Pasar al contenido principal

Coches míticos: BMW Serie 1 M Coupé

¿El mejor BMW de todos los tiempos?

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
BMW Serie 1 M Coupé

El BMW Serie 1 M Coupé es uno de los coches míticos que siguen levantando suspiros entre los auténticos amantes de la deportividad en tamaño compacto. Porque así fue como surgió este BMW Serie 1 tan especial.

En su momento, fue presentado por el fabricante como un coche con “prestaciones propias de la competición automovilística en un vehículo desarrollado para el uso diario”. Y cuando llego el momento de conducirlo, la prensa de motor se dio cuenta de que los chicos de BMW no mentían.

No te pierdas: BMW M2 de segunda mano o BMW 1M Coupé, ¿cuál comprar?

Dentro de sus pequeñas dimensiones -medía 4.380 milímetros de largo, 1.420 mm de alto (lo que le convirtió en el modelo más bajo de la gama M) y 1.803 mm de ancho- latía un motor biturbo 3.0 de seis cilindros en línea, asociado a un cambio manual de seis velocidades, que había sido modificado para estar a la altura de un circuito de carreras.

Este propulsor ofrecía 340 CV y un par máximo de 450 Nm (que llegaba a los 500 gracias a la función overboost) disponibles entre 1.500 y 4.500 rpm; y todo para un coche con una relación peso/potencia de 4,4 CV/kg.

Bastaba un pisotón -aceleraba de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos- para darse cuenta de que el BMW 1M Coupé era palabras mayores…

 

 

BMW Serie 1 M Coupé: genética de competición

El dinamismo del BMW Serie 1 M Coupé puso a temblar a algunos poderosos rivales como el Audi RS3, Subaru WRX STI o el BMW M3… Y su imponente carrocería, en la que la aerodinámica fue reforzada por la instalación por primera vez en un coche de serie de ‘air curtains’ en los laterales, marcaba tendencia. 

El logotipo M, el deflector sobre la tapa del maletero para mejorar la respuesta del BMW 1M Coupé cuando circulaba a alta velocidad y la doble salida de escape remataban el conjunto. 

 

BMW Serie 1 M Coupé

 

A nivel funcional también se mejoró su chasis, que estaba inspirado en el mundo de la competición. De hecho, se utilizaron muchos elementos del BMW M3, su suspensión fue regulada en el circuito de Nürburgring, se añadieron frenos de alto rendimiento, entre otras características. 

Tan alto dejó el listón el BMW Serie 1 M Coupé, tan completa era su carta de presentación, que incluso fue elegido como Safety Car del Mundial de MotoGP. ¡Había que elegir un coche a la altura de tan exigente prueba! Eso sí, tuvieron que hacer algunas modificaciones para ello, sobre todo en materia de ahorro de peso.

 

¡20 años de Safety Car de BMW M!

 

Se añadió un capó de fibra de carbono reforzado con salidas de aire adicionales, un faldón de policarbonato, el tubo de escape de titanio ligero ahorra peso y un ‘spoiler’ sobre el maletero para mejorar la carga aerodinámica. Se prescindió de los asientos traseros, se añadió una jaula antivuelco y se añadieron cinturones de seguridad de seis puntos.

Aunque hoy en día, tenemos una buena herencia de este coche, el llamado BMW M2, 'el padre' de este modelo siempre será único e inolvidable. ¿Sabías que Chris Harris tiene un BMW 1M Coupé?

Más información sobre el BMW M2 en nuestras fichas

 

PUBLIRREPORTAJE

Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.

Y además