Pasar al contenido principal

5+1 coches de película que aparecieron demasiado poco en pantalla

Quizá en las próximas entregas...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Hoy, nuestros amigos de Carthrottle querían llamar la atención sobre 6 coches de película que merecían más ‘cuota de pantalla’. Por supuesto, hay muchos, muchísimos ejemplos, pero éstos son los más hirientes, en opinión de la web americana.

El BMW 850i de ‘Heat’

Coches de película: BMW 850i (II)

El BMW E31 negro se ve en una escena muy corta, de unos dos segundos, en la que Robert de Niro habla por teléfono con John Voight. Es una pena que aparezca tan poco, pues se trata del coche perfecto para el papel de De Niro.

El Buick Blackhawk Concept de Bad Boys II

Coches de película: Buick Blackhawk Concept (II)

No muchos sabían que este prototipo existía antes de ver este filme, ¿verdad? Sale poco después del plano en el que Marcus cae accidentalmente bajo los efectos de las drogas. Todo ocurre por la noche, así que es complicado reconocer el vehículo, incluso aunque te consideres un experto en coches (pon a prueba a tu cuñado para echarte unas risas). El modelo misterioso, conducido por Will Smith, parece casi algo salido de un taller de tuning… pero en realidad es un concept único, el Buick Blackhawk, inspirado en el Roadmaster de 1948.

Lamborghini Gallardo de Mission: Impossible III

Coches de película: Lamborghini Gallardo (II)

Todos estamos de acuerdo en que el Lamborghini Gallardo era uno de los coches más bonitos que podías tener en 2006, así que resultó la elección adecuada para situarlo en los alrededores de la Ciudad del Vaticano. Lástima que el plan fuera hacerlo explotar, en lugar de protagonizar alguna persecución…

Porsche 911 Carrera de Fast&Furious 5

Coches de película: Porsche 911 Carrera (II)

Las 10 mejores películas de coches. Lo decimos nosotros.

Cierto, lo vas a ver con una pegatina en la que se lee GT3 RS, pero en realidad se trata de un 911 Carrera muuuuy modificado. Se supone que los protagonistas de esta entrega de Fast&Furious ganaron el vehículo en una carrera callejera ilegal (que no aparece en el filme, por cierto).

El BMW Z3 de GoldenEye

Coches de película: BMW Z3 (II)

Entre las escenas más entretenidas de las películas de 007 están aquellas en las que Q presenta a Bond su nuevo coche. El mejor ejemplo sería ‘GoldenEye’, donde conocemos todos los dispositivos que esconde el BMW Z3. Incluyen un radar, un paracaídas, un sistema de autodestrucción y, lo más importante, misiles tras los faros delanteros.

El Dodge Challenger SRT Hellcat de Baby Driver

Coches de película: Dodge Challenger Hellcat SRT (II)

A diferencia de los coches de película que acabas de ver en esta lista, el Dodge Challenger SRT Hellcat de Baby Driver sí se ve envuelto en una persecución. O algo así. Una de las más cortas que se han grabado nunca, teniendo en cuenta que esperábamos más de este modelo… dado que aparecía en cada póster del film.

Por cierto, una recomendación final: si te gustan los coches y el cine, echa un vistazo a IMCDB, que es como IMDB… pero enfocada a los vehículos que salen en la gran pantalla. Vas a pasar horas muy entretenido…

Lecturas recomendadas