Un paseo rápido por el Museo de Peugeot y por la historia de la marca francesa

Museo de Peugeot

Hemos visitado el Museo de Peugeot, en el que se encuentran varios integrantes que representan partes de la larga historia del fabricante francés. Siéntate, relájate y disfruta  con nosotros de estas auténticas joyas de la automoción.

No te has metido en una máquina del tiempo y te has transportado a los inicios del París del siglo XX, sino a lo más parecido. El Musée de l'Aventure Peugeot -o Museo de la Aventura Peugeot-, en Sochaux, es el lugar ideal para sumergirse en la historia no sólo de los coches con leones en la parrilla, sino del automóvil en su conjunto. Nosotros lo hemos visitado.

Texto original de Stephen Dobie

Peugeot Type 3

Peugeot Type 3

Peugeot es uno de los primeros fabricantes del mundo. Armand Peugeot se reunió con Gottlieb Daimler en la década de 1880 para poner en marcha la industria del automóvil tal y como la conocemos. Probaron por primera vez la propulsión a vapor, en 1889, antes de pasar al petróleo para el Type 2 un año más tarde. Este es un Type 3 de cuatro plazas, fabricado en 1891.

Peugeot 302 Sport Roadster

Peugeot 302 Sport Roadster

Siguieron decenas de iteraciones del automóvil, pero hemos saltado hasta 1937 y a este deportivo bellamente esculpido. El más prosaico Peugeot 302 fue remodelado por el carrocero Marcel Pourtout con una forma que no desentonaría con la insignia de Bugatti. Un motor de 70 CV propulsa sus curvas hasta una velocidad máxima de 140 km/h.

Peugeot 504 Papamóvil

Peugeot 504 Papamóvil

No hace falta traducir mucho para saber qué significa ese nombre. Sí, este artilugio se fabricó con el único propósito de transportar Papas. Al Papa Juan Pablo II, en sus visitas a las ciudades francesas en los años ochenta, para ser más precisos. Se le dotó de paneles blindados tras un intento de asesinato del pontífice máximo en 1981.

Peugeot P4 Civil

Peugeot P4 Civil

Al fondo del museo, junto al Papamóvil, se encuentra el Clase G francés del que nunca has oído hablar. Literalmente: el P4, fruto de un acuerdo con Mercedes, es un G con insignias de león. Diseñado para sustituir a los viejos Jeeps del ejército francés, Peugeot fue lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que el público comprador también lo querría. De ahí esta versión.

Coches del Rally Dakar

Peugeot 205 T16 y Peugeot 405 T16

Pero estos son los todoterrenos de Peugeot con los que probablemente estés más familiarizado. La firma francesa se alzó con el trofeo del Rally Dakar en cuatro ocasiones consecutivas entre 1987 y 1990, repartiéndose las victorias a partes iguales entre el 205 T16 (izquierda) y el 405 T16 (derecha) con su memorable decoración de Camel.

Peugeot 405 T16

Peugeot 405 T16 de Ari Vatanen

No contento con conseguir tres trofeos Peugeot en el Dakar (de un total de siete hasta la fecha), Ari Vatanen aspiraba a algo aún más ambicioso: una victoria y un récord de tiempo en la Pikes Peak International Hill Climb. Su carrera de 10:47 en 1988 fue inmortalizada en la película Climb Dance, haciendo de éste quizás el coche más famoso de todo el museo.

Peugeot 208 T16

Peugeot 208 T16

Nada dura para siempre y en 2013 Peugeot estaba preparado para recuperar los honores de Pikes Peak. Los mundos del rally y de la resistencia se combinaron, dando como resultado el 208 T16 de 875 kg y 887 CV. ¿Y quién sino el piloto más ganador del WRC, Sébastien Loeb, para conducirlo? Peugeot recortó más de 90 segundos al récord de Rhys Millen, con una carrera de 8m 13s.

Peugeot VLV

Peugeot VLV eléctrico

Del Peugeot más enérgico de la historia al más endeble. Este Véhicule Léger de Ville representa un transporte urbano biplaza totalmente eléctrico con unos principescos 3,3 CV y hasta 80 km de autonomía. Casi como el actual Citroën Ami, a pesar de que el VLV ya tiene ochenta años. Peugeot vendió 377 ejemplares entre 1941 y 1943, principalmente a médicos y carteros.

Peugeot 402 B Gasogene Limusina

Peugeot 402 B Gasogene Limousine

Antes de que Peugeot se atreviera con el VLV, intentó resolver la posible escasez de combustible de la guerra con un coche que transformaba el carbón en gas. Este Peugeot 402 modificado podía desarrollar monóxido de carbono para entregar 40 CV de potencia y alcanzar 65 km/h gracias a su caja de combustión y su generador. Entre 1940 y 1944, más de 2.500 coches utilizaron este método.

Peugeot Quasar

Peugeot Quasar

Avancemos varias décadas y adentrémonos en el rico catálogo de concept cars de Peugeot. Mientras que una limusina propulsada por carbón llegó a la producción, este supercoche de rally del Grupo B lamentablemente no lo hizo. Quizás lo más profético del Quasar de 1984 es su dependencia de una pantalla en el centro del salpicadero para el entretenimiento en el coche...

Peugeot Onyx

Peugeot Onyx

Sí, Peugeot ha desarrollado la habilidad de ofrecernos supercoches que nunca llegaremos a comprar. Después del 907 con motor V12 de mediados de los noventa, llegó el Onyx de 2012. Tomaba el propulsor híbrido diésel V8 de 690 CV que nunca llegó a Le Mans y lo escondía bajo una carrocería de carbono y cobre bellamente elaborada. Hipotéticamente, alcanzaría 354 km/h.

Peugeot Hoggar y Quartz

Peugeot Hoggar y Peugeot Quartz

No tuvimos una versión de producción del Onyx, pero sí coches muy inspirados en ellos. Quizá nos gustarían más los crossovers si se parecieran más al Hoggar, aunque demos gracias a que los elementos del no muy malogrado Quartz siguen presentes hasta el 3008 que podemos comprar hoy en día.

Peugeot 601 Eclipse

Peugeot 601 Eclipse

Como prueba de la incesante "visión de futuro" de Peugeot, aquí tienes un cabrio de techo rígido plegable de 1934. No es un 206 CC, pero su transformación a partir de la berlina 601, mucho más cuadrada, al menos la hizo Monsieur Pourtout. Muy elegante, ¿no?

Peugeot 205 GTI

Peugeot 205 GTI

Es la primera vez que oímos hablar de él. ¿Era popular? ¿Se manejaba bien? Quién sabe. Lo que sí sabemos es que el coche azul del fondo es un concept creado por Pininfarina para el proyecto "M24", con el que Peugeot pretendía crear un elegante utilitario que se situara entre sus modelos 104 y 305. ¿Qué tal les habrá ido?

Peugeot 205 T16

Peugeot 205 T16

Bromeamos, por supuesto. Nos tropezamos con el Museo de la Aventura Peugeot durante las celebraciones del cuadragésimo aniversario del 205 y, sentado orgullosamente entre todo tipo de ejemplares -incluido el menos visto 205 Nepala Estate- se encontraba este espectacular Turbo 16, el coche especial de homologación de la época gloriosa del Grupo B. Magnífico.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Museos de CochesMotor, coches clásicos