Jaguar I-Pace Concept: ¡un SUV eléctrico para comerse a Tesla!

400 CV, un diseño espectacular y muchas ganas de triunfar.

Ver galería

El Jaguar I-Pace Concept es el ejemplo perfecto de cómo debería ser el coche del futuro: SUV, eléctrico y con un punto deportivo. También amplio, incluso para montar siete plazas, con mucha tecnología en el interior y completamente respetuoso con el medio ambiente. El Jaguar I-Pace será el coche del que estaremos hablando en la próxima década, no tengo dudas.

Te puede interesar: 7 todoterrenos baratos mejores que el Hummer de tu vecino

Y es que este rival del Tesla Model X llega para convertirse en una alternativa muy interesante para los que busquen un nuevo concepto de vehículo, un coche eléctrico con todo el estilo y la tecnología del mundo. “Es un prototipo, pero el modelo de producción será muy parecido.” Comenta Ian Callum, jefe de diseño de Jaguar. “Hay algunos detalles en este concept que no veremos en el modelo final de producción, pero la mayor parte de la gente ni se dará cuenta. Realmente, es una idea muy diferente a cualquier otra cosa que hayamos hecho, o incluso que alguien haya hecho.”

 

Ver galería

 

Y no se equivoca. El Jaguar I-Pace Concept es un vehículo con unas proporciones algo extrañas, no es de extrañar, ya que bajo su estilizada piel, encontramos una disposición de elementos que nada tienen que ver con un vehículo propulsado con gasolina: la plataforma incorpora las baterías en el fondo del vehículo, entre ambos ejes, mientas que los motores se encuentran sobre cada uno de ellos. De esa manera, los diseñadores han podido colocar cada elemento donde han querido, sin tantas condiciones provenientes del departamento de ingeniería.

“No tiene sentido hacer un capó tan largo si no tenemos un seis cilindros como el del Jaguar E-Type. Me parece fascinante poder crear un SUV que cuenta con algunas características estéticas que podría tener un deportivo con motor central, ya que se adelanta la cabina para colocarla prácticamente entre sus ejes.” Comenta Callum.

Pero no todo es estética, esta revolución estética afecta también a otros elementos muy importantes, como por ejemplo la aerodinámica: con un coeficiente de 0,29, mejora en cinco décimas respecto a su hermano, el Jaguar F-Pace. “El perfil tan alto de la trasera puede entrar en conflicto con las traseras caídas y elegantes de los Jaguar clásicos. No obstante, se trata de una solución eficiente aerodinámicamente y por eso la hemos adoptado en este vehículo con un compromiso tan cercano con la máxima eficiencia energética. Esperamos haberlo hecho de la manera más elegante posible.” Justifica Callum.

 

Ver galería

 

El Jaguar I-Pace Concept cuenta con una arquitectura completamente nueva terminada en aluminio: no se trata de una nueva carrocería autoportante o la incorporación de baterías a una plataforma ya existente. Las baterías se colocan entre ambos ejes y lo más pegadas al suelo posible, consiguiendo rebajar el centro de gravedad en 120 mm comparado con el F-Pace. La distancia entre ejes es 115 mm más larga que la de su SUV hermano, pero el vehículo es 50 mm más corto: la distancia entre ambos ejes marcará la capacidad para insertar baterías que te permitan llegar a tu pueblo sin tener que ir rezando constantemente.

La distribución de pesos es perfecta, ya que cada motor se acomoda en cada uno de los ejes. Estos motores eléctricos sincrónicos de imán permanente cuentan con un diseño muy compacto, ofreciendo una gran densidad energética. El diámetro exterior mide solamente 234 mm y su longitud es de solo 500 mm. Es el cerebro del coche el encargado de enviar el par entre ambos ejes según las necesidades de cada situación, mientras que un diferencial abierto en cada eje es capaz de enviar más potencia a la rueda que tenga mayor tracción, consiguiendo siempre un gran agarre y un buen balance.

La amortiguación Integral Link se deriva directamente del Jaguar F-Pace (¿por qué no iba a ser así?), combinando confort y deportividad. Esta suspensión, junto con el compacto motor eléctrico trasero, maximiza la capacidad de maletero, con unos importantes 530 litros de capacidad máxima.

No te lo pierdas: los diez SUV más rápidos del planeta

Con una potencia combinada de 400 CV y un par instantáneo de 700 Nm, es casi la mitad de potente que un Tesla Model X P90D. No obstante, las prestaciones son imponentes: este Jaguar I-Pace es capaz de acelerar de cero a cien en cuatro segundos, 0,3 segundos más lento que el Tesla, pero suficiente como para poner en apuros a SUV de muy altas prestaciones con motores tradicionales, como el Porsche Cayenne Turbo S o el Bentley Bentayga.

Las baterías, con una capacidad de 90 kWh, se puede cargar en un 80 por ciento en apenas 90 minutos con un cargador de 50 kW, mientras que el I-Pace también se podrá cargar en los futuros supercargadores de 150 kW (los de Tesla tienen 120 kW). La pregunta del millón: ¿qué tal la autonomía? nada mal, 500 km en ciclo NEDC. Más que suficiente para ir a buscar a los críos al colé.

Estos y toda la familia disfrutarán de un interior muy tecnológico (y táctil). El cuadro de mandos será digital, mientras que el salpicadero estará protagonizado por una enorme pantalla táctil de 12 pulgadas. No obstante, seguirán existiendo mandos giratorios físicos, eso sí, con pantallas integradas, ¡cómo no! “Soy muy fan de los mandos rotatorios en lugar de un iPad en medio del salpicadero. Estos pueden ser interesantes en tu sala de estar, pero no son demasiado prácticos a 130 km/h.” Comenta Callum.

 

 

El techo de cristal dota al interior de una gran sensación de desahogo mientras que la ausencia del túnel de transmisión hace que el espacio interior se sienta diáfano muy agradable. El interior se sigue sintiendo propio de un Jaguar, tanto por los materiales como por distintos detalles de diseño.

Lujoso, refinado, ecológico, rápido, deportivo: ¿lo tiene todo el Jaguar I-Pace? Probablemente el arma más importante de este coche todavía esté escondida en algún cajón de las oficinas centrales de la marca: el precio.  Según Jaguar, el precio del Jaguar I-Pace podría ser entre un 10 y un 15 % más caro que el F-Pace V6 con el mismo equipamiento, por lo que podría rondar los 77.000 euros de precio base, esto sería casi 10.000 euros más barato que el Tesla Model X más barato, que cuesta 86.100 euros sin impuestos.

¿Crees que los coches del futuro seguirán este camino? El SUV eléctrico de Audi también se sumará a este concepto de vehículo muy pronto y seguro que no será el único: un SUV ofrece imagen y espacio interior, amén de espacio para meter muchas baterías. Ahora solamente queda esperar que los consigan hacer bonitos, hay que reconocer que el equipo de Ian Callum no ha hecho un mal trabajo con el Jaguar I-Pace.

Tags

  • Jaguar
  • Jaguar I-Pace
  • Coches Eléctricos