy elegante y con aristas muy marcadas.

 

Renault 21 Turbo

 

Contaba con los elementos de diseño clásicos de ese tiempo, especialmente en Italdesign: ¿recuerdas el Jaguar Kensington que te enseñé el otro día? Los faros son muy parecidos, muy horizontales y alargados, con una parrilla pequeña (cómo han cambiado los tiempos) y sin grandes florituras. En la zaga, los pilotos cuadrados seguían con ese estilo cuadriculado del resto del coche.

El interior del Renault 21 también es muy de los ochenta. Un diseño sencillo y bastante minimalista, ligeramente orientado hacia el conductor y con algunos lujos para la época en las versiones más equipadas. ¡Incluso podía tener inserciones en madera para darle un aire más premium! Destacan especialmente sus grandes butacas, que opcionalmente podían estar tapizadas en cuero. Un interior muy de su tiempo para un sedán del segmento D.

Éxito instantáneo

Renault 21 Turbo

El Renault 21 fue un éxito desde el primer momento. Su principal particularidad técnica es que contaba con motores montados tanto en posición longitudinal como transversal. El motor más pequeño y eficiente de la gama, el 1.7 litros con 92 CV, se posicionaba transversalmente, pero los motores más grandes no permitían esa estructura al contar con transmisiones derivadas del Renault 18.

Por ese motivo, los motores diésel de 2,1 litros y el gasolina de dos litros se posicionaron longitudinalmente. Hoy en día estas diferencias serían absolutamente inasumibles por una marca. Hay que destacar que contaba con motores bastante potentes para la época, con un dos litros gasolina de 120 y 140 CV, así como el mítico Renault 21 Turbo con 175 CV o 162 CV en las versiones catalizadas.

También contaba con diferentes acabados en función de las necesidades. El acabado TS estaba asociado al motor de 92 CV y tenía un equipamiento muy básico: no tenía ni siquiera retrovisor derecho. La versión GTS incorporaba cierre centralizado, elevalunas eléctricos, dirección asistida o los paragolpes pintados en el color de la carrocería.

Renault 21 Turbo

Algo interesante es que las versiones estaban asociadas a los motores. Si optabas por las opciones más equipadas, debías apostar por los motores más potentes. En la cúspide se encontraban las versiones TXE, TI, TXI, GTI y Turbo. Una gama muy bien estructurada para todas las necesidades.

3 curiosidades del Renault 21

Prácticamente cualquier coche de esa época tiene ciertas curiosidades que contar y el Renault 21 tiene muchas. La principal, bajo mi punto de vista, es que se comercializó en el mercado americano. El Renault 21 se comercializó como Renault Medallion en EEUU y Canadá entre 1987 y 1988, para después llamarse Eagle Medallion. Su diseño era diferente y solo estaba disponible con un motor de 2.2 litros.

Y es que el Renault 21 fue un coche global. Se fabricó como Renault o con licencia Renault en 10 países: Francia, Turquía, Colombia, China, Argentina, Chile, Taiwan, Bélgica, Irán y Venezuela. Su popularidad en ciertos mercados, sobretodo en Latinoamérica, fue muy importante e incluso a día de hoy sigue siendo un coche importante. En mercados como el argentino el coche se siguió fabricando después de su cese en Europa.

Renault 21

Por último, otra de sus curiosidades es que contaba con tres carrocerías. El sedán fue el más popular de lejos, pero tenía también una versión sedán de cinco puertas bastante curiosa y poco popular en el mercado español. Aunque la curiosidad más interesante es que contaba con una versión familiar que podía tener hasta siete plazas en su interior. ¿Cómo te quedas?

El Renault 21 es uno de los modelos más especiales de la marca. Personalmente es uno de mis Renault favoritos de los últimos años del Siglo XX. Su diseño me parece todo un acierto y su posicionamiento en el mercado también. Se fabricaron más de 2 millones de ejemplares por todo el mundo, la mejor demostración de lo interesante que fue.


 

Y además

Buscador de coches