Pasar al contenido principal

Creamos el coche compacto definitivo con lo mejor de cada modelo

El motor de éste, el interior de aquel... Jugamos a ser el doctor Frankenstein. ¿Qué te parece la criatura que hemos creado?

Imagen de perfil de Luis Guisado

El mejor coche compacto del momento probablemente no exista. Si se hiciera una votación, puede que ganara el Seat León, que para algo es el compacto más vendido en lo que va de año (24.601 unidades). O quizá el Volkswagen Golf, que es el que se situó en la pole el mes pasado (1.846 unidades). O quizá ninguno de los dos. Bueno, como adelanto aquí tienes los que consideramos los mejores coches compactos relación calidad-precio y los mejores compactos de 2017.

Volviendo a nuestro dilema... El caso es que en Top Gear nos hemos levantado de lunes; es decir, que en lugar de ponernos a hacer algo de provecho (haters de sofá, con esta frase os lo dejamos facilito), hemos preferido alargar un poco más (si cabe) la hora del desayuno para intentar encontrar el compacto perfecto. Para eso hemos tenido que discutir bastante. Tras cerca de dos minutos y medio de intentar imponer mis opiniones, he hemos llegado a la conclusión de que el mejor coche compacto no existe. Yo, si pudiera, haría un Frankenstein (amigos de la 'generación X', quizá lo entendáis mejor si os decimos que en realidad sería un Fronkonstin). A ver qué os parece:

 

Carrocería

 

Audi RS3 Sportback 2017: ahora con 400 CV

 

Un recién llegado me tiene ganado el corazón: el Audi RS3. Me gustan los coches con cinco puertas y también los familiares, así que este está a medio camino. Además, su estética elegante, pero agresiva, me llena bastante la retina (aquí tienes la prueba del Audi RS3 2017). Pero la cosa no es tan sencilla. Por ejemplo, me gustan las llantas del Alfa Romeo Giulietta QV, pero supongo que quedarían horriblemente mal en ese coche. Otra carrocería que siempre me ha gustado es el BMW Serie 2. Porque sí, también me gustan las carrocerías sedán...

VÍDEO: Los mejores cocches para aparentar son estos, ¿verdad?

 

Interior

 

Volkswagen Golf 2017 puesto de conducción
Volkswagen Golf 2017 puesto de conducción

 

Mi siguiente elección para el mejor coche compacto, y aquí es donde me despellejáis. Por eso no lo he puesto al principio... Evaluar la vida a bordo es complicado. Personalmente, estoy muy cómodo en el nuevo Renault Mégane, pero me gusta menos el manejo del sistema de infotainment, con más pantallas configurables que variedad de widgets disponible, ¿mejor el del Clio Sport?. Pero de esto te hablo en el siguiente punto; por ahora me quedo con la vida a bordo en general, y ahí me tengo que decantar por el Volkswagen Golf 2017. Sí, ya sé, está hasta en la sopa, el Grupo VAG nos tiene comprados y bla, bla, bla. Pero en general es el que más me gusta: tiene un salpicadero de formas rectas que resulta luminoso a todos los pasajeros. Acceder es sencillo y no tienes que mover puertas kilométricas, los asientos normales están bien diseñados y tienen un mullido que no cansa en viajes largos o atascos interminables. Otra opción podría ser el BMW Serie 1, pero al ir sentado más bajo y un poco más 'al ataque', quizá no me acabo de sentir igual de bien en el día a día.

 

Manejo interior

 

Seat León 2013 (interior)

 

Sin duda, aquí escojo al Seat León. Pero al anterior, antes de facelift. Me explico: es un modelo con una configuración sencilla y clásica: pantalla multifunción táctil a la altura de la vista en la parte superior del salpicadero. Manejo  fácil, sin alardes y con botones para las funciones más importantes y climatizador con ruletas. Fácil de entender y de leer. Además, me gusta que el mando del volumen es giratorio, como eran antiguamente los Audi (también los Skoda lo utilizan), que se maneja de manera rápida y precisa. El Seat León 2017 no está mal tampoco, pero los controles se hacen por medio de una sola pantalla táctil en la que han desaparecido todos los botones... salvo el que probablemente sea menos utilizado del mundo: el que te permite conectar tú móvil vía Android Auto o CarPlay... 

 

Motor

 

BMW 130i (2005)

 

Si echo un vistazo a mi alrededor, lo que veo me gusta, pero no me apasiona: los tres y cuatro cilindros con turbo reinan en el segmento. Por eso echo la vista atrás con lágrimas de nostalgia. Quizá el del BMW 130i que se lanzo en 2004 sea uno de los mejores de los últimos tiempos: un seis cilindros en línea atmosférico con tres litros de cubicaje. No recuerdo sus 265 CV como una locura en términos absolutos, pero en general era muy redondo, suave y agradable de conducir. Quizá algo menos redondo es V6 del Alfa Romeo 147 GTA: 3,2 V6 atmosférico que, sin embargo, es mi favorito desde siempre. Cómo corre, cómo suena... ¡cómo consume! Pero sin duda opto por el carácter y la pasión italiana, por ese sonido tan elegante de los mejores V6, y por su genio en la zona media-alta del cuentavueltas.

 

Conducción

 

Prueba: Seat León Cupra 2017, ¡en circuito!
Prueba: Seat León Cupra 2017, ¡en circuito!

 

Me resulta muy complicado elegir las cualidades dinámicas de mi mejor coche compacto. Por compromiso, creo que el mejor es el Seat León Cupra 2017 de 300 CV (aquí tienes la prueba de este bicho). Un chasis a medio camino entre la comodidad y la deportividad. No se descompone y, aunque un Civic Type-R o, de nuevo, un Renault Mégane RS pueden ser más deportivos y te encienden nada más sentarte al volante, el compacto de la marca española se queda en el mejor término medio. Sin embargo, ya que estoy montando un Frankenstein, le montaría, ojo, la dirección del Renault Mégane R26.R, que recuerdo con amor sincero y el tacto del cambio manual del Honda Civic Type-R (cualquier generación, aunque de la última aún no puedo opinar).

 

Lecturas recomendadas