¿Cuánto cuesta un motor 2JZ? Analizamos el bloque del Supra y sus rivales

Motor 2JZ-GTE Toyota Supra
Foto del redactor Rodrigo García Vita

Comprar bloques para swap de motor es una práctica cada vez más habitual. Sobre todo en competición. Buscamos el precio del 2JZ y sus principales alternativas.

Si te gustan los coches japoneses y especialmente la mecánica de los deportivos de los 90’, este artículo podría interesarte. ¿Cuánto cuesta un motor 2JZ? ¿Hay otras opciones? Preguntas comunes para aquellos con unos cuantos billetes en el bolsillo que se están planteando un swap.

Motor 2JZ-GTE o RB26DETT: ¿Cuál es mejor motor?

En esencia, un swap es el cambio de motor en un vehículo con todos los sistemas auxiliares que eso conlleva: ECU, cableado, refrigeración, sistema de escape, transmisión… Es toda una obra de ingeniería en el que el bloque es la pieza central. Y por ello, el motor del Toyota Supra es una pieza tan codiciada.

Se trata de un bloque muy potenciable y especialmente fiable incluso sin forjar. Aunque por supuesto, hay más opciones y alternativas entre otros coches JDM. Y sí, también europeos como e BMW M3 E36 o el Mercedes 190e 2.5 24V. Pero hoy nos centraremos en el país del sol naciente.

El precio del motor 2JZ y de sus rivales

Motor 2JZ-GTE Toyota Supra

Hemos buscado en internet, en multitud de webs e importadores de piezas y tecnología de alto rendimiento para coches deportivos. Los precios que comentamos en este artículo son promedio y evidentemente, no incluyen envío y pueden variar dependiendo de las regiones y la situación del motor.

El motor 2JZ-GTE (versión tope de gama) puede llegar a costar unos 13.000 euros. En la mayoría de ocasiones, sin incluir los dos turbocompresores. Por tanto, hay que añadir a la ecuación estos componentes y sus sistemas auxiliares, como intercooler y refrigeración. Eso sí, muchos traen cableado y ECU incluidos.

Un precio excesivamente caro, sin duda. El 6 cilindros en línea de 3,0 litros biturbo más famoso del mundo no iba a ser más barato y para tenerlo completamente operativo junto a caja de cambios, escape y demás componentes, te podría tocar desembolsar cerca de 20.000 euros o más.

Por otra parte, tienes las versiones single turbo y atmosféricas bastante más baratas. Ediciones que incluso montaron coches como el Lexus IS300 o el Toyota Soarer, que mediante aspiración natural podían generar unos 230 CV.

Motor RB26DETT del Nissan Skyline GT-R V-Spec II Nür

©2022 Courtesy of RM Sotheby's

Aunque hay alternativas al 2JZ biturbo y de su misma quinta. Sin ir más lejos, su gran rival: el motor RB26DETT del Nissan Skyline en sus diversas generaciones. Posee un precio ligeramente superior al del Toyota Supra, pero es relativamente similar. Si bien, la escasez de componentes y la baja demanda de los mismos hace que los precios de la preparación sean mayores que con el Supra.

Si esto se te va de presupuesto, hay opciones mucho más baratas. Y sin irnos de Nissan, nos encontramos al motor SR20DET de los Silvia por entre 4.000 y 7.000 euros. Un 4 cilindros en línea turboalimentado de 2,0 litros que puede generar hasta 250 CV y 280 Nm de serie. Una opción más que recomendable.

Honda B16b

Estamos hablando de motores en disposición longitudinal, ya que fueron diseñados para coches deportivos de tracción trasera. ¿Y si quieres un delantera? Seguro que tienes un Honda Civic de la década de 1990, así que tu principal opción debe ser el motor B16B de 1,6 litros atmosférico VTEC, que puedes encontrar por unos 3.000 euros en buen estado.

Se trata de un motor bastante simple y extraordinariamente fiable capaz de subir hasta cerca de las 9.000 rpm con una buena preparación. Un espectáculo para los amantes de los atmosféricos. Además, al no llevar turbo, su electrónica y sistemas auxiliares como la refrigeración son mucho más simples y por tanto, más baratos. Con unos detalles, supera los 200 CV sin problema.

Motor Wankel rotativo 13b del Mazda RX-7

Finalmente, una opción radical y extrema es el motor Wankel 13b del Mazda RX-7. Una pieza de la tecnología realmente interesante por su funcionamiento mediante el principio rotativo. Aunque te aconsejamos que si te vas a meter con estos motores, lo mejor es que tengas un buen espacio de trabajo y tiempo para aprender y adquirir los conocimientos necesarios para su mantenimiento y montaje.

No son frágiles, pero necesitan especial atención a niveles de aceite y a la refrigeración además de la sustitución preventiva de ciertas piezas que debido a la fricción, se desgastan. Puedes encontrarlos por unos 3.000 euros con kits de reparación que aumentan hasta otros 2.000 euros como mínimo. Eso sí, la potencia, sensaciones y sonido de estos motores son una maravilla.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Mecánica, Coches japoneses, Nissan Skyline, Personalización