La paleta de colores de coches y motos pierde en 2024 uno de sus tonos

McLaren P1 cromado

Gustavo López Sirvent

La Unión Europea prohíbe, a partir de este año, que se utilice el color cromado. El motivo no es otro que la alta toxicidad de este componente, que puede llegar a ser 500 veces más tóxico que el combustible diésel. El cromo hexavalente, al ser inhalado, puede causar graves problemas de cáncer, de hígado y de reproducción.

Las dudas que genera de qué color comprar un coche puede ser que sean menos a partir de este año. La Unión Europa va a prohibir una tonalidad muy utilizada en vehículos de alta gama o exclusivos y que se pueden ver, aparte de en la carrocería, en llantas, rejillas o marcos de ventanas. Tampoco las motos podrán incorporar el color cromado, que es al que nos referimos.

Esta tonalidad es una pintura muy utilizada en los coches clásicos y en escapes. Pero, entonces, ¿por qué la van a prohibir? Pues bien, la Comisión Europea dice que todo se debe al cromo hexavalente, que es como se denomina la forma tóxica del metal cromo. 

El órgano rector de Europa prohibió el cromo hexavalente a través de la directiva 'REACH' en 2017, como también hizo con el  Este componente, junto con otros elementos tóxicos como el mercurio, el cadmio y el plomo. Esta directiva concedió siete años de margen a la industria comunitaria para encontrar alternativas viables a este material. Pero a día de hoy se sigue utilizando. Hasta ahora...

Esta sustancia es la que se genera a la hora de aplicar este tono metálico sobre el coche. Pero es todo un peligro porque según diferentes estudios que se han realizado, reflejan que el proceso de cromado de los vehículos puede llegar a ser 500 veces más tóxico que el propio combustible diésel.

El cromo hexavalente, al ser inhalado, puede acarrear problemas de salud muy graves, como son el cáncer de pulmón y nariz, así como daños en el hígado y problemas de reproducción. 

El cromado de los coches, que también se suele utilizar como material anticorrosivo frente a agentes externos, se usa igualmente en motos, concretamente Harley Davidson, que lelvan el característico brillo plateado y que no podrá utilizar en Europa.

Buscando alternativas

Los fabricantes del sector están buscando activamente alternativas seguras y menos contaminantes para seguir ofreciendo colores llamativos en los vehículos. Sin embargo, para aquellos que ya poseen coches o motos cromados, no hay necesidad de preocuparse, ya que la normativa no se aplicará retroactivamente. Sólo se prohibirá esa tonalidad si la fabricación es de 2024.

Sin ir más lejos, Renault ha introducido molduras de colores alternativos en su gama de modelos, y está incorporando el uso de materiales exóticos para el automóvil como pizarra natural o corcho.

No obstante, si por lo que sea decides cambiar el color de tu coche, lo más recomendable es que se comunique a la Dirección General de Tráfico (DGT) y a tu compañía de seguros para cumplir con los requisitos legales pertinentes, ya que algunas aseguradoras que tienen cláusulas distintas acerca de la pintura de los automóviles.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: ContaminaciónColores de coches