Pasar al contenido principal

Adiós: en 2025 todos los Aston Martin serán híbridos o eléctricos

“Seremos 100% híbridos a mediados de la próxima década.”

No te pierdas: Tres coches híbridos de 2018 que te harán disfrutar

Andy Palmer, presidente de Aston Martin, ha vuelto a ser contundente. Hace un tiempo ya conocimos los planes de futuro de Aston Martin, con el DBX y el Lagonda, hoy conocemos nuevos detalles a medio y largo plazo: en poco más de siete años se espera que todos los Aston Martin cuenten con mecánicas híbridas, sí, has oído bien: ¡to-dos! No habrá excepción e incluso los grandes GT, como el Vanquish actual, o las versiones más salvaje, como el Aston Martin Vantage GT12, contarán con motores eléctricos para conseguir mejores prestaciones y consumos más eficientes.

 

Estos son los 5 mejores Aston Martin de la historia

 

Y es que en declaraciones al Financial Times, Andy Palmer no puede ser más contundente. Esta noticia no sorprende, ya que una marca como Aston Martin debe montar siempre la mejor tecnología disponible y parece evidente que en el futuro la electrificación será clave para ofrecer mejores prestaciones y mejor eficiencia. No obstante, las declaraciones han sido jugosas y podemos sacar nuevas conclusiones: una de ellas es que el 25% de los Aston Martin serán eléctricos a finales de la próxima década.

Probablemente este último anuncio te provoque un susto, pero realmente, si lo piensas, no parece tan grave. Con la llegada del futuro SUV de Aston Martin y el Lagonda, una nueva berlina de lujo, parece claro que hay margen para que el 25% de la gama sea eléctrica sin necesidad de contar con auténticos deportivos, aunque no se debe descartar que la marca pueda barajar alguna versión superdeportiva y completamente eléctrica, siguiendo los pasos del Rimac Concept S.

Te interesa: Los coches híbridos que puedes comprar ahora mismo

Otra sorpresa en las declaraciones de Andy Palmer llegó cuando se hablaba de la tecnología utilizada. Era de esperar que una pequeña marca como Aston Martin se pueda aprovechar de la tecnología de un socio mayor como es Mercedes, que ya a día de hoy proporciona varios motores en la gama del fabricante británico. No obstante, Andy Palmer ha asegurado en sus declaraciones que el objetivo es que Aston Martin cree sus propios sistemas eléctricos, incluyendo las baterías: siguiendo los pasos del Aston Martin RapidE y su unión tecnológica con Williams.

 

 

Veremos cómo evoluciona esta estrategia, pero parece evidente que tanto Aston Martin como la mayoría de marcas de altas prestaciones ya se preparan para la revolución eléctrica. Más potencia, un comportamiento más explosivo y mejor eficiencia y respeto por el medio ambiente: ¿será la solución definitiva?

Fuente: Financial Times

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear