Pasar al contenido principal

El Volkswagen I.D. R del Pikes Peak presenta su decoración final

Puesta de largo

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Volkswagen I.D. R en el Pikes Peak

La subida al monte más famoso para los fans de las carreras tiene un aliciente más este año y es la participación de Volkswagen I.D. R en el Pikes Peak para la que ya ultima su asalto. De esta forma, el pasado fin de semana, en plena vorágine automovilística centrada en la 86ª edición de las 24 horas de Le Mans, Volkswagen intentaba recabar la atención presentando la decoración definitiva del Volkswagen I.D. R para el Pikes Peak.

Conocíamos ya su aspecto, su cuerpo de prototipo cerrado mostraba una carrocería casi desnuda en negro brillante que escondía la tecnología que, como coche eléctrico, intentará lanzar a este Volkswagen I.D. R del Pikes Peak hasta la cima del monte situado en Colorado este próximo 24 de junio.

Para ello cuenta con dos puntos fuertes: su tecnología y el piloto.

El sistema híbrido del Volkswagen I.D. R para el Pikes Peak

Para su asalto al Pikes Peak el Volkswagen I.D. R cuenta con dos baterías de iones litio localizadas a los lados del cockpit que proveen de energía a los dos motores de alto rendimiento, uno en los eje delantero y otro en el trasero y que, en conjunto erogan una potencia total de 500 kW (equivalentes a 680 CV).

La autonomía estimada de estas baterías permite consumir un 20% de su capacidad en cubrir las 12 millas (19,99 kilómetros) de su distancia, recordando que la parte inicial del ascenso se realiza sobre asfalto para, posteriormente, pasar a la tierra hasta el fin de la subida.


Es interesante saber que la gestión de la entrega de potencia se controla electrónicamente ya que cuando el piloto suelte el pedal del acelerador o del freno los movimientos no se transmitirán mediante cables, sino mediante una señal digital con e-gas y brake-by-wire, un sistema de frenado con transmisión de pulsos electrónicos.

 

 

Romain Dumas, piloto del Volkswagen I.D. R para el Pikes Peak

¡En pie! Romain Dumas al volante de este coche de carreras. Dumas tiene un currículo que pocos pueden igualar y solo un puñado podría superar. Piloto profesional, francés, de 40 años con un historial que lo vincula a Porsche, Audi, Volkswagen... en circuito con monoplazas, turismos, carreras de resistencia, incluso piloto de rallies y ganador de pruebas que ahora afronta un desafío más: volver a ganar 'La carrera hacia las nubes', como es conocida también esta prueba.

Objetivo del Volkswagen I.D. R: ganar el Pikes Peak

En Volkswagen están bastante convencidos de su potencial y quieren ganar la carrera pero, además batir el récord en su categoría que está fijado en 8:57,118 minutos por los 8:13,878 que marcó récord general del Peugeot 208 T16, ojo, no confundir con aquella bestia del Grupo B, Peugeot 205 Turbo 16, con otro piloto de altísimo nivel (¡en pie, de nuevo!), el también francés y nueve veces campeón del WRC, Sébastien Loeb en 2013.

Lecturas recomendadas