Pasar al contenido principal

Vídeo: Drifting salvaje con un Ferrari 599 (muy) 'preparado'

Umm, nos encanta el olor a goma quemada por la mañana... tarde y noche.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Drifting 599 Fiorano

¿Se te está haciendo muuuuuy larga la semana? Tranqui, con este vídeo de un Ferrari 599 preparado haciendo drifing salvaje, te vendrás arriba. 

Daniel Ricciardo y Mad Mike de drifting en Melbourne

Federico Sceriffo, piloto del FFF Drift Department Team, ha tenido la feliz idea de tocar ciertos aspectos de uno de esos Ferrari para que a su paso arda el asfalto. Al motor delantero V12 de serie con 6 litros y 620 purasangre. le han instalado un ¡doble compresor! que dispara esa potencia por encima de los no-ve-cien-tos jacos.


 

 

Además, le han metido unas suspensiones especiales que permiten hacer la cabra sobreviradora de un modo increíble. Vale, y le han montado un alerón trasero descomunal que parece un andamio.

Como te puedes imaginar, el resultado de esos 'arreglillos' en el misil amarillo no puede ser más salvaje ni molón. Anda, sube el volumen de la pantalla y disfruta como un enano con las acrobacias del mago italiano de la rosca. ¡Qué manera de cruzar el coche en la pista, quemar rueda, hacer chirriar los neumáticos y de preparar una barbacoa con las gomas! Pues eso, una sesión de drifting a cascoporro y de altura.

Drifting extremo en un desguace

Nos cuentan que la exhibición tuvo lugar en Bolonia, si bien otros también aseguran haber visto al Ferrari dándolo todo en el Circuito de Long Beach, Estado Unidos. ¡Qué mas da! Lo importante es participar... del espectáculo.

Visto como se mueve el 599, resulta evidente que tiene algunas utilidades bastante más divertidas que dormir en un parking. ¿No crees? Recuerda que en 2012 fue jubilado por el F12 Berlinetta y que a este le sucedió el 812 a partir de 2016. A pesar de los años, este yayete marchoso se mueve por el asfalto como un adolescente en una pista de baile. Si después de ver a este Ferrari 599 Fiorano haciendo drifing salvaje no te emocionas, vete urgentemente al médico. 

 

 

Lecturas recomendadas