Pasar al contenido principal

Prueba Volkswagen T-Roc: ¿el nuevo Golf de los SUV?

¿Podrá el pequeño SUV alemán convertirse en toda una referencia dentro su segmento como su hermano?

Imagen de perfil de Javier Leceta

Hay un nuevo guerrero en el campo de batalla de los SUV, y no es un guerrero cualquiera. Es uno que viene a hacer mucho ruido dentro de su segmento y que ya he tenido la oportunidad de probar: el Volkswagen T-Roc.

 

 

Aunque en realidad se trata del hermano pequeño del Volkswagen Tiguan y el mayor del futuro Volkswagen T-Cross, ya se han oído voces que dicen que este coche podría ser algo así como el Volkswagen Golf de los SUV. Desde luego, el grupo germano tiene depositadas muchas esperanzas en este coche que acaba de ser presentado en Lisboa (Portugal).

La propuesta que nos llega de Wolsburgo es, a primera vista, muy acertada (más información). Una carrocería de aire coupé, con clara vocación deportiva y que huye de la apariencia de coche mazacote. Para gustos los colores, pero sinceramente no creo que haya mucha gente a la que no le parezca bonito el Volkswagen T-Roc. Entre sus señas distintivas debes fijarte en su prominente frontal, sus características luces LED delanteras (no disponibles en todos los acabados), en su techo descente y sobre todo en su llamativa carrocería bicolor (luego te cuento cómo puedes conseguirla).

 

 

Si ya te has encoñ... con el coche y estás en plan ansias "lo quiero ya", no te preocupes: Volkswagen piensa en esos compradores compulsivos y ofrece este T-Roc Limited Edition que puedes prereservarlo sin ni siquiera haberlo visto en un concesionario. No te creas que es tan aburdo: solo son 150 unidades, y de momento 65 ya han picado el anzuelo...

 

Motores y equipamientos

Bueno, si sigues aquí es que quieres saber más del que es ya el SUV más pequeño de la potente marca germana. Lo primero, su lanzamiento tendrá lugar en diciembre, y su precio de partida será de 23.500 euros (incluido descuento promocional) para el modelo equipado con el satisfactorio motor 1.0 TSI de 115 CV con tracción delantera. Junto a este bloque, e inicialmente, también estarán disponibles otro gasolina, el 2.0 TSI de 190 CV con cambio DSG de 7 velocidades y tracción total 4Motion; y el diésel 2.0 TDI de 150 CV con cambio DSG de 7 velocidades y tracción total 4Motion. Habrá que esperar algún tiempo para que se complete la oferta con el 1.5 EVO TSI de 150 CV (el que en principio será más vendido en España) con cambio manual o DSG; el 1.6 TDI de 115 CV manual y el 2.0 TDI de 150 CV manual o DSG sin tracción integral. 

 

Prueba Volkswagen T-Roc 2.0 TDI 150 CV (colores)

 

Pero antes de meterme de lleno con la prueba del Volkswagen T-Roc -concretamente de la versión 2.0 TDI 150 CV DGS 4Motion-, déjame que te cuente algunos datos más de interés de este coche que aspira a convertirse en todo un superventas. El primer Volkswagen con carrocería bicolor podrá adquirirse con tres acabados: Advance (función Front Assist con frenada de emergencia en ciudad, sistema de detección de peatones, freno anticolisiones múltiples, control de crucero adaptativo y aviso de cambio involuntario de carril); Advance Style (carrocería bicolor -el techo, los pilares y los retrovisores pueden ser blancos o negros-, iluminación ambiente y paragolpes más deportivo). En estos dos acabados encontrarás además llantas de 17 pulgadas, retrovisores eléctricos plegables y App-Connect; el acabado más caprichoso, el Sport, incluye carrocería bicolor opcional (techo solo en color negro), luces LED, cuadro de instrumentos VW Digital Cockpit, sistema de infoentretenimiento con pantalla de cristal, diferentes modos de conducción, llantas oscurecidas de 17 pulgadas, App-Connect, carga del smartphone por inducción y cámara trasera. El T-Roc dispone asimismo de cuatro paquetes de equipamiento opcionales y 7 extras más. NOTA: tranquilo, no voy a aburrirte contándote el contenido de cada pack cuando puedes verlo tú solito en el configurador de la marca. Ah, una cosa más: los paquetes R-Line interior y exterior llegarán en 2018, aunque aquí puedes verlos ya:

 

 

Prueba Volkswagen T-Roc: ¿es un Golf en versión SUV?

A simple vista, y con un poco de imaginación, ya hemos visto que el Volkswagen T-Roc de esta prueba puede parecer una especie de SUV Golf: carrocería de aire coupé, con un cierto aire musculoso, cintura bastante elevada... Estoy seguro de que bastantes personas que inicialmente mirarán un compacto (posiblemente uno de ellos sea el Golf) acabarán sucumbiendo a la tentación T-Roc: es bonito, moderno, con un buen equipamiento tecnológico, tiene mayor altura al suelo (161 mm) y por lo tanto mejor acceso a su interior y mayor visibilidad (algo que cada vez gusta más a los conductores)... Ah, y está fabricado por Volkswagen, un punto a favor para muchos compradores de coches amantes de los alemanes. Y en una lucha con modelos como su hermano Audi Q2 -con el que comparte la plataforma MQB-, Mini Countryman, Opel Mokka X o Toyota C-HR, cualquier ayuda es buena. 

 

Prueba Volkswagen T-Roc 2.0 TDI 150 CV (zaga)

 

Durante la presentación internacional que se ha celebrado estos días en Portugal he probado el Volkswagen T-Roc 2.0 TDI 150 CV DSG 4Motion (34.615 euros). Tras deleitarme con su imagen, mi primera sorpresa llega cuando entro en el habitáculo. Contrariamente a lo que esperas en un coche 'by Volkswagen' que tampoco es precisamente barato, me encuentro con unos plásticos que sí, están bien ajustados, pero no transmiten la sensación de calidad que encuentras en otros modelos de la marca. Sinceramente, creo que el fabricante debería haber prestado más importancia a este detalle que desluce a un coche que por fuera es precioso. Aunque también hay cosas muy buenas, como el alucinante cuadro de instrumentos digital de 11,7 pulgadas (de serie en la versión Sport) en el que, entre otras funciones, puedes ver el navegador a pantalla completa: la calidad de los gráficos es muy elevada y resulta muy práctico a la hora de viajar.

 

Prueba Volkswagen T-Roc 2.0 TDI 150 CV (interior)

 

Pese a no ser un coche grande (mide 4.234 mm, 252 menos que el Tiguan), en el habitáculo no tienes la sensación de que te falte espacio. Ni en las plazas delanteras, donde la postura de conducción y visibilidad son buenas; como en las traseras, donde hay altura suficiente para la cabeza y las piernas. No así para el ocupante el plaza central, que seguro no va a tener el mejor viaje de su vida... Si me gustaría que en un SUV que presume de espíritu aventurero y todas esas cosas que nos cuentan los departamentos de marketing, me encontrase con más soluciones prácticas de almacenamiento (huecos portaobjetos, redecillas, cajoncitos...). En este aspecto, el T-Roc si me ha parecido un poco pobre. El maletero, dependiendo de que se trate de la versión normal o con tracción total, cuenta con un volumen de carga de 445 o 392 litros.

Vale, ¿pero cómo va el coche? Hombre, ya te adelanto que no tiene las cualidades dinámicas de su hermano Golf. Sin embargo, y para ser un coche con una cierta altura, me ha sorprendido su relativa agilidad. A ritmos alegres, el coche no se resiente en exceso, y la carrocería no oscila prácticamente. La dirección trabaja bien y el coche sigue la trayectoria con una obediencia alemana, algo que te transmite seguridad al volante. Eso sí, tampoco te olvides de lo que tienes entre manos.

En el apartado mecánico, el propulsor turbodiésel de 150 CV y 340 Nm de par empuja con suficiencia, aunque a costa de hacer demasiado ruido. Ruido... otro de los aspectos mejorables que he detectado en esta prueba del Volkswagen T-Roc. A velocidades elevadas en ocasiones oyes sonidos aerodinámicos que, no son muy acusados pero resultan algo molestos. En este aspecto, no se pude comparar el confort de rodadura de un Golf con el nuevo SUV. El cambio DSG de 7 velocidades funciona correctamente en condiciones normales, aunque si quieres hacer una conducción más alegre mejor usar las levas del volante (te costarán 250 euros) para jugar con las marchas y mantener la cosa siempre arriba. Evitarás las caídas de potencia que provoca llevar una marcha demasiado larga...

 

Conclusión

Llegados a este punto, la conclusión es clara. En líneas generales, un T-Roc no te ofrecerá las mismas sensaciones a bordo que un Golf. Sin embargo, considero que es un coche llamado a convertirse en un superventas dentro de su segmento e incluso que robará bastantes ventas en otros mercados (como el de los compactos, por ejemplo): es muy bonito, dinámicamente no va nada mal para el tipo de coche que es, su tamaño contenido es bastante práctico y cuenta con un completo equipamiento tecnológico y de asistentes de ayuda a la conducción. Estoy convencido de que muchos clientes encontrarán en este SUV un producto que se adapta mejor a sus necesidades.

Lecturas recomendadas