Los aranceles de Europa a coches chinos afectarán al Tesla Model 3

Tesla Model 3 Performance 2024

Europa ha comenzado la batalla contra los coches eléctricos chinos. Se han anunciado aranceles de hasta el 38% a marcas como BYD, el Grupo SAIC o Geely... Pero también afectarán a Tesla

Los coches eléctricos han revolucionado el mercado. Sin embargo, en Europa han levantado el hacha de guerra y la unión ha anunciado aranceles contra los vehículos chinos: un 17,4% para BYD, hasta un 38,1% para SAIC y un 20% para Geely. Pero esto también podría afectar a Tesla.

La marca de Elon Musk fabrica en china todas las versiones del Tesla Model 3. Y estas medidas afectarán también a las compañías con este modus operandi (varias europeas también). De hecho, el precio del Tesla Model 3 podría verse incrementado a partir del 1 de junio, como ya señala la marca en el configurador.

¿Un tratamiento especial para Tesla?

Elon Musk

Según el primer borrador de estas medidas, un productor de coches eléctricos en China podría recibir un tipo de impuesto calculado individualmente. Es decir, que Tesla y otras marcas recibirían impuestos individuales a ciertos modelos que no tienen por qué ser equivalentes a los de las marcas chinas.

"Prevemos que deberemos aumentar el precio del Model 3 a partir del 1 de julio de 2024. Esto se debe a los aranceles adicionales que probablemente se impongan a los vehículos eléctricos fabricados en China y vendidos en la UE", reza Tesla en su mensaje web.

Aún no se conoce cuál será el porcentaje que se aplicará a la berlina estadounidense, aunque sería descabellado pensar que pueda superar al de las marcas asiáticas. En uno de los peores escenarios posibles, si el Tesla Model 3 recibiera el 17,3% que se va a aplicar a BYD, pasaría de 39.990 euros hasta los 46.908 euros.

BYD, la principal competencia de Arcfox tanto en China como en Europa.
BYD, la principal competencia de Arcfox tanto en China como en Europa.

Esto en el acabado básico, con hasta 513 kilómetros de autonomía y capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, tracción trasera y con 201 km/h de velocidad máxima. Aunque lejos de centrarse en las citadas marcas, las europeas también podrían estar contra las cuerdas.

Por dos motivos. El primero, la cantidad de coches que se fabrican en China. Sin ir más lejos, el BMW iX3, el Cupra Tavascan o el Citroën C5 X, entre otros tantos modelos. Y marcas como Mercedes-Benz, Volvo, Polestar o Lotus usan tecnología de conglomerados como Geely.

Gracias al poder de estas empresas, incluso Volkswagen y otros grandes feudos mundiales han comenzado a cooperar con ellos. En este caso, con SAIC para fabricar productos en China y venderlos bajo nombre occidental con licencia. Decisiones que podrían verse afectadas por esta escalada de sanciones y su efecto dominó.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: ChinaCoches chinos,