Pasar al contenido principal

Los 5 mejores Grupo A de la Historia

¿De rallys o de circuitos? Para nosotros, está claro...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Antes de señalar cuáles son los cinco mejores Grupo A de la Historia, vamos a explicar muy brevemente qué es un Grupo A… para aquellos que no lo sepan, ya que las distintas categorías en las que se dividen los coches de rallys (o de circuitos, ya que esta taxonomía también se aplica allí) son algo complejas y han ido cambiando a lo largo del tiempo. Aunque ayer ya te dimos un adelanto con este Opel Kadett con cuatro pedales

Suponemos que los Grupo B sí los tienes claros, ¿verdad? Lógico, eran espectaculares, alucinantes y todo el mundo los recuerda. Los Grupo A fueron creados por la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) en 1982 para reemplazar el Grupo 1. Y tampoco están nada mal, en cualquier caso: derivados de la producción en serie, se adaptan a la competición limitándose en potencia, peso, tecnología y costes. Y los mejores son…

Ford Sierra Cosworth

Grupo A: Ford Sierra RS Cosworth (II)

Junto al Nissan Skyline GT-R, el Ford Sierra Cosworth fue uno de los Grupo A más utilizados en los circuitos para los certámenes de Turismos.

Lancia Delta HF 4WD

Grupo A: Lancia Delta HF 4WD (II)

Es uno de los más conocidos, ¿verdad? Ah, todos suspiramos por él, no lo niegues. Asociar los Delta a los rallys es inevitable, no sólo por su estética agresiva, sino por sus actuaciones. ¡Quién volviera a verlos en los tramos!

Mitsubishi Lancer Evo

Grupo A: Mitsubishi Lancer Evo (II)

Otro clásico entre los clásicos, ligado para siempre a Tommi Makinen en el WRC. El Evo VI, además, tiene el honor de ser el último coche de la disciplina que usó la homologación Grupo A.

Subaru Impreza WRX

Grupo A: Subaru Impreza (II)

Todos guardamos en la memoria la decoración amarilla, con el famoso ‘555’ en los laterales, del Impreza. Las guerras con los Lancer fueron épicas. Y Colin McRae estuvo tras su volante. No se puede pedir más.

Toyota Supra

Grupo A: Toyota Supra (II)

Apareció en los circuitos en 1983, con la segunda generación del modelo. El que ves sobre estas líneas data de 1990; se trata de un coche que siempre se asoció a la deportividad… y queda claro por qué. Ahora, estamos esperando el Toyota Supra 2018. Y si volvemos a verlo sobre la pista, aplaudiremos.

Lecturas recomendadas