10 coches deportivos míticos con cajas de cambios dog leg (no son tan raras)

Para los no iniciados, una caja de cambios dog leg es aquella que lleva la primera marcha hacia atrás y hacia abajo (vamos, donde estaría la segunda). ¿Ya? Pues al lío.

Los supercoches de Aston Martin durante los próximos siete años.

Aston Martin ha quitado un clavo del cofre de las cajas de cambio equipando su V12 Vantage con una de tipo manual. Esto lleva una palanca al elegante coche deportivo británico y aumenta la confianza en una transmisión que todos temíamos ver usurpada por levas.

Y dicha confianza es real: en vez de poner las seis marchas de los Vantage antiguos, Aston ha desarrollado una caja de siete relaciones. Manual, insisto. Para ayudarte a pasar por todas estas velocidades, es un cambio dog leg. Primera, que usas en los cruces y para aparcar, es hacia atrás y hacia abajo. Las marchas de segunda a séptima ocupan las posiciones en las que normalmente estarían de primera a sexta.

Se trata de un tipo de transmisión poco usual actualmente, pero este patrón ha sido empleado por muchos, muchos coches geniales a lo largo de los años. Y no lo hacían para que fuera más sencillo manejar siete velocidades, sino para apartar a codazos la primera marcha y favorecer una conducción rápida sobre todo lo demás. Clica en la galería para echar un vistazo a nuestro tour por los coches con cambio dog leg

Lecturas recomendadas