Según un barómetro, uno de cada cuatro puntos de carga en España está fuera de servicio

Cargadores Ionity

Gustavo López Sirvent

Según los datos del estudio que ha realizado ANFAC, en la actualidad hay 6.704 puntos de carga fuera de servicio. Esto quiere decir que un 23% de la infraestructura de recarga instalada en España no está operativa. Además, de los 22.760 puntos de carga que hay en toda la geografía española, el 73% son de carga lenta.

El Barómetro de Electromovilidad de ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) ha arrojado unos datos nada halagüeños que pueden poner en peligro la activación de compra de vehículos eléctricos en España, puesto que su estudio va enfocado hacia los puntos de recarga que hay repartidos por todo el país.

Según las estadísticas que maneja este colectivo, en la actualidad hay 6.704 puntos de carga fuera de servicio, (unos por encontrarse en mal estado, otros averiados y otros porque aún no se han podido conectar a la red de distribución eléctrica). Esto quiere decir que un 23% de la infraestructura de recarga instalada en España no está operativa, prácticamente uno de cada cuatro cargadores. 

Pero lo más sangrante viene ahora. Según este barómetro, si todos estos puntos estuviesen en funcionamiento, en nuestro país tendríamos 29.464 puntos de recarga de acceso público.

El ritmo al que crecen los puntos de recarga en España sigue siendo lento, como demuestra que en Europa sólo estamos por encima de la República Checa y de Hungría. A pesar de ello, en el segundo trimestre de 2023, la infraestructura de recarga de acceso público ha aumentado en 2.517 puntos (cargadores), según datos del Barómetro de Electromovilidad de ANFAC.

Este dato, que podría parecer alentador, no lo es porque en el segundo trimestre del año, en España sólo hay 22.760 puntos de carga de acceso público para coches eléctricos, números insuficientes si los comparamos con países vecinos como Francia (cerca de los 100.000 puntos) o Italia (más de 45.000 puntos).

En nuestra geografía tenemos además otro hándicap. La mayoría de los nuevos cargadores son lentos: el 73% tiene una potencia de 22 kW o inferior. Si hacemos la suma global de todos los cargadores, los lentos suponen el 78% del total.

Los cargadores rápidos en España son minoría porque solamente existen 875 cargadores con una potencia igual o superior a los 150 kW, apenas un 3,8% del total. Cabe recordar que ese tipo de cargadores son los que permiten hacer una carga alta entre 15 y 25 minutos (siempre dependiendo de la carga y del coche que se traten).

Otra carencia más es la de los puntos de recarga de más de 250 kW de potencia. Según el barómetro de ANFAC, en el segundo trimestre de 2023 solamente se han abierto al público siete puntos de recarga muy alta, uno de los menores crecimientos trimestrales en cuanto a cargadores de este tipo. 

Una de las barreras más importantes que se deberían derribar y que todavía siguen impidiendo el crecimiento de los puntos de recarga son las dificultades administrativas, que tienen interminables trabas burocráticas. De hecho, tienen paralizados muchos proyectos. No en vano, hay un gran número de cargadores instalados que están fuera de servicio, como te contamos al inicio de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Españarecarga batería, Recarga coches eléctricos