Pasar al contenido principal

¿Kia Sportage o Mazda CX-5 2017: cuál es mejor?

Dos SUV de tamaño medio, de marcas que no son ‘top ventas’ en España y con ganas de dar un golpe sobre la mesa. ¿Cuál es mejor?

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Elegir entre los SUV de 2017 puede ser una auténtica odisea: ¿tienes claro que un SUV es lo que mejor se adapta a tus necesidades? En ese caso, las opciones son casi infinitas: desde los SUV del universo Volkswagen, como el Seat Ateca o el Skoda Kodiaq, pasando por opciones premium como el BMW X1 o el Mercedes GLA 2017. Los asiáticos son expertos en la materia, con superventas como el Nissan Qashqai 2017 o el Toyota CH-R, una opción híbrida y con un aspecto muy moderno. No obstante, hoy me centro en otros dos coches de procedencia asiática y con mucho que demostrar: hablo del Kia Sportage y del Mazda CX-5 2017, ¿cuál es mejor opción? 

Para que puedas decidir mejor, hoy te muestro algunas claves importantes de estos dos SUV asiáticos para conseguir que tu decisión de compra sea acertada, un coreano y un japonés que buscan su pequeño bocadito en un mercado realmente competitivo.

Kia Sportage

En la prueba del Kia Sportage, este SUV sorprendió a todos con su espectacular mejora en términos de calidad general, tanto en el ámbito estético como especialmente en su renovado interior. ¿Recuerdas los Kia de hace unos años? Hoy nada tienen que ver y no sufren si los comparamos con otros modelos de la competencia. El Kia Sportage es un SUV que mide 4.480 mm por 1.855 de ancho y 1.635 de alto, con una batalla de 2.670 mm asegura una habitabilidad correcta puertas adentro. El maletero es importante en este tipo de coches y en este apartado el Kia Sportage ofrece una capacidad de 503 litros, que aumenta hasta los 1.492 litros con la segunda fila de asientos abatida. Su peso total es de 1.397 kg, una cifra realmente buena para un coche de este tamaño.

 

 

En cuanto a motores, el Kia Sportage ofrece distintas opciones para cada necesidad. La gama cuenta con dos opciones de gasolina, un 1.6 GDI con 132 y 177 CV (este último siempre asociado a la tracción integral) mientras que para los que busquen el máximo ahorro pueden escoger entre tres versiones diésel: un 1.7 CRDI con 116 CV y un dos litros con 136 y 185 CV. El Kia Sportage ofrece versiones con cambio automático de doble embrague y siete velocidades, así como la ya citada tracción integral en las versiones más potentes. ¡Para todos los gustos!

Mazda CX-5 2017

El Mazda CX-5 2017 se ha renovado recientemente: fue una de las novedades del Salón de Ginebra 2017. Su aspecto mejora y se moderniza, con una mirada más afilada y agresiva y un interior más sobrio donde todo parece estar en su sitio. Ya era un SUV muy interesante y con esta nueva actualización mejora allí donde tiene que mejorar: en la imagen. Las medidas generales entre ambos modelos son muy parecidas: es algo más largo (4.550 mm), pero es ligeramente más estrecho (1.840 mm) y algo más alto (1.675mm). La batalla alcanza los 2.700 mm, mientras que el peso es algo más elevado, no mucho: 1.435 kg de peso. Materia importante, el maletero: ofrece un volumen mínimo de 477 litros, algo inferior al Kia, aunque con la segunda fila de asientos abatida, bate a su rival coreano, con 1.620 litros de maletero.

 

 

Los motores del Mazda CX-5 son realmente interesantes: ya te he hablado muchas veces de los motores Skyactiv de Mazda y su apuesto por las cilindradas generosas, ofreciendo buen consumo sin recurrir obligatoriamente a la sobrealimentación. Especialmente interesante son los motores de gasolina atmosféricos del Mazda CX-5, el dos litros con 165 CV (160 CV en la versión 4x4) y el 2.5 litros con 194 CV. Para los que busquen un diésel, la marca ofrece el motor 2.2 Skyactiv-D con dos variantes de potencia: 150 y 175 CV. Al igual que en el Kia, el Mazda también ofrece la posibilidad de montar tracción delantera o tracción integral, así como un cambio automático, aunque en este caso es un convertidor de par de seis relaciones.

Conclusión

¿Cuál es mejor, el Kia Sportage o el Mazda CX-5 2017? Está claro que para gustos colores y en este tipo de coches, el factor diseño es fundamental: en la galería puedes ver fotos de ambos vehículos para que puedas elegir en este apartado. Yo te dejo mi opinión: su buscas un coche de calidad, con una imagen moderna y atractiva y un interior que luce a buen precio, el Kia es tu mejor opción. Si quieres la sobriedad y un punto extra de calidad, creo que el Mazda está ligeramente por encima: sus motores me parecen una opción algo más interesante, especialmente el 2.0 Skyactiv-G de gasolina.

Ahora bien, para entender esta comparativa es necesario hablar del precio. Sí, seguro que piensas que el Kia es notablemente más barato y en cierto modo es así: me explico. Si buscas el precio más bajo, el Kia más barato es notablemente más barato que el Mazda más económico: con el motor 1.6 GDI de 132 CV básico se te puede quedar por poco más de 17.000 euros. Pero si en cambio nos vamos a la versión más equipada, el precio base es de 29.350 euros, mientras que el Mazda CX-5 2.0 Skyactiv-G con 165 CV y el exclusivo acabado Zenith se queda en 28.600. Es cierto que Kia es algo más agresiva con su política de descuentos, pero la diferencia de precio no es tan abismal como puedes esperar, especialmente si buscas un coche bien equipado. ¿Cuál es mejor? A igualdad de precio, creo que me quedo con el Mazda, pero la verdad es que el Kia es un coche que ofrece calidad a buen precio. ¡Qué cada uno decida cuáles son sus prioridades!

Lecturas recomendadas