Pasar al contenido principal

¿Te acuerdas de quién desarrolló el Audi RS2?

Una pista: se fabricó en Zuffenhausen...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Audi RS2

Conocer quién desarrolló el Audi RS2 es fundamental para ser consciente de las virtudes y defectos de esta berlina familiar deportiva que llegó a mediados de los años noventa. En un primer momento fue conocido como Audi 80 RS2 y su objetivo era convertirse en una edición limitada de un vehículo muy prestacional que además sirviera para toda la familia. Y lo consiguió… 

No te pierdas: ¿Un Audi RS 3 con 4 motores de Fórmula E

Pero lo más interesante del Audi RS2 fue, sin duda, la forma en la que fue concebido, fruto de una ‘joint venture’ de Audi con Porsche. Porque la marca de los cuatro aros quería el apoyo de alguien muy capacitado para el lanzamiento de su primer ‘RS’ y para ello recurrieron a la experiencia de Porsche en el lanzamiento de coches más picantes.

De hecho, el Audi RS2 Avant se fabricó en la planta de Zuffenhausen, cerca de Stuttgart -y a la vez que el Porsche 911 993- en lugar de en Ingolstadt. Por ese mismo motivo, muchas de sus partes pertenecían a Porsche: retrovisores, llantas, intermitentes, paragolpes -el frontal fue diseñado para dejar hueco a la refrigeración del intercooler- y faros traseros (¿no te recuerda ese reflectante rojo que les une al 911?)…

 

Audi RS2

 

Pero también había en sus entrañas mucho de los de Stuttgart. De hecho, parte del motor y otros elementos como los frenos o las ruedas pasaron por las manos de la compañía de Zuffenhausen. Matizo: la base no era otra que la del Audi S2 Avant, pero afinado por Porsche

Por tanto, en lugar de ofrecer 230 CV, la potencia se elevó hasta los 315 CV y 400 Nm de par, procedentes de un motor de cinco cilindros y 2,2 litros, que permitía al Audi RS2 acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 262 km/h. Y tracción quattro, claro. 

Se mantuvo, eso sí, la caja de cambios de seis velocidades del Audi S2, aunque fue reforzada.

 

 

Interior del Audi RS2: una caja de sorpresas

Ahora que ya conocemos quién desarrollo el Audi RS2, es el momento de centrarnos un poco más en su aspecto… porque su habitáculo fue una revolución. 

A pesar de ser una berlina familiar, montaba asientos Recaro delanteros abatibles, acabados en napa, podía incorporar carbono y combinaba las costuras del interior con el color azul de la carrocería. Efectivamente, ¡no le faltaba detalle! 

 

Audi RS2

 

Finalmente, se fabricaron más unidades de las previstas en un primer momento -2.891 frente a 2.200- que se vendían a unos precio aproximado de 10 millones de pesetas. Se estima que en torno a 30 Audi RS2 llegaron a España. ¿Conocer a alguien que tenga uno?

Todo la información sobre Audi está en nuestras fichas

 

Lecturas recomendadas