Mirar el autocierre del Koenigsegg CS850 es tan hipnótico como espectacular...

Koenigsegg CC850

Cuando tener uno de los 70 modelos no es suficiente. Cuando los hasta 1.400 CV se te quedan cortos... siempre queda el show. ¡Que viva el espectáculo!

Según Koenigsegg, el nuevo CC850 no ha llegado al mundo para superar los récords del Jesko o para establecer algún tipo de marca en cuanto a velocidades máximas. Para eso ya está el Jesko Attack de tres millones que, por cierto, ya hemos probado.

El CC850, según la propia Koenigsegg, ha nacido para hacer felices a sus afortunados y adinerados propietarios con "el máximo nivel de satisfacción y disfrute".

Afortunados, adinerados... y escasos, ya que solo se van a hacer 70 unidades de las que las primeras 50 anunciadas se reservaron en un abrir y cerrar de ojos. ¿Y el resto de mortales, qué hacemos? Bueno, tendremos que buscarnos otras fuentes de placer, como por ejemplo ver cómo se cierran las puertas y el capó del CC850 de manera automática...

Un deportivo manual, pero automático

Como recordarás, lo más llamativo de este superdeportivo no es que monte el V8 del Koenigsegg Jesko o que sea capaz de desarrollar 1.202 CV (1.405 si se utiliza gasolina y etanol E85), sino que utiliza una caja de cambios manual y automática a la vez.

Sigue el enlace si quieres saber más sobre cómo funciona la caja manual y automática del Koenigsegg CC850, aunque para los más perezosos dejaremos un dato: tiene seis marchas en modo manual, pero en modo automático sube a nueve. Milagros de la técnica... ¡y del espectáculo!

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Superdeportivos