Pasar al contenido principal

Vídeo: así suena el único 911 GT3 RS del mundo con caja manual

¿Era tan difícil, Porsche? Espera, parece que sí...

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Tranquilo todo el mundo, porque ni habéis leído mal el titular de este artículo ni yo he perdido completamente la cabeza: lo que vais a ver a continuación es el único 911 GT3 RS del mundo con caja manual. Sí, de la generación 991. Sí, se puede hacer. No, no es precisamente barato... ni fácil. ¿Quieres verlo en acción? Reproduce el siguiente vídeo:

 

 

Vídeo: un 911 GT3 contra un 911 R... ¿razón o corazón?

Vale, está claro que en monstruos como el 911 GT3 RS de nuestra prueba o el nuevo GT2 RS 2018 que ha sido presentado recientemente en el Festival de Goodwood -aquí tienes las fotos más curiosas que pude tomar allí- una transmisión automática puede ser siempre la opción más recomendable. Y no sólo por querer arañarle unas décimas preciosas a un cronómetro en un trazado como el de Nürburgring -¿conoces todos los datos del circuito?-, sino porque, sencillamente, resulta realmente complicado poder separar la mano de la palanca de cambios al apretar el acelerador hasta el fondo: no tendrás tiempo de soltarla antes de tener que volverla a usar para subir un hierro más. 

Hoy te traigo uno de esos casos que demuestran que todo se puede conseguir en esta vida si le pones el empeño suficiente. El empeño y la pasta, claro, porque para conseguir crear el único 911 GT3 RS del mundo con caja manual han tenido que cambiar de manos unos cuantos billetes. Concretamente 22.000 dólares -casi 20.000 euros- sólo para comprar una transmisión manual del 911 R. Sí, aunque en Porsche se empeñen en defender lo contrario, lo cierto es que los bloques del GT3 RS, el GT3 2017 y el R son iguales... salvo por ‘algunas diferencias’, según ellos. Ya. ¿Quieres escuchar su sonido? Aquí te dejo un vídeo rodado en México con este juguetito que tiene, ojo, sólo 1.500 kilómetros. 

 

 

Sé que te ha encantado la idea. Yo acabo de enviar este post a la marca para que vean de lo que somos capaces los dueños de sus espectaculares deportivos. ¿Por qué me miras así? Vale, yo tengo un 924 -uno de los Porsche que puedes comprar por menos de 20.000 euros-... pero soy igual de innovador que el propietario del único 911 GT3 RS del mundo con caja manual: llevo un ambientador de pino colgando del espejo que huele a fresa. Toma trampantojo, Chicote.

Lecturas recomendadas