Pasar al contenido principal

Vídeo: necesitas este Land Rover Defender de radiocontrol. Y punto

En tu maldita cara, Maslow.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
El Land Rover Defender de Traxxas

¿Crees que ya no tienes edad de andar enredando con juguetes para niños grandes -como las nuevas incorporaciones al catálogo de Lego Speed Champions-? En algún momento de tu vida ha ocurrido algo grave que te ha hecho dejar de molar... pero aún estás a tiempo: aquí tienes el Land Rover Defender de radiocontrol que debería ocupar una posición prioritaria entre tus necesidades en este momento. Porque es asequible. Porque es brutal. Y porque crecer no significa que tengas que dejar de pasar buenos ratos, maldita sea. 

 

 

¡La mula del nuevo Land Rover Defender ya rueda por ahí!

No pienso preguntarte si te ha gustado lo que acabas de ver porque sé que todavía tienes la mandíbula desencajada: se llama Traxxas TRX-4, es una fiel reproducción a escala 1/10 del Land Rover Defender original -aquí el Works V8, el último aliento de un mito- y puede ser tuya por una fracción de lo que cuestan los todoterrenos usados más baratos que puedes comprarte ahora mismo siguiendo este enlace si lo quieres en color gris o este otro si lo prefieres granate. ¿Y esa cara? No he dicho que sea barato, he dicho que es genial. ¿Te gustaría formar parte de la siguiente Camel Trophy de radiocontrol? Pues ya sabes lo que tienes que hacer. Y rápido. 

Como ya has visto en el clip superior, el Land Rover Defender de radiocontrol que ves aquí está preparado para afrontar cualquier tipo de terreno y, gracias a una altura al suelo más que generosa, unos neumáticos con un agarre sensacional, una reductora e incluso bloqueos en sus diferenciales -en serio-, te resultará prácticamente imposible quedar atrapado en ninguna trampa del terreno. Por muy torpe que seas. Ah, sí: los vadeos que has visto no son simulaciones irreales llevadas a cabo con un prototipo armado hasta los dientes: el coche tiene todos sus componentes protegidos contra el agua. ¿Significa eso que tiene más capacidad para salir al campo que el SUV de tu cuñado? La respuesta es sí. Oh, sí. 

 

 

No te entretengo más: ahora te toca a ti librar la guerra interior entre pagar el recibo de la luz o invertir hasta tu último céntimo en el Land Rover Defender de radiocontrol o comprar un Land Rover Defender de verdad. Yo, por mi parte, lo tengo muy claro: cuando se termine el 12% de batería que le queda a mi portátil tendré que dejar de escribir. ¡Nos vemos en mitad del monte!

Lecturas recomendadas