Pasar al contenido principal

Así se ha desplomado la inversión en carreteras en España

Cada céntimo cuenta. Tacaños.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Carreteras

Uno de los pilares básicos de la seguridad vial es, sin duda alguna, el estado de las infraestructuras. ¿Te interesa conocer cómo ha evolucionado la inversión en carreteras en España durante los últimos años? Siéntate, empieza a leer y prepárate para cabrearte: ahora más que nunca creerás que la velocidad no es la culpable de todo -a pesar de que quienes defienden los nuevos radares de la Guardia Civil crean que sí-.

 

La inversión en carreteras en España: una caída histórica en sólo 10 años

Pere Navarro es el nuevo director de la DGT. En serio

A pesar de que la DGT -aquí todo lo que nos trae para 2018- ha sacado pecho durante unos cuantos ejercicios al presumir de que la siniestralidad en nuestras carreteras estaba descendiendo drásticamente, lo cierto es que las cosas no eran tan sencillas: la crisis golpeó muy fuerte entre las capas de la población con vehículos menos actualizados y la inversión en infraestructuras se mantuvo alta hasta el cambio de década, cuando el ejecutivo de Mariano Rajoy -aquí su Audi A8- comenzó a recortar las partidas presupuestarias como si no hubiera un mañana. ¿Qué significa eso? Había menos bajas en carretera, sí. Pero porque había mucho menos movimiento. 

 

 

Cuando a trancas y barrancas la economía empezó a crecer de nuevo y la gente se vio con algo más de dinero en el bolsillo comenzamos a viajar más... y la tasa de accidentes creció al mismo ritmo. Sí, sería algo evitable si todos aprendiéramos seguridad vial durante nuestra educación. Y también si estrenáramos un coche nuevo cada pocos años. Pero si el escenario sobre el que discurren las cosas no renueva su alfombra poco hay que hacer, ¿no crees? 

Según cuentan nuestros compañeros de El País, la inversión en carreteras en España ha caído casi 15.000 millones de euros en el período comprendido entre los años 2009 y 2017, pasando de los 22.097 destinados a las infraestructuras del ejercicio en el que vimos desaparecer el último Civic Type R atmosférico del mercado a los paupérrimos 7.540 de los pasados presupuestos. Entiendo tu expresión desolada... pero aún queda espacio para la esperanza: la partida de 2018 podría ascender hasta los 8.487 millones de euros -3.727 de ellos directamente enviados a carreteras- si finalmente éstos salen adelante manteniendo intacta la previsión para este menester. Tendremos que confiar en nuestros políticos. ¡Ay!

 

La conducción autónoma: una asignatura pendiente en infraestructuras

El uso de WhatsApp y la falta de agentes son las causas del aumento de accidentes... según Tráfico

¿Te flipa todo lo relacionado con el automóvil del futuro? Entonces estarás al día de todo lo que rodea al coche eléctrico... y la conducción autónoma. Esta última depende en gran medida del estado de las infraestructuras para poder llegar a la realidad en un plazo medio y, desgraciadamente, una buena parte de la red viaria española no podría darle a este tipo de vehículos la información necesaria para que la cosa no terminara avocada al desastre: tanto la señalización vertical como la horizontal son fundamentales a la hora de tomar decisiones para un artefacto que conduce por sí mismo y, por el momento, soltar unos cuantos cepos por ahí tal y como están nuestras carreteras podría ser lo más parecido a Mad Max que se haya visto nunca en la vida real. 

 

VÍDEO: ¿sabes qué debes hacer si te para la Guardia Civil?

 

¿Buscas coche nuevo? Aquí los tienes todos

Lecturas recomendadas