Pasar al contenido principal

Cinco coches divertidos que tomaron el motor de otros (mucho) más aburridos

De coches aburridos para papás a bestias para petrolheads locos por la velocidad.

motores deportivos coches aburridos

El mercado de coches nuevos está repleto de opciones para todos los gustos: coches aburridos, todoterrenos robustos y compactos deportivos estimulantes. Los SUV golpean con dureza sin ser mejores en nada y la gente paga fortunas por coches premium que a veces te hacen llevar las manos a la cabeza. ¿El mundo da señales de haberse vuelto loco? Parece evidente que que hay cosas que están cambiando: hoy te traigo cinco coches divertidos con motores de coches aburridos, un binomio que probablemente, a día de hoy, con el downsizing, sería realmente complicado de ver.

 

Volkswagen Touareg - Volkswagen Golf R32

 

Coches aburridos motores deportivos

 

¿Qué tienen en común un SUV con un compacto deportivo? Poco o nada, no obstante, hace unos años, un aburrido Volkswagen Touareg, que no corría y que no dejaba de tragar combustible, montaba el mismo motor que el Volkswagen Golf R32, un compacto emocionante, divertido y muy radical. El motor VR6 del Grupo Volkswagen ha dado para mucho, pero en este caso, el motor de 3.2 litros y 24 válvulas, que primero produjo 220 CV y más tarde 241 CV en el Touareg, es el mismo que montó el primer Golf R32, con 241 CV. Esta misma mecánica también es la base para la posterior versión de 250 CV, que vimos en coche como en el R32 de caja quinta, el Audi TT 3.2 o el Audi A3 con esta misma mecánica.

 

Mondeo 2.0 16v - Ford Fiesta ST

 

Coches aburridos motores deportivos

 

Ford ha creado algunos de los motores más interesantes y no son pocos los fabricantes que han contado con sus mecánicas para montarlas en sus deportivos. No obstante, el caso más evidente de coche aburrido-coche divertido es el del Ford Mondeo 2.0 16v de 145 CV y el del Ford Fiesta ST con el mismo motor, aunque una puesta a punto diferente por parte de los chicos de Ford Performance y cinco caballos extra. En el Mondeo, este motor era extremadamente calmado y, por qué no decirlo, también aburrido. En el Ford Fiesta era un motor muy interesante, que junto con la puesta a punto general del coche le convertían en uno de los mejores utilitarios deportivos de los últimos años.

 

Volvo XC90 V8 - Noble M600

 

Coches aburridos motores deportivos

 

Cuando te hablaba de Ford y de coches deportivos, estaba pensando en el Noble M400 y su motor V6 derivado del Mondeo ST220. Ahora bien, dentro de esta peculiar marca inglesa, todavía hay un caso más bestia: el aburrido Volvo XC90 y el bestial Noble M600 comparten alma, comparten mecánica. Sí amigos, se trata del motor V8 B8444S diseñado y desarrollado por Volvo pero fabricado por Yamaha. Es un bloque atmosférico con los cilindros generando una bancada de 60º y que producía 315 CV en las especificaciones del fabricante sueco, tanto en el Volvo XC90 como en el Volvo S80. El fabricante británico Noble apostó también por este motor para equipar a su tope de gama, el Noble M600, aunque con importantes novedades: la principal es la incorporación de una pareja de turbocompresores Garrett. Dependiendo de la presión de los turbos, la potencia podía variar de los 450 CV hasta los 660 CV. ¡Una bestia! Para transmitir toda esta potencia a las ruedas traseras utiliza una caja manual Graziano de seis velocidades. Un coche que se puede definir de cualquier manera, menos de aburrido.

 

Toyota Camry V6 - Lotus Exige S

 

motores deportivos coches aburridos

 

Parece imposible que uno de los sedán más aburridos del mercado, el Toyota Camry, pensado para el mercado americano y enfocado claramente al confort, pueda compartir motor con el Lotus Exige S, uno de los deportivos más salvajes, radicales y emocionantes que existe en el mercado. Pero es así y el culpable es el motor 2GR-FR de 3.456 cc. Se trata de un bloque de aluminio con la bancada a 60º y tecnología VVT-i de distribución variable de las válvulas. En el caso del Toyota, encontramos con motor de aspiración normal, atmosférico, con una potencia de 268 CV. En el caso del Lotus, este motor se montó primero en el Evora, en una configuración también atmosférica que producía 280 CV, mientras que posteriormente se le instaló un compresor para incrementar la potencia hasta los 350 CV: esta es la mecánica que monta el Lotus Exige S y todas las versiones que están apareciendo últimamente, como el Lotus Exige Cup 380 o el Lotus Exige 430 Type 25.

 

Mercedes Clase S - Pagani Zonda

 

deportivos motores coches aburridos

 

Probablemente el caso más brutal entre coche aburrido y relajado y coche salvaje y emocionante. Cuando Horacio Pagani se empecinó en crear su propio superdeportivo tenía algo claro: tenía que ser un coche fiable, además de rápido y muy efectivo: esto último sería gracias a su chasis de fibra de carbono, acero y aluminio. En 1999 se presentaba el Pagani Zonda C12, el primero de todos, y bajo el capó se encontraba el motor V12 de seis litros de origen Mercedes. Sí amigos, el motor de un Mercedes Clase S, SL o CL estaba en las tripas de unos de los deportivos que, con el paso de los años, más cariño y admiración ha despertado entre todos los amantes a los coches de altas prestaciones. En el caso del primer zona, el motor era exactamente el mismo, con 6.010 centímetros cúbicos, 48 válvulas y una potencia de 394 CV a 5.200 rpm. Con este motor, el Zonda aceleraba de cero a cien en menos de cinco segundos, una cifra buena pero que estaba lejos de lo que buscaban sus potenciales clientes, por lo que muy pronto el motor fue preparado por AMG y potenciado hasta los 550 CV. ¡Ah, y claro! Este mismo motor, con numerosas modificaciones, es el utilizado por los últimos Zonda fabricados, como el Pagani Zonda LM de esta prueba o el Pagani Zonda HP Barchetta. ¡Con más de 700 CV!

 

Lecturas recomendadas