Pasar al contenido principal

Desmontando los 10.000 Nm de par del Tesla Roadster. ¿Vende humos?

Una pizarra, cuatro conceptos básicos y mucho marketing.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
par motor tecnologia motor pizarra datos

Vale, es cierto que casi cada día acabamos hablando de Tesla, por A o por B. En cualquier caso, la marca de Elon Musk sigue de plena actualidad, bien por la manera en la que Tesla está quemando dinero o bien por algunos proyectos locos, como el del camión eléctrico de Tesla o el protagonista de este artículo, el brutal Tesla Roadster. Durante su presentación, más propia de un iPhone, la marca americana ofreció unas cifras que nos dejaron a todos con cara de tonto: 0 a 100 km/h en 1,9 segundos o un par de 10.000 Nm. En aquel momento pensamos: no habrá rueda en el mundo capaz de aguantar semejante embestida. Tranquilo, tenía truco.

 

 

En el vídeo que os muestro sobre estas líneas se puede entender mucho mejor como los 10.000 Nm de par del Tesla Roadster no son más que puro marketing, una cifra para impresionar gratuitamente y conseguir que más y más gente invierta dinero en la firma. En la ficha técnica, hay que leer la letra pequeña, esa letra que afirma: ‘Wheel Torque’. Par a las ruedas. Algo muy diferente a: par del motor. Que es a lo que estamos acostumbrados y cómo se mide el par que genera la mecánica y no que las ruedas generan tras las diferentes multiplicaciones en la transmisión o el diferencial. 

En el vídeo, puedes ver cómo el par de las ruedas no es el mismo que el par que genera el motor o los motores, como parece que será en el caso del deportivo de Tesla (realmente podrá poner en peligro coches como el Bugatti Chiron?). La cuestión aquí es que el par que llega a las ruedas y la desmultiplicación del giro de motor tanto en la transmisión como en el diferencial. En el vídeo se puede ver de manera muy clara, tomando como ejemplo un Dodge Challenger SRT Demon

 

 

En la transmisión, el muscle car con el que todos soñamos tiene un desarrollo de 4,71:1 en primera, mientras que en el diferencial trasero es de 3,09:1. Teniendo en cuenta que en primera, con un combustible de 91 octanos, el motor genera 972 Nm de par, podemos afirmar que tras la desmultiplicación de la transmisión y del diferencial trasero, el par que llega a las ruedas traseras es de 14.000 Nm. En el vídeo podéis ver otros ejemplos, en segunda y con una gasolina de mayor octanaje.

La clave es que esa cifra de 10.000 Nm de par no la podemos considerar real. No al menos como par motor, ya que es el par que llega a las ruedas. Con este ejemplo y con otros, parece claro que el objetivo de Tesla es impresionar a propios y extraños, hacer que la gente pague como loca 250.000 euros de depósito sin saber ni siquiera cuándo les llegará su deportivo eléctrico, causar expectativa. Las cifras del Tesla Roadster seguro que serán brutales, pero hasta que no sepamos el desarrollo final que genera la transmisión y el diferencial no sabremos cuál es realmente el par motor generado. No serán 10.000 Nm, pero seguro que seguirá siendo una cifra impresionante.

Lecturas recomendadas