Pasar al contenido principal

Audi Elaine Concept, en el Salón de Frankfurt 2017

Otro SUV. Eléctrico. Autónomo. ¿Dónde hemos visto esto antes?

Imagen de perfil de Noemí Alonso

Pasearse por el Salón de Frankfurt 2017 equivale a estar en una exposición de SUV eléctricos y autónomos. La mayor parte de ellos llega en forma de prototipo, como el Audi Elaine Concept, pero no hace sino adelantar cómo será esta muestra en poco más de diez años. Nos esperan tiempos apasionantes, amigos…

La marca germana, junto al Aicon (que viene a ser lo mismo, pero en versión sedán), presenta este crossover que te será familiar: se trata de una evolución del e-tron Sportback que desveló en el Salón de Shanghái. El Elaine comparte con él las líneas de la carrocería, la propulsión eléctrica y su iluminación exterior… y, además, anticipa el segundo vehículo 100% eléctrico que construirá la marca.

En su exterior, destacan las llantas de 23” (venga, como si las pulgadas fueran gratis), que dotan de una presencia imponente a este SUV coupé de 4,9 m de longitud. Su interior está pensado para que resulte sencillo: todo se maneja desde grandes pantallas táctiles situadas en la consola central y en los paneles de las puertas, con el fin de reducir los botones y mandos. Los asientos, por supuesto, son individuales. Total, tu presencia al volante apenas será necesaria, así que ponte cómodo.

Una de las características destacadas del Audi Elaine Concept es su tecnología de iluminación, con unidades Matrix LED delanteras y traseras controladas de forma digital. Minúsculos proyectores marcan la carretera situada ante el vehículo y convierten la luz en un elemento que se comunica con su entorno, ya que informa a los otros usuarios, por ejemplo, del modo de conducción que se emplea en ese momento. Ah, y campos LED animados saludan de forma individual a cada pasajero cuando entra o sale del coche. Educación ante todo.

Los 5 mejores coches eléctricos para comprar en 2017.

“Para su conducción”, reza el comunicado de prensa, quizá con el fin de recordarnos que los humanos sí seremos un poquito necesarios en el nivel 4 de autonomía, “usa una configuración que Audi empleará en futuros modelos de producción”: un motor en el eje delantero y otros dos en el trasero, todos ellos eléctricos, enviarán 435 CV (503 en modo boost) a las cuatro ruedas. Sí, es tracción quattro.

Con esta potencia, el Elaine pasa de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos. Es capaz de recorrer unos 500 km con sus baterías y, para ‘revivirlas’ (atento, porque seguro que esto te sorprende), puedes hacerlo con un sistema de carga rápida o mediante un dispositivo sin cables. ¿A que no te lo esperabas?

Éstos son los niveles de la conducción autónoma. Fácil y para toda la familia.

Y ahora vamos al tema de la conducción autónoma, que esta semana, por saturación, empieza a darnos mucha pereza. Este prototipo, gracias al Audi AI (Artificial Intelligence) y a sus refinados sensores, puede relevarte al volante durante largos trayectos en las autopistas, a velocidades entre 60 y 130 km/h (es la máxima permitida en la mayoría de los países, aunque no en España). Cambia de carril y adelanta por ti, aunque puedes volver a tomar los mandos en cualquier momento.

Gracias a las ampliaciones de las funciones de infoentretenimiento, el tiempo que no pases conduciendo podrás emplearlo para el trabajo o el ocio, según tus obligaciones o preferencias. Y si te encuentras en una Audi AI Zone, las posibilidades aumentan: deja allí tu coche y se dirigirá él solito hacia el lavadero, la gasolinera o el poste de recarga. Incluso puede localizar un espacio de aparcamiento sin señalizar al lado de la carretera y situarse allí. A la hora que elijas, regresará al área designada, listo para el siguiente recorrido.

Por si esto fuera poco, el asistente personal inteligente PIA te reconocerá, guardará tus datos y ‘aprenderá’ tus patrones de comportamiento, haciendo sugerencias sobre la navegación, la climatización, la música… adaptándose, en definitiva, a tu comportamiento y necesidades. De hecho, la función Audi Fit Driver amplía estas funciones, midiendo tus constantes vitales mediante una pulsera en tu muñeca y amoldando los sistemas del vehículo para relajarte si, por ejemplo, detecta que estás estresado. Así, te orientará hacia una serie de ejercicios de respiración utilizando el Virtual Cockpit y una voz que escucharás por los altavoces. Va en serio.

Fuera de este ‘mundo interior’, la tecnología Car-to-X empleará sus radares y ultrasonidos para obtener información a distancia y comunicarse con otros coches e infraestructuras, reconociendo situaciones de peligro para evitar posibles accidentes. No nos queda más remedio que rendirnos ante su utilidad, pues salvar vidas es lo primero. Pero, si pudiera hacerse manteniéndonos completamente activos al volante… al menos, a aquellos a los que nos gusta conducir.

Lecturas recomendadas