Los 7 coches americanos más alucinantes de la historia

Siete coches que todos deberíamos tener en nuestro garaje.

Actualizado
Ford Mustang Shelby GT350 (1965)

No es un secreto que los coches americanos han tenido un papel estelar en la historia del automóvil: son muchos los modelos y versiones que han dejado su huella pese al paso de los años. Sin embargo, elegir la cream de la cream no es un trabajo sencillo, y seleccionar los mejores coches americanos de siempre es una tarea que tiene su punto de complejidad. ¿Qué no te convencen los american cars? Pues aquí te dejo hasta 7 razones por las que los coches americanos molan más. Y, si sigues sin estar convencido, igual prefieres quedarte con alguno de los coches japoneses más espectaculares de todos los tiempos. O uno de estos coches híbridos... (vale, esto último era broma). Ya en serio, si te gustan los americanos echa un vistazo a una de las grandes estrellas entre los coches de 2019, el Ford Mustang Shelby GT500.

Por ello, tal vez este no sea un ranking de coches americanos desde un punto de vista lógico y de importancia histórica: hace referencia más a las sensaciones, las pasiones y lo que debe representar un coche de América. Son iconos en sus respectivos campos y representan perfectamente el orgullo americano sobre cuatro ruedas. Pero antes de meternos de lleno en nuestra selección quiero que también conozcas 10 coches americanos que se merecen mucho más de lo que tienen y 7 coches americanos que deberían venderse en Europa.

Además, este vídeo puedes ver los 7 coches americanos más caros jamás vendidos:

 

 

Y ahora sí: ¡aquí tienes son los 7 coches americanos más molones de la historia! Repito: esta elección no ha resultado nada sencilla. El automóvil en América ha sido fundamental a lo largo de su historia, desde los primeros Cadillac, Duesenberg, Packard o la revolucionaria llegada de Ford y su cadena de montaje hasta el actual desembarco de Tesla, con Elon Musk a la cabeza, que ya está revolucionando el mundo de los coches eléctricos. América siempre ha innovado y ha creado muchos de los iconos de cuatro ruedas más importantes de la historia. Elegir solamente siete no ha sido nada sencillo.

 

 

Simplemente para elegir entre los Muscle Cars, el trabajo ha sido propio de gimnasio (aquí tienes cinco muscle-cars que han roto moldes): ¿Ford Mustang, Chevrolet CamaroDodge Challenger? Muchos candidatos y solo un elegido. Que ha sido -por aquí un ruido de redoble de tambores-... el legendario Mustang.

Hablando ya de otro segmento 100% american way of life, el de las pick-up, la lucha por elegir los mejores coches americanos también es despiadada. Y ojo, que no nos referimos a cositas como por ejemplo el Mercedes Clase X,  sino de los mastodontes que todos estamos acostumbrados a ver en muchas películas y series. Enormes pick-up que pueden montar hasta seis ruedas y que tienen dimensiones inusitadas: ¡incluso las hay con un gran espíritu deportivo! Y, cómo no, aquí el ganador entre los coches americanos de estas características es el Ford F-150.

Son solo algunos de los ganadores que hemos seleccionado en este listado de los mejores coches americanos, en el que también están presentes los Dodge ChargerCadillac EscaladeChevrolet CorvetteDodge ViperTesla Model S. Descubre a continuación todas las imágenes y detalles de los que considero los más molones de la historia y que, de paso, representan muy bien la pasión de los americanos por los coches y su manera de entenderlos. ¿Verdad que tu también tendrías los siete en el garaje?

Ford Mustang Shelby GT350

El Ford Mustang debe estar en esta lista: fue el primer Muscle Car y a lo largo de todos estos años se ha convertido en toda una religión en EEUU y el deportivo más vendido del mundo. Si hablamos de coches americanos, el Mustang debe estar en lo más alto de esta lista.

Dodge Charger SRT

El Dodge Charger es una berlina que ha mutado del concepto Muscle Car original al de berlina de tamaño medio. Un tipo de berlina parecida al Ford Taurus por concepto, que en EEUU es importante: si Europa es de los compactos, América es más de sedanes y el Charger me parece uno de los más americanos y de los más interesantes. Si metemos al Hellcat ya...

Cadillac Escalade

Los grandes todoterrenos americanos también son protagonistas y pocos coches hay más 'yankees' que un Cadillac Escalade. Si no has estado nunca en Nueva York no lo entenderás, pero te aseguro que es así: un coche de representación y que llega a todos los segmentos de la sociedad. Es tan popular, que el Escalade casi ha matado al resto de la gama.

Chevrolet Corvette

El Corvette es otro mito americano, uno de los deportivos más importantes de la historia. Lanzado en 1953, esta saga nunca ha dejado de ofrecer un deportivo con imagen, prestaciones y diversión al volante (aquí puedes ver los 6 Chevrolet Corvette que han marcado sus más 65 años de historia). Sin duda es uno de los coches más representativos de América y yo, personalmente, tendría uno en el garaje.

Ford F-150 Raptor

El Ford F-150 es el coche más vendido en EEUU y, junto con el F-100 original, llevan casi 70 años ofreciendo coches sencillos, de trabajo y eminentemente prácticos. Es principalmente una herramienta de trabajo, pero hay excepciones, como el impresionante Ford F-150 Raptor. Aquí te ofrecemos tres motivos por los que el Ford F-150 Raptor es el pick up que debes tener.

Dodge Viper

Debo confesar que me ha costado decidir: no sabía si incluir el Dodge Viper o el Ford GT. El primero es un deportivo más popular, mientras que el GT es un coche con una historia detrás mucho más apasionante. Cualquiera de los dos pueden estar en esta lista, pero como ya había dos Ford, he decidido optar por el Dodge Viper, que además ha dejado de fabricarse: ¡qué menos que este mínimo homenaje!

Tesla Model S

Últimamente parece que los coches americanos están por detrás, en términos de tecnología, con respecto a otros coches alemanes o japoneses. Pero casi sin darnos cuenta, EEUU se ha colocado a la cabeza de los coches eléctricos con Tesla, el hijo de Elon Musk. Para un atasco en ciudad, nada mejor que un coche eléctrico, al menos si lo que buscas es ahorrar. Pero aquí no estamos para eso, aquí buscamos entretenimiento, y en eso el Tesla Model S también convence gracias a su gigantesca pantalla central. Es como un ordenador, puedes conectarte a internet, enviar e-mails o, simplemente, buscar tu canción favorita en la red para emular a Pavarotti.

Lecturas recomendadas